diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Genere valor optimizando su negocio /II
Trabaje con el personal que necesite. Esta frase se observa sencilla, más no lo es. El manejo del recurso humano, siempre es un asunto delicado.
En los inicios de una actividad productiva, el uso de personal es bastante limitado; quizás lo conveniente sea contratar personal poco adiestrado o que trabaje por tiempo bastante limitado. 

Lo ideal en cuanto al manejo de personal, es tener el recurso justo y el más eficiente en cuanto a la capacidad de brindarle el servicio que usted necesita. Si una persona está dispuesta a trabajar por muy poco, pero no tiene las destrezas que usted necesita, quizás no valga la pena contratarlo; igual pasa con el personal sobrecalificado. 

Una persona que esté sobrecalificada para una posición seguramente se va a marchar apenas consiga una mejor oferta y en el mejor de los casos tendrá bajos niveles de motivación.

Definitivamente, la selección de personal es un arte y quizás le convenga asesorarse con expertos. Tenga presente que lo fundamental no es para nada pagar poco y obtener mucho. 

Estamos hablando de seres humanos con sueños, sentimientos, intereses y necesidades, quizás parecidos a los suyos. En consecuencia, es necesario mantenerlos motivados, permitirles crecer y seguramente hacerlos parte de su éxito. 

Buenas expectativas, apropiadamente fundamentadas y seriamente ofrecidas por parte suya, pueden ser el origen de una relación excelente con el personal que usted necesitará para su negocio.

Publicidad

El uso de medios de difusión es en la práctica obligatorio para poder darse a conocer. Sin embargo, al igual que en todos los gastos que usted haga, el obtener el máximo beneficio con el mínimo costo, debe ser su bandera.

A la hora de decidir sobre cómo usar sus recursos destinados a publicidad, comience por ponerse en los pies de sus potenciales clientes. Trate de averiguar respuestas idóneas para las siguientes preguntas: ¿cuál es la publicidad que ellos leen? ¿En qué se fijan? ¿Qué hacen con el material que reciben?

Recuerde algo: la difusión indiscriminada de material o mensajes sin destino claro, puede ser contraproducente. Más bien usted debe pensar en usar los medios de los que disponga para que los posibles clientes, efectivamente, sepan lo que usted ofrece.

Si, por ejemplo, sus clientes son parejas jóvenes, averigüe los lugares que frecuentan y sus estilos de vida y consiga hacerles llegar la información a esos lugares, los medios que leen, ven, escuchan o por los cuales navegan.

El mercadeo contemporáneo para empresas pequeñas y medianas, se parece mucho más a un tratamiento médico quirúrgico, muy preciso y directo que a la divulgación masiva de una idea.

Usted deberá darle el uso más óptimo posible a los medios publicitarios para así conseguir dos objetivos:

1 Que los que sepan de usted puedan con bastante certidumbre necesitarlo, y

2 Los que lo necesiten, efectivamente puedan saber de usted.

En cuanto al uso de los medios, puede ser adecuado presentar la información que usted brinde de manera que su potencial cliente no la deseche, es decir, que le vea alguna utilidad a lo que reciba; quizás un calendario, un bolígrafo, una lista de teléfonos de utilidad, puedan ser medios publicitarios efectivos. Igualmente, publicitarse en algún espacio con contenido de interés para su clientela, es lo adecuado a la hora de darse a conocer.

Finalmente, es necesario observar que cualquier gasto en publicidad debe considerarse como una inversión; es decir, debe haber fuertes expectativas, más temprano que tarde, de recuperar el dinero utilizado.

En consecuencia, quizás sea bastante útil tener mecanismos que puedan comprobar la razón por la cual vino el cliente, su ubicación, determinada propaganda o material. Gracias a ese conocimiento, usted podrá darle cada vez un uso más óptimo a los medios de difusión que esgrima.

Servicios: electricidad, teléfono, gas, agua, transporte, correos

Los servicios públicos pueden ser tanto una excelente herramienta para ofrecer bienes y servicios, como un costo que potencialmente puede absorber una porción importante de sus ganancias. Todo dependerá de su capacidad de darle su uso óptimo.

En primer lugar, sea detallista; es decir, no excluya ningún posible costo por servicios, no olvide que autoridades y empresas de servicios siempre buscarán obtener lo máximo posible de usted y que llegará el momento en el cual no se pueda evitar el tener que hacer frente al costo de los servicios.

En segundo lugar, para los servicios que usted estime que utilizará, trate de ver si hay alternativa; es decir, si le sale más barato utilizar gas que electricidad, use gas. Si le conviene más comunicarse por una empresa telefónica que por otra o utilizar Internet en vez de teléfonos, hágalo. No tome en cuenta factores sentimentales, actúe en función del menor costo.

En tercer lugar, cuando haya estimado con cierta precisión los servicios a usar, busque las mejores tarifas dentro del servicio seleccionado y trate de adaptar su forma de trabajo a esas tarifas. Si las llamadas telefónicas a cierto horario son más económicas, use esos horarios. Si le conviene una corriente eléctrica de 220, en vez de 110, utilícela. Trate de optimizar sus costos en función a sus necesidades.

En cuarto lugar, comparta lo que pueda compartir. Por ejemplo, si no necesita tener personal exclusivo dedicado a llevar su correo, pero igual, tiene que enviar documentos, comparta los costos con algún vecino.

En quinto lugar, hay dos formas de suscribirse a servicios públicos. Una de ellas es pagando altas tarifas por un uso bastante holgado del servicio y pocos costos adicionales si el uso se extiende (tarifas planas), o altas tarifas, pero por unidad de uso. 

El consejo es, entonces, estimar con cierta precisión el nivel de uso y buscar el costo más bajo. A lo mejor el nivel de uso es muy bajo y no vale la pena abaratar el costo unitario; en otros casos, resulta más económico tener un plan amplio. El tema es analizar y determinar lo que más pueda convenirle.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos