• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio
Las metas del milenio fueron establecidas como un esfuerzo para ponerle rostro humano al proceso de la globalización contemporánea, marcado en forma preocupante por un sombrío sesgo economicista y excluyente.
Fue por ello que, en septiembre de 2002, las Naciones Unidas reunió, en su sede de Nueva York, la llamada Cumbre del Milenio con la asistencia del mayor número de dirigentes mundiales de la historia de la humanidad, representando a 189 estados miembros de la ONU, para discutir sobre el destino común de la humanidad frente al acelerado proceso de globalización y mundialización de la economía. 

Se analizaron, en esa magna asamblea, varias estrategias para asegurar un crecimiento económico más acelerado, especialmente en los países pobres y, sobre todo, para asegurar el aumento en los niveles de vida y nuevas opciones en estos países, muchos de ellos sumidos en la miseria y con un medio ambiente notablemente degradado.

Fue una respuesta global destinada a dar soluciones a graves problemas de la comunidad mundial que, a pesar de los importantes avances científicos, aún mantiene cerca de 1.200 millones de seres humanos sumidos en la hambruna, 11 millones de menores de cinco años falleciendo anualmente por enfermedades tratables, medio millón de parturientas que cada año pierden la vida, tres millones de personas azotadas y muriendo por el Sida y otros 2.400 millones de seres humanos sin acceso al agua potable.

Frente a ese dantesco panorama surgió, como resultado de la Cumbre, la Declaración del Milenio, como propuesta para lograr el cumplimiento, en un lapso de 15 años (2015), de ocho metas fundamentales, a fin de erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre los géneros y la autonomía femenina, reducir en dos terceras partes la mortalidad infantil, mejorar la salud materna y lograr el acceso universal a la salud reproductiva, combatir el VIH/Sida, el paludismo y otras enfermedades, garantizar el sustento del medio ambiente, incorporando los principios del desarrollo sostenible y fomentar la constitución de una asociación mundial para el desarrollo, como apoyo global al cumplimiento de esas metas.

Estos ocho objetivos fueron reafirmados en septiembre de 2005 y, en un estudio de seguimiento del Banco Mundial, se señala que ya para esa fecha se habían alcanzado algunas metas importantes, tales como la reducción mundial de la pobreza extrema a 26% de la población mundial y de la pobreza de 70% a 48%, señalándose además que dos tercios de los países en desarrollo han logrado notables avances en los objetivos del milenio.

Conviene señalar que, en un estudio de junio de 2011 de Naciones Unidas, se reconocen igualmente importantes logros en el cumplimiento de algunas de las metas del milenio, pero pocos avances en las mejoras de las condiciones de vida de poblaciones más vulnerables, debido a que aún persiste la crisis medioambiental, económica y alimentaria.

Un tema crítico tiene que ver con los pocos logros obtenidos en el acceso al agua potable, como meta en el objetivo 7, ya que todavía en el mundo ocho de cada 10 personas siguen obteniendo ese vital líquido de fuentes contaminadas en muchas áreas rurales de países en desarrollo. Tampoco se ha cumplido el objetivo 8 de integrar una alianza mundial para el desarrollo.

Latinoamérica revela un sensible retraso en el cumplimiento de las metas del milenio, cuando apenas faltan dos años del plazo establecido. Se estima que ese rezago responde fundamentalmente a los pocos logros alcanzados para superar la inmensa desigualdad que persiste en la región, similar a la presente en el África Subsahariana. 

Todo ello a pesar de los avances alcanzados, en los últimos años, en el proceso de desarrollo económico de varios de los países de la región.

En el Informe de Desarrollo Humano (IDH) del Pnud para 2010, se observa que América Latina, en el contexto de las regiones en desarrollo, aparece en la evolución del IDH durante la primera década del siglo con un crecimiento de apenas 0,64%, por debajo de las otras regiones en desarrollo, incluyendo el África Subsahariana (2,10%), Asia Meridional (1,61%), Asia Oriental (1,40%) y de Europa y Asia Central, cuyo IDH se incrementó en la década referida en 0,80%.

Entre los países más rezagados de nuestra región en el cumplimiento de las metas del milenio se encuentran Haití, con el más alto nivel de inequidad social de la región y tercero en el mundo; Honduras, con un rezago de casi 50%; y República Dominicana, bastante demorado en el tema de reducción de la pobreza extrema, el hambre, la reducción de la mortalidad infantil y materna y la lucha contra el VIH/Sida.
Chile, por el contrario y, según un estudio reciente del Pnud, destaca como el único país de la región con posibilidades ciertas de alcanzar las metas del milenio, habiendo ya logrado, en forma anticipada, las del combate contra el hambre y la desnutrición infantil.

Todo ello, gracias a la concertación que se ha mantenido en el país para asegurar la continuidad de políticas económicas coherentes, con apropiada asignación de recursos y un transparente y eficiente esfuerzo concertado entre el Estado y el sector productivo privado, en función del supremo interés nacional.

jmoreno@unimet.edu.ve
Director general del Celaup
twitter: caratula2009

Otros artículos

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

La economía solidaria, respuesta a los indignados

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Esem: ¿opción latinoamericana?

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

El fantasma de pertamina

Los indignados de Harvard

El Celac y los indignados

2012, año de cambios

Cultura de paz y democracia

Brasil: el milagro del vecino

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

China: primavera árabe con paciencia asiática

En China ser rico no es malo

China: voces de una generación silenciosa /I

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Correa y el socialismo dolarizado

Francisco y su compromiso con los pobres

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Las manipulaciones del fascismo

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

Universidades pobres y subdesarrollo

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

Corrupción y reglas de juego institucionales

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

China: socialismo asiático o dragón capitalista

Davos, Francisco y la desigualdad

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Francisco, la paz y sus circunstancias

Paz y el ogro filantrópico

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

La agonía de nuestras universidades

José Gregorio: La causa de Venezuela

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

México y el petróleo: rompiendo mitos

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

USA: hacia la independencia energética

Desarrollo a escala humana

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza