diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio
Cuando evalúe una actividad a la que usted desea dedicarse lo primero que debe hacer es dar respuestas a múltiples "qués" y "porqués".
En los negocios debe haber equilibrio entre la razón y la pasión. Indudablemente a veces pecamos de ser demasiado apasionados y nos lanzamos a actividades sin verificar pros y contras.

En otras palabras, al analizar un negocio al qué usted podría dedicarse, trate de dar respuestas a múltiples "porqués" y "qués". Algunos pueden ser los siguientes:

¿Por qué las personas comprarán? ¿qué les ofrece este negocio que no les ofrezcan los demás? ¿por qué están deseosos de pagar el precio que les piden? ¿qué es o será diferente? ¿qué es atractivo y qué no? ¿por qué volverían las personas a venir? ¿qué es mejor y qué es peor? ¿qué reciben o recibirán las personas por su dinero?

Todas esas preguntas le ayudarán a entender dónde están los "secretos" del negocio y quizás lo podrán ayudar a pensar en una actividad similar o hasta a mejorarla. No considere una sola alternativa, evalúe varias.

Después de hacer su lista de actividades potencialmente rentables, trate de decantar y quedarse con las más factibles o realistas. El proceso de descarte debe considerar varios temas, tales como recursos necesarios y la factibilidad de obtenerlos, capacidad personal de iniciar el negocio y grado de riesgo que podría implicar.

Trate de obtener al menos una o dos actividades factibles de cada una de esos aspectos. Y una vez tenga esa lista, busque enumerarlas, según su propia capacidad de llevarla adelante, con base en los recursos evaluados.

Con esto usted podrá obtener una lista de alternativas potencialmente adecuadas para la generación de ingresos; al enumerarlas y darles una posición en el "ranking" estará entendiendo cuáles podrían ser las de mayor factibilidad.

Quédese solamente con las primeras; es decir, mantenga un grupo relativamente pequeño para luego seleccionar aquella actividad en la cual usted podrá agregar el mayor grado posible de valor. Su capacidad de generar valor con la actividad será determinante para la selección. Por ahora, simplemente decante los posibles negocios que podrían funcionar y que se encuentran dentro de sus posibilidades.

Algunos mecanismos de descarte, pueden ser los siguientes:

1 Visite empresas exitosas en ese campo (para ver cuáles son las claves del éxito y cómo funcionan), reúnase con los dueños, socios o empleados y hágales preguntas, en general, las personas quieren ayudar, sobre todo si se sienten orgullosas por lo que hacen.

2 Averigüe si hay incidencia de quiebras en el sector. Lamentablemente en algunos países las estadísticas de quiebras son bastante limitadas; quizás lo factible en este caso sea averiguar sobre los negocios que han cerrado últimamente. Pregunte a los expertos en el área sobre establecimientos que han fracasado y las razones.

3 Pregúntele a extraños lo que piensan de su idea. Si, por ejemplo, estarían interesados o si comprarían lo que su idea vende. En general, sus amigos y familiares podrían darle una opinión quizás demasiado favorable al negocio solamente para no romperle un sueño; evite esa situación y haga a extraños preguntas neutrales, tales cómo: ¿le gusta determinado bien o servicio? ¿cuánto pagaría?, etc.

4 Atienda seminarios y convenciones del área de interés. Si ya determinó algún negocio de su tendencia, busque información extra: si hay algún gremio que atienda el tema, busque las actividades que ofrece el gremio y acérquese a éste. Eso le permitirá compartir con gente del sector, escuchar ideas y adquirir conocimientos.

5 Vea las guías telefónicas y llame, pregunte por costos, horarios, permanencia en el negocio, entre otros. Investigue, recuerde, mientras más labor detectivesca usted realice, más capaz de descartar los riesgos será. El uso de guías telefónicas y averiguaciones le ayudará a acercarse mucho más a la realidad del negocio que pretende iniciar.

6 Averigüe la rentabilidad del negocio. Ciertamente, es sumamente difícil que un comerciante le indique lo que gana en su negocio, pero algo de análisis siempre se puede hacer. Precios, materia prima y costos, estructura de gastos (alquiler, personal, servicios públicos, franquicia si aplica, etc.), son datos relativamente sencillos de averiguar y que le podrán dar una idea de si una actividad es rentable.

7 Evalúe también los riesgos del negocio, piense en situaciones o escenarios negativos, piense en el qué pasaría si... ¿se deja de vender? ¿falta materia prima? ¿se me encarece determinado costo?. En realidad, cada negocio tiene sus propios riesgos y no siempre se pueden ponderar igual. Cuando se piensa en riesgo se debe pensar en situaciones que, de ocurrir, harían que el negocio pierda rentabilidad o deje de existir. Recuerde que los riesgos pueden materializarse; es decir, hacerse realidad. Siéntese a meditar esos "qué pasaría si..." y evalúe los riesgos. Dónde pueden estar esos riesgos:

Caída de las ventas
¿Qué pasa si las ventas caen?
Aumento en los costos
¿Qué pasa si los costos me suben?
Disponibilidad del local
¿Qué pasa si me suben el alquiler o si me sacan del local?
Disponibilidad del personal
¿Qué pasa si me suben los sueldos o si se retira parte del personal?
Riesgos de salud
¿Puede alguien salir intoxicado o tener algún daño físico debido al negocio?
Incremento de costos financieros
¿Qué pasa si los intereses sobre la deuda suben?
Deuda en divisas
¿Qué ocurre si hay una devaluación, cuánto pierdo?
Disponibilidad de insumos
¿Existen fuentes alternas de insumos?
Seguridad personal
¿Puede estar la seguridad personal de sus empleados o clientes amenazada en la zona donde acontece la actividad?

Finalmente, a pesar de todo lo que escuche, debe tener cuidado con posiciones excesivamente agoreras o pesimistas. No deje que consultores, familiares o personas que ya son exitosas, acaben con su idea. Eso sí, escuche sus ideas, aíslelas y evalúelas. No deje de ver el bosque por ver un árbol.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos