diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Seis recomendaciones para fijarse metas
Todos tenemos sueños y claro está, deseamos que se cumplan lo antes posible. Sin embargo, en muchas oportunidades no los concretamos y siempre sobran las excusas.
Hoy no vamos a buscar explicaciones o excusas; más bien, actuaremos en positivo y propondremos un conjunto de recomendaciones que conduzcan por el camino hacia logro de las metas. 

Para comenzar, queremos hacer del conocimiento de los lectores que no existen fórmulas milagrosas que conduzcan al logro de sus objetivos. Tampoco funcionan los conjuros ni las invocaciones. Nuestra recomendación es que no disperse sus esfuerzos y recursos en actos de carácter místico. Nada más alejado del camino al verdadero éxito.

Roma no se hizo en un día, por eso, la regla general es sencilla: ir fijando metas razonables e irlas cumpliendo. Nunca establezca metas que vayan más allá de sus posibilidades sensatas en un tiempo razonable. Eso no debe ser un obstáculo a sus sueños; un sueño viene a ser algo así como el tope de la edificación que usted va a construir logrando las metas razonables que usted vaya estableciendo. Le sugerimos que preste atención a las siguientes recomendaciones, quizás se vean simples, pero serán tan sencillas de cumplir como usted lo establezca, no podemos atrevernos a predecir cómo le irá, pero sí darle a conocer un posible camino para que sus sueños puedan convertirse en realidades.

1- Averigüe bien lo que usted quiere
¿Conocemos siempre lo que queremos? La respuesta, desafortunadamente, es un no rotundo; lo cierto es que casi nunca lo sabemos realmente. Para ello, es importante determinar nuestros verdaderos gustos y valores y también separar los ruidos provenientes de presiones sociales, influencias de personas que desean que seamos algo que en realidad no queremos ser, manipulaciones y fantasías creadas por mecanismos publicitarios.

Para saber lo que realmente queremos, debemos reflexionar y buscar los verdaderos momentos de felicidad o satisfacción que hemos tenido en la vida y entender a qué componente de nuestros sueños o valores obedecían. Tranquilidad, seguridad, compañía de seres queridos, logro, reconocimiento, tenencia de objetos, libertad, espacio físico.

Una vez que determine los componentes de los sueños que efectivamente le satisfacen, viene el segundo paso, es decir, asocie metas con esos anhelos. Si su sueño es libertad, entonces su meta podría ser la de liberarse de obligaciones monetarias o de trabajo y eso equivaldría a conseguir un capital suficiente para poder vivir de sus rentas o un medio de vida donde lo que haga lo realice por gusto y no por obligación. Es decir, a partir de un sueño a ser satisfecho, se establece una meta más o menos concreta y se comienza a caminar en función a lo que usted realmente desea.

2- Divida el camino en etapas
Las más de las veces, las metas fijadas en el paso anterior no estarán a la vuelta de la esquina, es así como lo mejor es ponerle etapas a sus metas finales; para eso, es aconsejable ir estableciendo objetivos parciales. Si por ejemplo, usted decidió que su meta es el espacio físico, seguramente entenderá que la casa de sus sueños con el metraje deseado, no podrá obtenerse sin ahorrar lo suficiente. Es así como las etapas pueden ser el ahorro de los saldos necesarios para el terreno, los materiales, la mano de obra de la construcción, etcétera. O quizás determine el valor del metro cuadrado y decida ahorrar por bloques de 10 o de 20 metros cuadrados. Hasta lograr sus objetivo principal.

3- Fije metas en cada etapa
Para tener la seguridad de haber concretado una etapa, esta debe verse reflejada en una o en varias metas que le indiquen que efectivamente ha concretado la fase y puede y debe comenzar a trabajar en la siguiente. Si la etapa era el ahorro para la adquisición del terreno, las metas parciales podrían ser la búsqueda del terreno, las cotizaciones, las negociaciones para el pago, los financiamientos, la obtención de los fondos propios, etc.

4- Trate de convertir las metas en objetivos cuantificables
No basta ver las metas en abstracto, cada meta debe poder ser medida y es por demás importante traducirlas en números o en logro de realidades comprobables. Si usted se exige ahorrar una cantidad mensual o llenar tres planillas bancarias de solicitud de financiamiento cada quincena, esos objetivos deben ponerse en papel y lápiz. Esa será una forma de ponerse algo de presión para que efectivamente la meta se concrete.

5- Evalúe bien los posibles escenarios
No siempre las cosas salen bien y el entorno no se presenta como usted lo quiere o desea. Por eso es importante preguntarse ¿qué pasa si...? Al menos, en cada una de las etapas de su proyecto o sueño es por demás útil considerar varios escenarios. Un escenario no es sino un conjunto de supuestos alrededor de lo que podría ser su realidad durante el período en que se concrete una meta. Elementos como la inflación, la devaluación, la posible reducción de un ingreso o el aumento de egresos deben ser considerados en la formulación de los escenarios. Lo recomendable es construir al menos tres escenarios y, por supuesto, tener preparados con claridad los lineamientos ante la ocurrencia de cualquiera de los distintos escenarios.

6- El logro de una meta es el primer paso para completar la meta que sigue
Ya concretó una meta, ya logró una etapa, pero su sueño aún está en camino, anímese, va bien. Ya el paso para su siguiente meta está dado, solamente falta establecerla con claridad y hacer sus planes para lograrla. Pero lo importante es que usted ya está más cerca de lo que antes estaba de conseguir lo que desea. Aprenda a valorar cada paso, cada logro. Son logros suyos que le están llevando a obtener lo que usted realmente sueña.

Los siguientes pasos resultan más sencillos porque usted ha descubierto los mecanismos para concretar sus objetivos.

Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos