diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Cochino dinero
¡Haga muchas preguntas! Sí, una persona realmente madura e inteligente es aquella que reconoce que no lo sabe todo.
Si lo que deseamos es iniciar una actividad lo suficientemente rentable, debemos tener muy en cuenta si el negocio funciona o podrá funcionar en el futuro. Uno de los principales errores que comenten quienes se inician en un negocio es ignorar el mercado. Finalmente, el mercado es el que manda y si no hay interés y demanda por el producto o servicio que usted ofrezca, el camino al fracaso es inmensamente corto.

Entonces, ¿qué le queda hacer? Sencillamente, analizar en detalle la realidad, buscar información, analizar los niveles de rentabilidad de los distintos ramos de negocios, caminar bastante, observar el comportamiento de las personas, buscar respuestas a preguntas tales cómo:

¿Qué compran o consumen las personas? ¿Dónde compran? ¿Por qué lo adquieren? ¿Seguirán consumiendo lo mismo? ¿Los márgenes dan ganancias adecuadas?
Las respuestas a estas preguntas podrán ser de muchísima utilidad a la hora de seleccionar una actividad rentable.
En consecuencia, el paso que debe dar ahora, en su camino hacia la obtención de ingresos, es el de observar detalladamente su entorno, visitar comercios y empresas, percibir minuciosamente la actividad comercial, preguntar, detectar fallas, cosas que se podrían hacer mejor, conversar con clientes y comerciantes. Todo esto le ayudará a descubrir actividades que funcionen a pesar de cualquier crisis o quizás gracias o debido a una crisis.

Una vez que logre detectar algunas actividades comerciales que funcionan o que podrían funcionar viene otra pregunta realmente vital: ¿por qué funciona o funcionará la operación que preseleccionó?

Pongamos los pies en la tierra, todo tiene su razón, su causa, si el éxito de la actividad no tiene causa aparente... ¡CUIDADO! Es posible que no sea un negocio estable y que responda únicamente a una tendencia pasajera o que simplemente usted está sobrestimando las potencialidades de la actividad.

Entonces piense un poco, póngase en los zapatos del cliente que demanda determinado bien o servicio y entienda sus razones. Definitivamente, cada persona es un mundo; las razones para consumir un bien o utilizar un servicio pueden ser múltiples: comodidad, prestigio, rapidez, calidad, seguridad, ubicación, facilidad, precio. Le toca, entonces, identificar una o varias de esas causas para responder a la pregunta. Si las razones tienen sentido, vamos por la ruta correcta.

Pero las cosas no quedan ahí, faltan dos preguntas que quizás sean vitales en detectar las oportunidades de negocio: ¿seguirá funcionando la actividad que preseleccionó?
Sin duda hay que tener muchísimo cuidado en seleccionar actividades que puedan permanecer en el tiempo. Si no, lo que es pan para hoy, podría ser hambre para mañana. En nuestro mundo, donde la única constante es el cambio, existen múltiples actividades que pudieron haber sido buenos negocios y que, lenta o a veces hasta en forma repentina, dejaron de ser rentables o sencillamente dejaron de funcionar.

Para muestra, actividades tales como el dibujo técnico, las agencias de viaje y el revelado fotográfico, han sido remplazadas por el cambio tecnológico. Otros negocios han sido aplastados por las modas. Ciertas zonas comerciales pueden ser afectadas por procesos de decadencia urbana.

Todos estos factores acaban con negocios que en principio son rentables, pero que pueden terminar causando pérdidas. A usted le toca entonces determinar cuáles son los elementos que podrían hacer que su servicio o producto deje de funcionar en el corto plazo; en otras palabras, si está amenazado por factores de cambio tales como tecnología, hábitos o zona.

Si su actividad ha llegado hasta este punto, ahora viene la pregunta final en este proceso de decantación: ¿por cuánto tiempo? Aun teniendo una actividad que funciona y que probablemente seguirá funcionando, siempre hay que estimar el período de tiempo durante el cual la actividad continuará siendo rentable. Esta estimación tiene por objetivo determinar si el tiempo de funcionamiento alcanzará para que usted recupere la inversión en recursos que ha dedicado al negocio.

¿Cómo medir ese tiempo? Definitivamente la tarea no es sencilla, pero tampoco es imposible. Algunas formas de estimar tiempo son:

1 ¿Cuánto duran los negocios o servicios similares en el mercado?
Una discoteca o un restaurante, en muchos casos, duran bastante poco tiempo en el mercado. Otros negocios, como panaderías o tiendas de comida, resisten más. Haga una evaluación con negocios comparables al suyo y siempre vea si al menos recupera su inversión en un escenario desfavorable.

2 ¿Cuánto tardarán los competidores en copiar su idea?
Es posible que su idea, al salir al mercado, sea única o muy poco común y esto la hará sumamente rentable; sin embargo, no hay grandes barreras a la entrada o dificultades para copiar o hacer algo muy parecido a lo que usted hará. Recuerde entonces que si entran competidores, a lo mejor su negocio no será ya tan rentable. Trate de averiguar entonces cuánto tardarán en copiarlo y vuelva a evaluar su negocio con otros competidores en la plaza.

3 ¿Depende su negocio de una moda o tecnología nueva?
En ese caso tenga cuidado y estime un período de vida bastante corto; es decir, trate de sacar el dinero que usted colocó lo antes posible para evitar pérdidas.

4 ¿Depende su actividad de medidas de protección aduanal, subsidio, política estatal?
Recuerde que si hay un cambio en la política, las cosas no serán como antes y lo que daba ganancias podría darle pérdidas.
¡Haga muchas preguntas! Sí, una persona realmente madura e inteligente es aquella que reconoce que no lo sabe todo.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos