diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Genere valor optimizando su negocio /III
Tener estrategia es tener un norte, es decir, un lugar o una situación ideal hasta la cual usted desea llegar. Claro, en forma razonable y en función de sus capacidades.
El uso de los servicios es indispensable para el funcionamiento de cualquier actividad; saber sacarle el máximo provecho a los servicios y tratar de pagar lo menos posible puede ser la diferencia entre ganar o perder dinero.

En todo lo referente a los gastos, el mensaje es uno solo: no hacer despliegues faraónicos sino más bien tratar de sacar el mayor beneficio posible manteniendo los gastos en el mínimo necesario. Labor por cierto nada fácil y muy pormenorizada quizás. Finalmente, recuerde que ir al detalle le podrá ahorrar mucho dinero y ayudarlo a generar bastante valor.

Trabaje con lo mínimo necesario

Todos los bienes materiales destinados a una operación comercial no son sino vehículos para hacerle llegar al cliente el bien o servicio que usted ofrece. En palabras más sencillas, la finalidad de un negocio no es ni el local, ni los equipos, ni el ambiente. Esos objetos tangibles o intangibles son simplemente herramientas que permiten llevar o hacer que el cliente acuda a recibir o a comprar los productos o los servicios que usted vaya a ofrecerle. Bajo esta filosofía, en la cual la estructura física no es un fin sino un medio o herramienta, surgen varias preguntas importantes que queremos hacerle saber:

¿Vale la pena que el local en el cuál usted va a trabajar sea suyo?

Depende. Veámoslo así: ¿cuál es su negocio? ¿Ganar dinero con la compra y venta de un producto o servicio? o ¿usar un local para operar un negocio rentable? En este segundo caso, no tiene sentido ser el dueño del local; más bien, lo correcto sería tener un sitio alquilado que probablemente le dará más eficiencia. Ahora bien, suponga que ya tiene el local, entonces no se olvide descontar de sus ganancias el dinero que obtendría por alquilarlo. ¿Por qué? Sencillamente porque estará dejando de percibir ese alquiler.

¿Tener un mobiliario y una decoración costosa es el medio para llegar a sus clientes?

Si la respuesta es afirmativa, definitivamente deberá incluir el mobiliario y la decoración en sus necesidades de inversión para empezar su negocio. Una boutique de alta moda o una discoteca de categoría podrían ameritarlo. Pero si no es su caso, sino establecer una ferretería o un taller mecánico, entonces deberá dar prioridad a otros elementos que sí sean importantes para añadirle valor a su negocio.

¿Requiere de una infraestructura de maquinaria y/o equipos costosa para poder operar?

En caso de que la respuesta sea afirmativa, Ud. quizás deba plantearse otras preguntas no menos válidas, cómo por ejemplo:

¿Se puede subcontratar o arrendar el uso de esa maquinaria y equipos?

¿Es obligatorio operar con dispositivos nuevos?

¿La infraestructura que utilice necesitará ser usada en niveles que se acerquen a su capacidad, o será subutilizada?

¿Cambia demasiado el resultado en caso de usar equipos más económicos?

A lo mejor en las respuestas a esas interrogantes esté la clave de una estructura adecuada de activos que le permitirá operar en forma correcta y sobre todo competitiva. A veces los proveedores de maquinarias o equipos tienden a ser muy insistentes en sus ventas y tratan de hacerle adquirir una infraestructura bastante costosa, y claro, ese es su negocio. 

De usted dependerá ser objetivo en sus juicios y hacer o hacerse de la infraestructura más idónea y eficiente que le permitirá el máximo ingreso con la inversión más baja posible. Recuerde, su infraestructura de trabajo no es un fin sino un medio.

Emplee técnicas de maximización de valor: Fíjese una estrategia

Una de las palabras más comúnmente usadas en el mundo de los negocios, y por supuesto, de las menos comprendidas, es el término estrategia. Vamos a arrancar definiendo estrategia sobre la base de su opuesto. No tener estrategia es actuar como lo hacía uno de los personajes de una telenovela latinoamericana. Su lema era "como vaya viniendo, vamos viendo"; es decir, sin metas, sin objetivos ni alternativas y resolviendo los problemas que se presenten según los recursos de que se disponga en el momento. Si usted quiere ir al fracaso, actuar de esa forma "como vaya viniendo, vamos viendo" es el camino más directo.

Tener estrategia es tener un norte, una "visión", es decir, un lugar o una situación ideal hasta la cual usted desea llegar. Claro, en forma razonable y en función de sus capacidades y recursos. Tener una estrategia es tener una "misión" o una forma de hacer las cosas que justifique su trabajo, que lo destaque de los demás.

Cuando usted defina dónde quiere estar, debe plantearse el cómo va a llegar hasta allá, es decir, sus objetivos. En otras palabras, los peldaños que tendrá que ir escalando para llegar al punto adonde usted quiere llegar. Estos objetivos deben ser realizables, y esto implica que tienen que estar al alcance de las posibilidades reales que se tengan. 

Además, los objetivos deben poderse medir, convertirse en valores o en situaciones en los que pueda con certeza decirse si se llegó o no y cuánto faltó para llegar.

Algo que no es aconsejable dejar de lado al elaborar una estrategia es sin duda el hecho de que las situaciones o los eventos no siempre ocurren como uno quisiera que ocurran. 
En ese caso estamos obligados a actuar en dos vías:

Primero, estimando los escenarios. Considerando una situación intermedia en donde se den una serie de condiciones. 

En la planificación por escenarios es clave describir en la forma más detallada posible las imaginables condiciones futuras en las que se desenvolverá su negocio. Lo adecuado es definir siempre al menos tres escenarios: uno optimista (el medio de cultivo ideal para sus objetivos); otro, intermedio (consideraciones realistas y conservadoras acerca de cómo podrán ocurrir las cosas) y un tercero, pesimista (basado en consideraciones negativas y en factores que puedan afectar su negocio). 

Recuerde algo, trate de no exagerar en el número de elementos que incluya en sus escenarios, ponga los elementos que más le afecten.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos