diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Una encuesta para mis amigos
Una consulta hecha por las redes sociales a su comunidad de amigos, le permitió al columnista evaluar percepciones sobre los niveles de precios en el país.
Ante la disparada en el costo de la vida que se vive en el país,  envié a mis amigos a través de una red social, un pequeño cuestionario con la intención de determinar su percepción acerca de los niveles de precios que se manejan en el país y en el fondo averiguar sobre su percepción acerca del poder adquisitivo de quienes habitan el país. No pretendo competir con las afamadas y muy bien pagadas encuestadoras que trabajan en el país y cuyo fin fundamental más que el de determinar las preferencias o percepciones, parecería ser el de actores políticos.

La respuesta fue de hecho unánime, es decir, la totalidad de quienes contestaron, optaron por la opción de considerar que el costo de la vida en el país es "muy alto" y algunos acompañaron sus respuestas con explicaciones más o menos detalladas, me tomé la libertad de colocar los comentarios omitiendo claro está los nombres de las personas que tuvieron a bien responder. En algunas respuestas hice pequeñas modificaciones de forma y, claro está, omití las menciones a cualquier cotización de mercado del dólar pues podría estarse violando la ley penal cambiaria. En fin, amigos lectores, les invito a pensar un rato sobre  cómo hubieran contestado el cuestionario que sigue y qué tanto comparten las opiniones de mis amigos. (Los nombres han sido cambiados para proteger las identidades).
____________________

Cuestionario:

Consideran usted que en Venezuela, el costo
de la vida es:

1.- Muy alto
2.- Alto
3.- Moderado
4.- Bajo
5.- Otro
Explique su respuesta.

Más allá de la sobrevaluación, subvaluación, precio de la luz, la gasolina, los repuestos o la ropa, quiero visiones personales ¿Alcanzan los ingresos? ¿No alcanzan? ¿Rinde el dinero?
____________________

Respuestas

María: Muy alto y sólo estoy hablando de cosas básicas: alimentación, medicinas, pólizas de seguro, gastos de servicios públicos, vehículo e imprevistos. Ropa es lujo. El dinero no rinde.

Isabel: Muy alto con muy mala calidad de vida.

José Miguel: Independientemente del valor del dólar la vida es muy cara por que los sueldos no guardan relación alguna con los precios. Todo es una locura. Hay aumentos desatados de todo que ni siquiera guardan relación con el dólar innombrable.

Iván: Cómo diría mi esposa, no es que sea caro es que ganan poco.

José Miguel: Comprar un carro o una casa se ha hecho imposible para todo aquel que no tenga la oportunidad de robar un banco.

Joseph: La revista "El Economista" (The economist) usa el "índice del Big Mac" para medir la devaluación de monedas nacionales. La moneda venezolana está altamente sobreevaluada, así que el poder adquisitivo en dólares es muy bajo, pero supongo que por lo mismo, ustedes pueden importar a precios muy bajos. Ayuda al consumidor de producto extranjero, pero perjudica a las empresas venezolanas que exportan.

Samuel: Todo está carísimo y no se consigue. Dígame que no puedo comer cuscús. El control de cambios es el culpable. El dólar a 6 no existe.

Georgina: Te cuento de acuerdo a mi comparación viviendo en Bélgica: yo aquí pago 40% de mis ingresos en impuestos, y con el 60% puedo pagar: casa, servicios, comida, artículos personales, donaciones para rescate de animales abandonados en Venezuela, y todavía guardo entre el 15% y el 20% de mi salario.

Lucio: Mientras más el Estado controla más alto es el precio de la vida. Y lo más caro es una sociedad acostumbrada a vivir de lo que el Estado le roba a otros.

Mariana: El costo de la vida en Venezuela es muy alto porque la inflación se come el sueldo. La comida está extremadamente cara, un paseíto por el súper para reponer cosas, 3 o 4 bolsitas son más de Bs. 700. Uno ya no sabe cuánto gasta en mercado porque hay que deambular por muchos lugares y eso hace que uno no sepa con exactitud cuánto gastó, pero definitivamente el dinero se va en comida y en los servicios.

Iván: Para que tengan una idea, dividan sus ingresos entre XX (tasa similar a la paridad implícita que resulta de dividir el circulante o m2 entre las reservas internacionales). Eso es su ingreso mensual en dólares. Una doméstica en Panamá gana al menos 400 dólares...

Hans: Creo que el término "vida en Venezuela" tiene que ser redefinido. En 15 años se cambió el hábito alimenticio (se come lo que se consigue, siendo cada vez más desbalanceado y con menos productos, mayor contenido calórico), se tiene miedo a salir a la calle, hacer deportes, esparcimiento para relajación, vacaciones (por la criminalidad), se le tiene miedo a policías y militares más que a los ladrones...

Oscar: Muy alto, solo sáquenlo por esto: para pagar una comida hace falta más que un billete del de mayor denominación que tenemos. Esto no sucede en ningún país del mundo. Cuántos almuerzos se pagan con un billete de $100 en EE.UU y Europa, con un billete de €500 se paga medio sueldo de un empleado promedio. En nuestro país, con un billete de Bs. 100 no podemos hacer casi nada. Saquen sus conclusiones.

Vladimir: ¿Será que después de "muy alto" hay otro escalón? Porque en ese me anoto yo...




Otros artículos

¿Cómo invertir su dinero en la educación de los hijos?

¿Cómo será el 2013?

¿Cuándo adquirir un bien a crédito?

¿Cuánto dinero (del de hoy) se gana Ud. con el negocio?

¿Qué hacer ante una devaluación?

¿Se acabó la regaladera o ahí les viene el paquetazo?

¿Somos tan diferentes?

¿Somos tan diferentes? /II

¿Somos tan diferentes? /III

¿Somos tan diferentes?/IV

¿Somos tan diferentes? /V

¿Y ahora qué hago?

Analice si su idea es posible

Análisis financiero de nuevos negocios /I

Arrópese hasta donde le llegue la cobija

Buscando el valor en los negocios

Chistes soviéticos

Claves para comprender el efecto financiero de la LOT

Cochino dinero

¿Cómo le afectan las reservas internacionales?

Cómo navegar en la tormenta perfecta

¿Cómo saber si su idea es realmente una oportunidad?

Devaluar es robar

Divisas fuertes y monedas débiles

Educación financiera para sus hijos

El 2012 y usted

El boicot, un derecho del consumidor

El gigantesco costo de la inseguridad

El ineludible fantasma de los impuestos

El laberinto de la asimetría en la información

El ocaso del padre rico

El Síndrome de Estocolmo en las finanzas personales

El socialismo le empobrece /I

El socialismo le empobrece /II

En busca de oportunidades

Encuentre alternativas para un futuro exitoso

Entendiendo el fenómeno de la escasez

Equilibrio entre vacaciones, entretenimiento y diversión

Finanzas personales y valores

Genere valor optimizando su negocio /I

Genere valor optimizando su negocio /II

Genere valor optimizando su negocio /III

Gobiernos ruinosos

Impida que sus hijos sean docentes o investigadores

Incumplimiento de pagos de fondos en divisas

La deuda como herramienta financiera

La educación ¿inversión o gasto?

La emisión monetaria y su bolsillo

La Nueva Política Económica del gobierno comunista

Las finanzas del emprendedor

Lo que no debe dejar de hacer antes de empezar un negocio

Los bienes durables como protección del patrimonio

Los peligrosos dogmas de la autoayuda

Los peores servicios del mundo

Los propósitos para el año nuevo

Maniobrando en emergencia

Más allá del emprendimiento

Menos Misses y más Mises

Mercadeo, conocimientos y finanzas, llave hacia buenos negocios

Ni con ellas, ni sin ellas

Ni limosnas, ni propinas, ni buhoneros

No dejes que los "vivos" se apoderen de la sociedad

No me defiendas, compadre

Ocho consejos prácticos para identificar a un charlatán

Ocho sugerencias para bajar sus gastos recurrentes

¿Pensar como individuo o colectivo?

¿Por qué no se imparte educación financiera?

Preguntas y actitudes que pueden conducir al éxito

Prepárese para el costoso regreso a clases

Propósitos y limitaciones del año nuevo

Propósitos y limitaciones del año nuevo / I

Propuesta con humor a nuestros representantes

Religión y finanzas personales

Seis recomendaciones para fijarse metas

Siete consejos prácticos para organizar sus finanzas

Sobreviviendo entre las distorsiones

Sobrevivir a ajustes económicos y políticos

Sus finanzas después del 7-O

Una encuesta para mis amigos