diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
¿Cómo le afectan las reservas internacionales?
Un concepto muy en boga últimamente es el de las reservas internacionales. Aunque para el hombre de a pie, podría resultar por demás abstracto y destinado al análisis de encumbrados economistas y financistas, el tema afectan nuestra realidad cotidiana en forma por demás significativa.
El conocer con claridad el concepto y comprender los efectos de estas reservas y de sus movimientos, sobre nuestro patrimonio personal y familiar, nos ayudará a tomar las decisiones más adecuadas y evitar dentro de lo posible, que el fruto de nuestro esfuerzo se esfume debido a los manejos que puedan hacer de estas, los responsables de las políticas económicas y financieras del país.

Para comprender el concepto, vamos a la definición que de este hace el Banco Central de Venezuela (BCV), la institución responsable de la política monetaria del país define reservas internacionales como sigue: "Son los recursos financieros en divisas con los cuales cuenta un país para garantizar los pagos de los bienes que importa y el servicio de la deuda, así como para estabilizar la moneda". 

Luego continúa la misma fuente y refiere: "Las reservas internacionales de Venezuela que administra el BCV provienen fundamentalmente de las exportaciones petroleras que realiza Pdvsa. Cuando Pdvsa comercializa petróleo recibe divisas, las cuales vende al BCV a cambio de bolívares. Luego, Pdvsa paga sus impuestos, regalías y utilidades y traspasa esos bolívares al Gobierno nacional. De esta forma es que el BCV crea los bolívares que circulan en la economía y cuyo respaldo son las reservas internacionales". En esta última frase notamos una diferencia con lo que podría ocurrir en cualquier otro país del mundo, mientras que en los demás Estados las divisas vienen de diversas fuentes de exportaciones, en Venezuela la fuente fundamental es Pdvsa, eso si bien no descarta que otros puedan exportar y producirle al país divisas, pasa a segundo plano y en consecuencia le da poca relevancia al esfuerzo productivo exportador que pueda realizar cualquiera que se oriente a producir y comercializar en los mercados externos. Sin ir muy lejos, países como Brasil, México, Perú, Chile o Colombia, tienen una cartera de exportaciones sumamente diversificada que alimenta en forma constante las reservas internacionales de dichos países. Otros problema es que existen tres riesgos derivados del hecho de tener un proveedor fundamental de divisas, el primero es el volumen y la capacidad exportadora de este, el segundo el nivel de precios de lo que Pdvsa exporta, si las cotizaciones del petróleo son bajas, estas tendrán su efecto en las reservas, y en tercer lugar, la calidad de la gestión administrativa y financiera de Pdvsa. En palabras sencillas, el sistema de por si pone en segundo plano cualquier esfuerzo exportador y concentra el riesgo en Pdvsa, cuando a sabiendas de la relevancia de las reservas internacionales, la política del Estado debería más bien orientarse hacia el fortalecimiento constante de la economía y de las reservas en consecuencia.

Visto desde otro ángulo, en un país mono exportador y con gran dependencia de las importaciones de materias primas, insumos y maquinarias para el sostenimiento de su economía. Donde además el Estado que muestra un constante déficit, realiza en forma crónica inyecciones masivas de dinero al torrente monetario, las reservas internacionales pasan a tener un rol más que fundamental en la estabilidad de la moneda. Si el crecimiento de las reservas es inferior al del circulante monetario, la consecuencia a la larga será el debilitamiento de la moneda y seguramente un ajuste hacia abajo del valor del signo monetario nacional, en una palabra, una devaluación. Si además, las reservas bajan mientras el torrente monetario se mantiene en aumento, el resultado puede ser de características catastróficas. De hecho, en los últimos 15 años, el precio oficial del dólar en Venezuela, se ha multiplicado por 12, sin contar con las profundas restricciones que tiene el venezolano de a pie para acceder a la adquisición de dólares.

Adicionalmente, la debilidad en las reservas internacionales tiene un efecto sobre su patrimonio personal que usted quizás ni siquiera sospeche y vamos a enumerar algunos:

1- Merma el valor en moneda fuerte de sus activos localizados en Venezuela.

2-
Hace que su salario sea risible en términos de divisas, además, merma constantemente su valor.

3- Limita el acceso al crédito internacional del país, al aumentar la percepción de riesgo por parte de posibles acreedores. En consecuencia sube los intereses a posibles proyectos en áreas como la infraestructura o la producción de bienes y servicios, haciéndolos inviables y limitando el acceso de la población a los beneficios de dichos proyectos y en consecuencia empobreciéndola.

4- Disminuye la voluntad de invertir en Venezuela por parte de posibles interesados, afectando a futuro el empleo y las posibilidades de creación de valor en el país, la transferencia tecnológica, el fortalecimiento del tejido empresarial y el aumento en los niveles de productividad. Es decir, la debilidad en las reservas termina por limitar la posibilidad de prosperar de muchos venezolanos.

5- Le quita margen de maniobra al Estado a la hora de proteger al ciudadano de la inflación a través de la venta de divisas destinadas a la importación de bienes escasos y cuyos precios podrían estar en alza.

Las reservas internacionales que maneja el BCV, le afectan de manera radical, de ahí que si usted desea defenderse, debe estar muy al tanto del comportamiento de dicho indicador. La mala noticia es que en lo que va de año, han mermado en más de un 25 % y el circulante monetario (m2) ha crecido otro tanto. Las últimas cifras disponibles al momento muestran un monto en el entorno de los $22 millardos, mientras el circulante monetario (m2) supera los Bs. 900 millardos.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos