diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Propuesta con humor a nuestros representantes
En los últimos tiempos, la Asamblea Nacional ha hecho grandes esfuerzos para crear leyes cuya intención es regular cada vez más y más aspectos de la economía.
Todo eso con la justificación de una supuesta escalada especulativa que dispara precios. La realidad es muy distante a lo que manifiestan públicamente los legisladores tanto de gobierno como de oposición, regulando, controlando y persiguiendo, muy poco se logra. Al final, los mercados muestran su poder y terminan por hacer escasear los bienes regulados o por deteriorar seriamente los servicios. Los únicos que  salen beneficiados en todo ese juego son los intermediarios inescrupulosos, muchas veces vinculados con el mismo Estado, con capacidad de tomar ventaja adquiriendo productos y vendiéndolos a sobreprecio. Dado que la culpa de que las leyes que nuestros brillantísimos legisladores aprueban no funcionan la tiene la "Ley de la oferta y la demanda", la solución es derogar la omnipresente "Ley de la oferta y la demanda". Así que, dentro de la infinita sabiduría de quienes supuestamente nos representan en la Asamblea Nacional, solicito su venia en evaluar la siguiente propuesta.

Ley de abolición de la antigua "Ley de la oferta y la demanda"
Considerando:
* Que la "Ley de la oferta y la demanda" afecta los resultados de las sobresalientes, consistentes  y bien implementadas políticas gubernamentales, definidas por nuestros funcionarios y funcionarias, quienes en su infinita sapiencia logran delinear exactamente lo que la nación necesita y requiere.
* Que debido a sus privilegiadas inteligencias e indudables condiciones ideológicas y morales, los funcionarios públicos y las funcionarias  públicas, son los únicos señores y las únicas señoras que poseen las exclusivas facultades que les permiten tomar decisiones sobre los niveles de precios para productos y servicios que se importan del exterior o se producen en el país y que luego  se transportan, distribuyen, comercializan y consumen o utilizan en el territorio nacional.
* Que los individuos  e individuas  que tienen por oficios el importar, producir, distribuir, transportar, comercializar y consumir o utilizar productos en el territorio, al no formar parte de la institucionalidad del Estado, carecen de la capacidad de decidir acerca de la mejor forma de utilizar los recursos existentes en la nación y que de ninguna forma son capaces de comprender con claridad las verdaderas necesidades del pueblo, condición que prevalece únicamente en quienes manejan el Estado.
* Que los funcionarios y funcionarias del gobierno poseen toda la información necesaria para decidir con su infinita sapiencia, las cantidades, formas de presentación, tamaños, condiciones de entrega, lugares donde serán demandados  y todas aquellas características que los usuarios y usuarias dentro de todo el territorio nacional requieran para los productos o servicios que les sean necesarios. Aun tratándose de una información bastante voluminosa, quienes detentan los cargos públicos sabrán sin duda analizarla y  manejarla.
* Que aun en un medio donde la información es de carácter tácito y mucha de esa información no puede ser contabilizada ni expresada en estadísticas, la inmensa sabiduría de los funcionarios y funcionarias del Estado podrá ser capaz de predecir y estimar con toda precisión, el día a día de las decisiones de consumo de todos los usuarios y usuarias que transitan o viven en el territorio nacional, sin la menor probabilidad de errores.
* Que a pesar de que existen cambios en tecnologías y tendencias, los funcionarios y funcionarias del gobierno están en la perfecta capacidad de predecir esos cambios y anticiparse a ellos, y así ser capaces de adelantarse a las necesidades y exigencias de usuarios y usuarias, planificando exactamente lo que necesitan y requieran para su suprema felicidad.
* Que es innecesaria la "Ley de la oferta y la demanda" pues la atribución de dicha ley en cuanto a la determinación de precios y cantidades está basada en las percepciones y visiones de los individuos e individuas que no pueden ser considerados y consideradas como el nuevo hombre socialista, sino que más bien se trata de personas que podrían tener algún germen de pensamiento capitalista.
Decide:
* Artículo 1
Queda abolida y prohibida  en todo el territorio nacional, la "Ley de la oferta y la demanda".
* Artículo 2
Se crea la Superintendencia de Distribución de bienes y servicios SUDISBIESER, organismo encargado de recibir la información de los usuarios, usuarias, consumidores y consumidoras del país. Además de la información sobre la capacidad productiva de productores, productoras, servidores y servidoras. 
La SUDISBIESER asignará cuotas de producción y servicios a otorgar a productores, productoras, servidores y servidoras; y cuotas de consumo a usuarios, usuarias, consumidores y consumidoras.
* Artículo 3
Cualquier intento de parte de los individuos o individuas que no sean funcionarios o funcionarias de la SUDISBIESER, de informarse o informar  sobre las necesidades y capacidades propias o de los demás ciudadanos o ciudadanas, queda absolutamente prohibido en todo el territorio nacional. 
* Artículo 4
La comunicación entre individuos e individuas del mismo género o de distinto género, por cualquier vía, ya sea verbal, escrita o electrónica, queda terminantemente prohibida. Cualquier necesidad o capacidad de producir,  deberá ser comunicada en el mismo día hábil en que surja la necesidad o capacidad,  al funcionario o funcionaria para ello designado.
* Artículo 5
Se prohíbe la producción o consumo de cualquier bien no controlado por los funcionarios y funcionarias de la SUDISBIESER.
Disposición transitoria: 
Queda prohibida cualquier transacción de compra-venta acordada previamente a esta ley, pero no culminada hasta la fecha.
Comuníquese y publíquese.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos