diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes
Los gastos recurrentes representan una importante proporción de los desembolsos mensuales para la mayoría de las personas, pero en muchos casos se hace un mal uso de los recursos y se comprometen los ingresos aun antes de recibirlos.
Se trata de pagos que se hacen en forma mensual o periódica sin que necesariamente se adquiera nada nuevo con ellos, más bien son estipendios relacionados con servicios contratados o relacionados con bienes que usted se encuentra amortizando. 

En palabras menos complejas, los gastos recurrentes son una forma de bajarse el sueldo aun antes de recibirlo. Son compromisos que nos obligan a repetir en forma periódica importantes desembolsos de dinero que quizás podrían ser ahorrados, invertidos o utilizados con otros propósitos más satisfactorios. De ahí que su estrategia deba orientarse a la reducción de dichos gastos.

Existen dos categorías de gastos recurrentes, a saber:
Servicios: teléfono fijo y móvil, electricidad y energía, condominio o mantenimiento de su vivienda, educación, televisión por cable, acceso a Internet, clubes o asociaciones.

Préstamos: pagos por hipoteca de vivienda, vehículo, tarjetas de crédito y por compra de muebles o electrodomésticos.

Es claro que ambas categorías deben ser abordadas y manejadas con astucia y disciplina y, si se toman las decisiones adecuadas, el resultado será excelente, imagínese aumentarse el sueldo sin tener que trabajar más y sin que sus condiciones y nivel de vida necesariamente decaigan, más bien con un poquito de disciplina y orden.

Trabajando sobre los servicios
Telefonía: ¿qué uso le da a sus teléfonos? ¿Utiliza realmente los minutos y planes de datos que ha contratado? De no ser así, cámbielos según sus verdaderos requerimientos. Por otra parte, ¿es posible revisar sus costumbres en el uso de los servicios de telefonía? Por ejemplo, sustituir llamadas por mensajes y mensajes de texto SMS por uso de herramientas en red o redes sociales como Whatsapp o Twitter. Debe enfocarse en sus verdaderas necesidades de comunicación y limitarse si el uso de los servicios de telefonía es excesivo e inútil.

Electricidad y energía: si bien las tarifas eléctricas en el país no son altas, el Estado nos ha sometido a sistemas de multas que obligan a hacer importantes desembolsos mensuales en caso de excedernos de la cantidad de kilovatios hora que algún funcionario ha decidido que es justo. Sin duda un absurdo, pues dependiendo de la región y del tamaño de la unidad familiar, los consumos pueden variar. Nuestra recomendación es la de buscar electrodomésticos y mecanismos de iluminación eficientes y activarlos únicamente cuando sea necesario.

Condominio y mantenimiento: Si bien nuestra capacidad de maniobra es bastante baja en este tipo de desembolsos, verificar los gastos de la junta de condominio y comprobar los verdaderos costos de mercado de los servicios que esta junta contrata y de los insumos que adquiere sirve como mecanismo de presión y, si bien no le caerá bien a miembros de juntas poco transparentes, probablemente le ayude a bajar en algo la factura de condominio.

Educación: su participación en las sociedades de padres debe orientarse a hacer presión para lograr transparencia administrativa. Otro criterio que va relacionado con los gastos en educación tiene que ver con la calidad, no se trata simplemente de buscar una baja en los costos, sino de obtener la mejor preparación en valores y conocimientos para sus hijos.

Televisión por cable: revise sus facturas de televisión por cable y analice el uso que le da. ¿Ve los canales por los cuales usted está pagando? ¿Con qué frecuencia? ¿Podría adquirir los programas o acceder a ellos de otra forma? ¿Paga por canales adicionales y no los usa? ¿Cuál es el costo de su servicio respecto a la competencia? En casos extremos, podría hasta plantearse la idea de desconectar el cable, por ejemplo, bajando las películas y series de su agrado de Internet.
Acceso a Internet: Debe evaluar el nivel de uso que le da y el ancho de banda que requiere. Si sus necesidades son inferiores a lo que contrata, podría revisar su plan.

Clubes, asociaciones y gimnasios: la gran pregunta respecto a ese tipo de organizaciones es si vale la pena subsidiar a otros. Si usted paga una mensualidad por algún club que no frecuente o al cual no le saque provecho (por ejemplo, usa el club para hacer sus negocios), lo que está haciendo es subsidiar y conseguir que otros paguen menos.

Préstamos: el endeudamiento es una herramienta excelente sobre todo si se pagan intereses inferiores al aumento de valor de mercado de los activos adquiridos. El problema es que dejan obligaciones que deben ser pagadas en el futuro.

Nuestras recomendaciones son:
- Contraiga deuda solo si compraría el bien independientemente de la forma en que deba pagarlo.
- Si va a endeudarse por un financiamiento barato y no necesita el bien, asegúrese de que pueda venderlo y sacar beneficios en el futuro.
- No caiga en el error de endeudarse para pagar servicios.
- Haga un plan de amortización y apéguese a lo previsto.

Lo ideal, querido lector, es tener una vida libre de obligaciones y con el mínimo posible de gastos recurrentes, de esa forma su condición financiera será más tranquila y podrá destinar recursos al ahorro y a la inversión, y estará caminando en el sendero correcto sin caer en dificultosos laberintos de los cuales quizás nunca consiga la salida.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos