diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Cómo navegar en la tormenta perfecta
Si en algo han fallado los gobiernos y expertos, ha sido en engañar al mercado. Finalmente, las fuerzas de la oferta y de la demanda terminan fijando los precios.
Ante los múltiples desequilibrios que experimenta nuestra economía y la profunda crisis que se vive en cuanto a lo que algunos economistas han descrito como estancamiento con escasez e inflación, y que aquí preferimos denominar como la tormenta perfecta, queremos ofrecer hoy algunas recomendaciones acerca de cómo tomar decisiones en tiempos de incertidumbre.

Sea incrédulo

Nuestra recomendación inicial para todos los lectores es sencilla, y quizás no tenga tanto que ver con el tema económico, pues se trata más de una actitud que de una posición.  Por eso, le invitamos a ser escéptico; es decir, no creer a pie juntillas en ninguno de los análisis económicos que nos presentan los expertos que aparecen en los medios de información. Le tocará, entonces, extraer con pinzas lo real y lo consistente que digan los analistas. Más que tomar en consideración lo que se pronostica, escuche las bases que llevan al experto a opinar y analice si, efectivamente, se trata de elementos constatables y reales.

Elimine las cargas de idealismo


Por más que usted mantenga una posición ideológica, le invitamos a hacer un análisis pragmático de la situación que le rodea. Quítese velos como los enfoques individualistas o colectivistas, autoritarios o libertarios.

Escuche y analice opiniones de personas que no necesariamente piensan igual que usted con criterios objetivos. Más que verlos con incredulidad, determine qué tan verosímiles pueden ser los pensamientos de quienes se oponen a su visión del mundo. Tampoco crea en todo lo que dicen quienes ven el mundo de manera parecida a usted, pues estaría reduciendo y limitando su perspectiva. Le invitamos a desvestirse de idealismos y a ser pragmático en sus análisis.

Las cosas cuestanlo que marca el mercado

Si en algo  han fallado los gobiernos y expertos ha sido en engañar o en forzar al mercado. Finalmente, las fuerzas de la oferta y de la demanda terminan fijando los precios y lo hacen de la forma más dura para la generalidad de las personas.  Es así como su tarea ante la tormenta perfecta en que vivimos es la de mantenerse informado,  analizar con claridad la formación de los precios, determinar si el valor de un bien o de un servicio tiene que ver con su condición real de mercado o si es consecuencia de regulaciones y controles que, tarde o temprano, dejarán de ser viables. De ser así, anticípese a tomar decisiones antes de que el mercado haga su trabajo y el bien o servicio ajuste su precio o desaparezca. En general, la buena información no se obtiene de fuentes a las cuales el acceso es público, así que haga su trabajo: busque fuentes de información que otras personas no usan, trate de acceder directamente a datos de primera mano, ubique información en el exterior, en mercados globales y analice a conciencia la veracidad y confiabilidad de tales datos.

Cualquier opinión tiene una carga de interés

En los medios de comunicación sobran los opinadores  de oficio y las personas cuyo trabajo es el de crear matrices de opinión. Así que cuídese de tomar decisiones con base en posturas interesadas. Cuando prenda su televisor o radio, cuando lea la prensa escrita o visite páginas de Internet y observe predicciones sobre el comportamiento del precio de cualquier bien o servicio, de una futura escasez, indague un poco más y averigüe a quién representa esa persona o medio que está opinando, a quién ha representado en el pasado o a quién podría representar.
Así podrá determinar qué sesgo podría tener.

Cuidado con los datos

Tenemos la cultura del dato, del amigo o del vendedor de turno que nos dirá la frase mágica: "Eso se pone en dos veces lo que cuesta ahora", "Cómpralo que después no llega más". Su deber es el de analizar los datos al tamiz de la realidad, no sobreactuar, tampoco obviarlos; más bien debe ver su sustentabilidad. Por ejemplo, si el producto ya subió y se encuentra por encima de los precios internacionales, el "dato" que usted recibe podría tener una intención meramente especulativa.

Aterrice sus análisis en la realidad y en información confiable

Amigo lector:  las fuentes de información confiables no solamente son cada vez más escasas, sino que se encuentran apabulladas por numerosos medios interesados. Es así como precios que prevalecen en el exterior, datos de exportaciones e importaciones venezolanas publicadas por institutos de estadística de países con organismos independientes, análisis de revistas y publicaciones internacionales de prestigio, pueden ser fuentes más confiables para evaluar la verdadera situación de la economía del país, que la generada por medios de comunicación locales interesados en que la gente tome decisiones en uno o en otro sentido.

Evalúe situaciones similares

El verificar situaciones históricas similares de profundos ajustes en la economía nos pueden dar luces sobre lo que podrá ocurrir en un futuro cercano. Quizás una muy valiosa información pueda sacarse de hemerotecas de años como 1983, 1989, 1997 o quizás 2003, períodos donde los desequilibrios macroeconómicos terminaron en profundos ajustes que el actual gobierno quizás no haya tomado por completo. De esa manera, podría analizar los efectos futuros de los verdaderos ajustes  cuando  no quede más remedio que aplicarlos. El comportamiento de los volúmenes de transacciones, del precio de los inmuebles, de los vehículos, de bienes durables y de bienes de consumo en esos tiempos, podrían darnos luces y guías sobre lo que estaría por ocurrir en un futuro más o menos cercano. O quizás el comportamiento de otras economías de corte socialista en momentos en que las decisiones no se tomaron o se postergaron demasiado, como la de Polonia de fines de la década del 70 o   de la Urss de mediados de la década del 70, pueda ser indicativo de lo que aquí está ocurriendo.

Saque sus propias conclusiones

Nuestra recomendación final es la de que usted, y nadie más que usted, es la persona mejor capacitada para actuar y decidir qué hacer con su dinero, qué riesgos tomar, cómo salvaguardar su capital o cómo apostar a la ocurrencia de determinado evento. Los analistas, en general, traen opiniones, analizan parte del panorama, brindan visiones. Sin embargo, la decisión de verificar, corroborar, comprender y analizar cómo lo que podría pasar le va a afectar a usted, es suya. Lo que pueda extraer de la actual y compleja coyuntura, solo vendrá de usted.

_________________

Tomar decisiones en incertidumbre

Mucho se habla de la complicada situación financiera que se vive en el país, reservas internacionales mermadas, incremento de la masa monetaria, escasez, inflación y recesión.El día de hoy, más que señalar los problemas económicos del país, deseamos hablar acerca de cómo tomar decisiones ante situaciones de inestabilidad y de incertidumbre.

Más que criticar

políticas o predecir el futuro, hoy queremos brindarles a nuestros queridos lectores  una serie de recomendaciones sobre cómo entender y enfocarse ante la avalancha de informaciones, muchas de ellas negativas, que inundan
el devenir nacional.

Recuerde que en estos momentos, las malas decisiones podrían afectar en forma severa su patrimonio, mientras que tomar el camino acertado quizás signifique su futura estabilidad financiera. Usted toma la decisión.


Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos