diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión
Vivir desprovistos de opciones de esparcimiento no puede ser un plan para nadie. Sin calidad de vida, todo el dinero que podamos tener se convierte en sal y agua.
Puede que esta columna hagamos bastante énfasis en el tema del dinero, del trabajo, del ahorro y de la inversión. Sin embargo, no podemos obviar elementos que son de vital importancia en nuestra vida y claro, el tema del disfrute es de singular relevancia. 

Vivir desprovistos de alternativas de esparcimiento no puede ser un plan para nadie, estaríamos en ese caso altamente comprometidos desde el punto de vista psicológico y las consecuencias serían claramente devastadoras. 

Luego, debemos buscarnos formas de diversión sanas, de calidad, que podamos costear y que nos puedan sacar de la rutina. Alternativas de distracción que nos hagan sentir satisfechos y contentos. 

Esto, definitivamente, no es sencillo, pero son metas que debemos tener claras. Sin calidad de vida, todo el dinero que podamos tener, se convierte en sal y agua. Si trabajamos demasiadas horas a la semana, en algo que no nos motive, para que luego nuestra diversión termine siendo algo absolutamente monótono lo más seguro es que no terminemos bien.

En consecuencia, surge una palabra que podría ser el gran secreto en el tema de la calidad de vida frente a los temas de trabajo y de actividades de entretenimiento y la palabra es equilibrio.

En realidad, no hay un solo equilibrio, hay muchos, podemos ganar muy poco, pero hacer exactamente lo que nos guste todo el tiempo. Podemos ganar muchísimo y dedicarnos a actividades absolutamente fastidiosas. El tema es reconocer qué es lo relevante para nosotros y qué es lo que estamos dispuestos a sacrificar a cambio de otra cosa.

Posiblemente la forma de hacerlo es tratando de entender bien lo que nos gusta y lo que no nos gusta y de darle un valor positivo a lo que nos gusta y negativo a lo que no. Para luego buscar la forma de encontrar el máximo valor. El factor tiempo comienza a cobrar entonces un lugar relevante, y para entrar en el equilibrio deseado también deberíamos tomar en consideración una agenda y el uso que le vamos a dar a nuestro tiempo.

No viaje con el gusto de los demás

Si algún vecino que no le cae bien decide visitar un lugar determinado lo último que usted debe hacer es tomar eso como una afrenta o reto. Es decir, el buen o el mal gusto de quien vive cerca de usted no debe influir en lo más mínimo sobre su sitio de destino. Una grave enfermedad en muchas sociedades es el afán de medir la riqueza por los íconos o símbolos que representan gastos importantes; competimos en gastar pero no en ser felices. Es así como resulta por demás estúpido el envidiar o el imitar. Lo relevante es saber de sus verdaderos gustos y seleccionar los lugares y planes que vayan en esa dirección. Si a usted le gusta la montaña, escoja el destino que más va con sus gustos, pero no se vaya a la playa porque eso fue lo que hizo otra persona. Nada más se pondría en evidencia una gran falta de personalidad.

Planificando las vacaciones

Planificar unas vacaciones implica un esfuerzo importante, lo vital es comenzar con la suficiente anticipación, no cuando ya están encima. Si se planifica con anticipación, los costos bajarán de manera radical, se aprovecharán los mejores hoteles, pasajes económicos, se logrará garantizar las vacaciones aun cuando los cupos sean limitados.

El primer paso en el proceso de planificar unas vacaciones es decidirse por un destino; luego, buscar las mejores ofertas en pasajes: indague todas las posibles alternativas para llegar a su destino, no se quede con una sola oferta, acceda a varios sitios webs, los de las agencias de viaje y líneas aéreas, pida cotización con su agente de viajes, solicítele que si consigue alguna oferta temporal, la aproveche. Otra recomendación es la flexibilidad respecto a fechas, horarios y escalas 
intermedias; puede que haciendo escala en una u otra ciudad, los costos de los pasajes bajen a la mitad. 

Una vez seleccionado el destino y cómo llegará al lugar, seleccione su plan de hospedaje y paseos. En hotelería existen distintas páginas que pueden abaratar considerablemente los costos, mi sugerencia si tiene disponibilidad de divisas por internet es la página www.hotwire.com; si su destino es Europa la página de www.booking.com es por demás una muy buena alternativa. 

Por lo general, hay sites locales que le ofrecerán hoteles, pero cuidado, los precios pueden ser elevadísimos, sobre todo por el tema del control de cambios y la limitación al acceso de divisas. Si sus vacaciones son en el país, quizás la alternativa de llamar por teléfono directamente a los hoteles pueda ser la adecuada.

Pero si usted no conoce o no se sentiría seguro estando por su cuenta en el lugar adonde desea viajar, puede que un paseo organizado pueda ser su mejor alternativa. Eso sí compare, no se quede con una sola alternativa, busque varias y contraste, inclusive, cuánto podría costarle preparar el programa por su cuenta respecto del precio de un paquete turístico. Es claro que todo dependerá de su conocimiento del lugar, su capacidad de orientación y su afán de aventura.

Otro tema a evaluar es el de las comidas en los lugares de destino. Por lo general, los paseos en los que se incluyen las comidas lo amarrarán bastante, pero por otra parte, le darán la seguridad de alimentos probablemente un tanto más adaptados a sus costumbres. 

Al final, lo relevante es decidir por lo que considere que le puede satisfacer más.

Como consideración final, le recomendamos que es preferible sacar las cuentas antes y no en el lugar de destino, presupuestar en forma generosa y cuando llegue a su sitio soñado, dedíquese a disfrutar y a vivir y no se limite tanto.

Finalmente, deje siempre algo de dinero para eventualidades y cubra las contingencias con seguros, infórmese en detalle si sus pasajes y/o medios de pago le ofrecen seguros y de qué tipo, si la cobertura no le satisface, quizás lo mejor será pagar pólizas para viajar seguro.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos