diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Utilidad de los programas de ética en las organizaciones
Cuando se habla de institucionalización de la ética organizacional se hace referencia a los mecanismos objetivos mediante los que se trata de hacer efectivos los valores o principios éticos de una organización
Cuando se habla de institucionalización de la ética organizacional se hace referencia a los mecanismos objetivos (códigos, documentos formales, programas de formación, comités específicos, asesorías, procedimientos documentados de decisión, sistemas de gestión, etcétera), mediante los que se trata de hacer efectivos los valores o principios éticos de una organización.

La cultura organizacional es un factor crucial en el comportamiento de los individuos dentro de las organizaciones, y de modo significativo, influencia su comportamiento ético. La cultura definida como el conjunto de normas, valores y formas de pensar que caracteriza el comportamiento del personal en una organización, así como la propia imagen de la misma, juega un papel fundamental en el comportamiento responsable.

De acuerdo a la Real Academia Española, la organización es una “asociación de personas regulada por un conjunto de normas en función de determinados fines”. La identificación de los valores y principios que rigen la organización contribuye a la identificación corporativa de todos sus miembros, asegurando la responsabilidad compartida y la reducción de costes de coordinación.

El objetivo de la cultura organizacional es definir qué valores y normas son los que definen a la organización, delimitando espacios éticos de actuación libre y responsable. Sólo así se puede conseguir la capacidad de innovación que un mercado diferenciado y complejo exige.

Los valores influyen en la efectividad personal y organizacional, la satisfacción en el trabajo y la rotación del personal. De aquí, la importancia de la cultura organizacional (de los valores compartidos) para aumentar positivamente los factores que contribuyen a una mayor productividad, a recursos humanos más preparados y estables, así como a un mayor valor en la organización.

La percepción de los jefes como creíbles, está positiva y significativamente correlacionada con los niveles de compromiso con la organización, comprensión y apoyo de los valores organizacionales, y eficiencia personal. Y, por otra parte, esta percepción se correlaciona negativamente con el estrés en el trabajo.

Los valores sirven de guías en el trabajo diario, y permiten solucionar dilemas al abordar cuestiones problemáticas cuando los objetivos organizacionales no se establecen claramente, o en numerosas ocasiones en las que el decisor se enfrenta a objetivos incompatibles que deben ser tomados en consideración. La elección de alternativas se facilita y coordina con unos valores organizacionales claros.

Las actuaciones de los miembros de la organización se ven fuertemente condicionadas por el ambiente ético que forma parte de la cultura organizacional. Este ambiente ético o cultura ética va a influir poderosamente en la forma de actuar de la organización, con respecto a las organizaciones e individuos del entorno.

Se requiere el desarrollo de nuevos valores adaptados a los nuevos retos organizativos. La calidad total es un imperativo surgido del incremento de la competencia; la extensión de la calidad total, no sólo a una determinada área funcional, sino a toda la organización y a los diferentes procesos de toma de decisiones; y representa un cambio de mentalidad que debe orientar a la organización hacia el largo plazo, en vez de exclusivamente al corto plazo. La calidad total se entiende como la aplicación de los principios de la gestión de la calidad al conjunto de actividades y personas que conforman una organización, no sólo a la realización del producto o servicio que se entrega al cliente.

El sistema de gestión ética organizacional requiere el apoyo de la cultura organizacional y de la estructura de autoridad. La gestión de los valores organizacionales constituye una tarea básica de los directivos. El compromiso organizacional con los accionistas, la comunidad, los empleados y los proveedores, es percibido y juzgado, requiriendo unos valores comunes compartidos dentro de la organización.

Los valores de la organización tienen que ser claramente percibidos, compartidos y transmitidos a todos los niveles. Estos valores se integran y coordinan con una visión y una estrategia que sirven de guías a la organización en sus relaciones con un entorno turbulento y cambiante. Los valores organizacionales, igualmente deben ser compatibles con las exigencias éticas y del entorno.

Se hace imprescindible la adopción de valores, que sean compartidos y transmitidos a lo largo de la organización. Los valores, además de ser transmitidos a lo largo de la organización, pueden y en muchas ocasiones deben ser transmitidos al exterior para mejorar las relaciones con los agentes externos. Unos valores éticos y compatibles con las exigencias de los grupos externos sirven de ventaja competitiva.

Los valores sirven de pautas de comportamiento, lo que ayuda en la toma de decisiones, reduce el estrés y sirve de elemento motivador cuando los valores son compartidos, internalizados y están de acuerdo con las exigencias de los miembros de la organización. Además, los valores compartidos por un conjunto organizacional pueden servir eficazmente para reducir costes y mejorar la competitividad, constituyendo una fuente de ventaja competitiva. Pero, por otra parte, los valores pueden crear situaciones de conflicto, tal es el caso, cuando los empleados no comparten o internalizan dichos valores. Esto es especialmente significativo en el caso de empresas multinacionales que mantienen sus códigos de conducta, sus valores, cuando se trasladan a regiones o países que no comparten dichos valores.

Los valores de las organizaciones y sus actuaciones van a depender en gran medida de los valores imperantes en la sociedad en la que se encuentran. Se precisa una integración de los valores éticos y las responsabilidades de la organización con los diversos grupos de participantes afectados por sus actuaciones.
@CathydeOliveira


Otros artículos

Apatía en la elección presidencial en Nicaragua

Argentina: ¿una economía agroexportadora?

¿Asamblea Nacional Constituyente?

Beneficios que reporta la comunicación a las organizaciones

Brasil y su política de promoción industrial y de exportaciones

Consenso

Crecimiento económico y desarrollo tecnológico

Crecimiento económico y desarrollo tecnológico

Declaración sociolaboral del Mercosur

Desgaste y desviación de los regímenes presidenciales

DICTADURA

El Consumo y la Participación política en la sociedad de masas

El gasto militar en el mundo

Facilidad para hacer negocios

Gobernabilidad

Inversión extranjera en integración económica

La economía: ¿Un fenómeno político o politizado?

La ética y la profesión

La gobernabilidad en la Venezuela actual

La movilización en la renovación de los partidos políticos

La planificación en las organizaciones

La política agrícola común de la Unión Europea

La política: ¿Arte o ciencia?

La presidencia pro tempore del Mercosur

Las emociones en la toma de decisiones y la calidad de vida laboral

La socialización en la validación de los partidos políticos

La teoría de la abstinencia de senior

La teoría de la población de Malthus

La trampa del populismo

Liderazgo transformacional

Liderazgo vs autoritarismo

Los sistemas económicos

Mercosur: orígenes e integración

Mercosur: ¿un mercado común?

Mercosur y su regla de defensa de la competencia

Movilidad social en Venezuela

Parlamentarismo de excelencia: el británico

Parlamentarismo y democracia

Persecución en Myanmar

Política de promoción de exportaciones del Mercosur

Políticas de promoción de exportaciones

Políticas de promoción de exportaciones no tradicionales

¿Por qué fracasan las políticas?

Principales socios comerciales de Venezuela

Producción de gas y petróleo de Argentina

Protocolo para la solución de controversias en el Mercosur

Requisitos para una política de promoción de exportaciones

Responsabilidad medioambiental y acuerdo en Mercosur

RSE: ¿estrategia para elevar rentabilidad de empresas?

Tratado de Libre Comercio de América del norte vs. proteccionismo

Un giro necesario hacia el parlamentarismo

Utilidad de los programas de ética en las organizaciones

Venezuela y las políticas de promoción de exportaciones