diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
En busca de oportunidades
Las personas ven la superficie, ven la fama y la fortuna, cuando ciertas actividades quizás menos fulgurantes pero necesarias resultan mucho más rentables y útiles para la gente
A la hora de decidirse por una actividad rentable o potencialmente rentable, es sobremanera importante el hacerse unas cuantas preguntas, las cuales podrían resultar algo incómodas para las personas excesivamente enamoradas de un negocio o actividad. Lamentablemente, las preguntas serán cruciales a la hora de que su negocio comience a funcionar. Antes de hacer camino al andar, como el caminante del poema de Antonio Machado, y de vivir golpe a golpe y verso a verso, es mejor tratar de prepararse y de hacer transitable ese camino.

1 Evalúe actividades que no necesariamente sean las más atractivas. Existen actividades que mucha gente quiere hacer y otras que por no tener el mismo nivel de prestigio, fama o notoriedad, no resultan tan atractivas.
Por ejemplo, ¿cuántas muchachas jóvenes desean convertirse en actrices famosas? y ¿cuántas realmente lo logran? Pero, por otro lado, hay especialidades dentro del mismo sector artístico en las que escasean las personas con capacidades y talento, como editores, guionistas, productores.
Igual pasa en algunos deportes, ¿cuántas personas llegan a ser centro delanteros en el fútbol o lanzadores abridores en el béisbol? y ¿gente dispuesta a serlo? En cambio ¿cuántas buenas escuelas hay para entrenar a los futuros prospectos?

A veces, el patito feo puede convertirse en un cisne si se hace en forma profesional y con gran calidad. Existen muchas personas que olvidándose del glamour fueron capaces de concebir un negocio con servicios de calidad a precios dignos. Quizás montar un restaurante de renombre sea mucho más exquisito, pero un lugar con un buen equilibrio precio-calidad puede terminar siendo muchísimo más rentable.

Hace unos cuantos años la moda para los jóvenes profesionales en las áreas administrativas era dedicarse a la banca de inversión. Resulta que muy pocos realmente llegaron a posiciones relevantes. Por otra parte, muchos profesionales que se anotaron en actividades tales como la implantación de sistemas de información, la optimización de procesos operativos, el crédito o los seguros, crecieron mucho más profesionalmente.

Igual pasó con las empresas en Internet. La moda a fines de la década del 90 era montar una .com y ¿ en qué terminó la gran mayoría? En la quiebra. Por otro lado, ¿cómo les fue a quienes se dedicaron a actividades un poco más tradicionales, pero que traían al mundo de la web a empresas ya exitosas en sus áreas habituales? Lo más glamoroso era tener una .com, lo menos glamoroso era desarrollar una empresa tradicional, sin embargo, la mayor demanda de profesionales ocurrió precisamente en ese sector. Muchas .com cerraron y resultaron en fracaso profesional para muchos jóvenes talentosos.

Existen actividades que no son tan estimadas, pero que pueden ser sumamente exitosas y rentables. Las personas ven la superficie, ven la fama y la fortuna, y quizás, su fama y su fortuna estén en desempeñarse en algún negocio al cual otros temen o subestiman. Posiblemente su alternativa sea evaluar actividades quizás no tan de moda, posiblemente no tan fulgurantes, pero necesarias y sumamente útiles para mucha gente.

Recuerde también que empezar en una actividad no necesariamente representa ser independiente en ella. Una forma de comenzar, quizás no tan glamorosa, es empleándose en una empresa donde usted pueda aprender las destrezas necesarias para luego ser independiente. Así, alguien que no es usted pagará por su aprendizaje... Tremendo negocio, ¿verdad? Recuerde, Bill Gates aprendió sobre computación en la IBM.

2 Escuche las quejas y présteles atención, ellas encierran oportunidades. Así es, de las quejas salen las oportunidades: algún producto que haga falta, un servicio mal dado, una decepción comentada por alguien, algo que no esté completo, la dificultad de obtener algo, más que pesimismo deben darle a usted muchos ánimos. Una queja es definitivamente una oportunidad para quien sabe aprovecharla. Puede ser el origen de muchos negocios, de productos, de servicios inexistentes.

Recuerde, en una sociedad en constante cambio, surgen nuevas oportunidades de lo que antes no existía, por eso es que al surgir quejas de bienes y servicios que ya existen, pueden generarse futuros negocios.

Un amigo, quejándose de la inexistencia de lugares donde almorzar en su nuevo lugar de trabajo, puede ser la oportunidad para un servicio de catering o un establecimiento.

Una queja por un mal servicio de transporte puede ser la oportunidad de comenzar a competir en ese sector. La falta de ropa en algunas tallas o para algunas personas, a lo mejor, resulta en el inicio de un negocio sumamente rentable en el sector de la confección.

Es necesario tomar en consideración que muchas actividades rentables se originan de sectores no cubiertos por lo que el mercado ofrece, entonces, no se trata de copiar una idea, o de poner una tienda más de algo que ya existe. Se trata de analizar en detalle cuáles son las carencias; en ellas hay muchas buenas oportunidades. Eso sí, no hay que imaginar falsas carencias; deben venir de una queja legítima de alguien que efectivamente tenga la necesidad del bien o del servicio, que esté dispuesto y sea capaz de pagar en forma adecuada por este y que además no sea el único que lo vaya a requerir.

Hace falta un grupo lo suficientemente importante de personas para que la actividad comercial sea rentable.

Entonces, manos a la obra, a patear la calle si es que desea conseguir alguna actividad porque su fuente de ingresos ha caído o porque simplemente quiere diversificar un poco. Recuerde que no es sencillo, pero muchas personas lo han logrado y usted posiblemente tiene todas las facultades para tener éxito. Las oportunidades están ahí quizás a la vuelta de la esquina.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos