diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
China: un dragón sediento de energía
“Ya ha superado a los Estados Unidos como el mayor consumidor de energía del planeta”
En China desde hace cerca de cuatro décadas se iniciaron importantes cambios en el ámbito económico, reformas promovidas inicialmente por Zhao Siyang como Primer Ministro e impulsadas con una visión pragmática por Deng Xiaoping como líder supremo del país para enfrentar la necesidad de sacar a China de la crisis generada por los genocidas experimentos de ingeniería social impulsados por Mao Zedong y el partido comunista chino, con la consigna de la “ dictadura del proletariado” que produjeron, entre asesinatos y hambrunas, la muerte a más de 70 millones de chinos, cifra superior al total de los muertos en las dos guerras mundiales.

 El cambio realizado en la economía china ha representado una ruptura radical con las viejas ideas comunistas que sostuvo Mao, ya que el mismo se ha acentuado con un sesgo de apertura claramente de economía capitalista.  Fue precisamente Deng Xiaoping quien acuñó el término de “Economía Socialista de Mercado” para definir el nuevo modelo de desarrollo de ese país. Un modelo de política económica que continuó su sucesor Jiang Zemin y adelanta Xi Jinping, el actual presidente y líder de ese país, preservando el sistema político autoritario y monopartidista. Esas reformas  le han permitido a China insertarse exitosamente en las economías de libre mercado, con un modelo económico que, pese a estar regido por el estado, promueve una activa participación del sector privado y la inversión extranjera, mediante lo cual se ha logrado un continuo proceso de crecimiento económico, con tasas de incremento del PIB por encima del 10% anual entre 2004 y 2007, y en la actualidad, a pesar de la contracción económica global dichas tasas se han mantenido por encima de 7% anual. El país se ha convertido en la segunda potencia económica mundial y el primer exportador, con el nivel de reservas de cambio más elevado del mundo. Datos del FMI  ubicaban a China para 2013 en el puesto 82 en ingreso per cápita nominal y en el 89 en el PIB. Xi Jinping, quien en marzo de 2013 se convirtió en el nuevo presidente de ese país proclamó en esa ocasión el compromiso de seguir profundizando las reformas económicas, con la meta de lograr que en el  2021 la sociedad china haya alcanzado una razonable calidad de vida, con miras a lograr el desarrollo pleno para 2049.

 El crecimiento económico de China ha estado acompañado por la expansión y demanda del sector energético. El país se destaca entre los cuatro primeros consumidores asiáticos de energía que, conjuntamente con India, Japón y Corea del Sur consumen más de 50%del petróleo que se demanda a nivel mundial. Pero además China ya ha superado a los Estados Unidos como el mayor consumidor de energía del planeta y, según la Agencia Internacional de Energía (AIE), China representa 40% del crecimiento de la demanda energética mundial hasta 2025. Por ello las necesidades energéticas de China y el rápido crecimiento de su demanda  de ese recurso vital para sostener su desarrollo y auge económico están creando una preocupante  dependencia externa del mismo, lo que está impulsando un notable cambio en relación a la geopolítica energética en el Medio Oriente.

Frente a esas realidades y la vulnerabilidad que representa para China la creciente dependencia externa para su suministro energético, los sucesivos gobiernos de ese país han venido impulsando varias estrategias, tales como el acuerdo energético con Rusia, concretado en octubre 2013 para explotar conjuntamente las reservas petroleras de Siberia Oriental con fines de exportar ese petróleo a China. Igualmente el contrato con Gazprom, la empresa rusa de gas, firmado en mayo 2014 por 400.000 millones de dólares que le permitirá a China asegurarse por 30 años el suministro anual de 38.000 millones de M3 de gas, convirtiéndose ese país en el principal aliado de Rusia. China ha lanzado igualmente un importante programa para incrementar la generación propia de energía nuclear. El país posee las terceras reservas más importantes de carbón, después de Estados Unidos y Rusia, por lo que, para el mejor aprovechamiento propio de ese recurso, se está en la búsqueda de tecnologías limpias de carbón para reducir las emisiones contaminantes y minimizar los problemas del calentamiento global. Los pronósticos señalan que para mantener el ritmo de su crecimiento económico China continuará en primer lugar entre los países de alta demanda energética, con tendencia a duplicar la demanda total de Estados Unidos y Europa, razón por la cual ese país está impulsando además la producción de energías limpias y renovables, con metas de convertirse en la gran potencia en el desarrollo de esas fuentes energéticas, las cuales representan en la actualidad 11.4% de su consumo total, con metas de elevarlo  al 15% para 2020. Los desarrollos más relevantes en ese campo incluyen la generación hidroeléctrica, sector en el cual China ocupa el primer lugar mundial; la energía eólica con la construcción de parques eólicos en todo el país, importantes inversiones en proyectos de energía solar para la generación de electricidad en diversas localidades, y la utilización de la biomasa con el desarrollo de ciertos combustibles que no pongan en peligro la seguridad alimentaria del país.

No hay dudas que China, con una población que representa  20% de la población mundial, se destaca como un gigante dragón sediento de energía para sostener su dinámico crecimiento y la satisfacción de esa demanda va a incidir notablemente en los cambios que deben producirse en la geopolítica de la energía a nivel global. Cambios que obviamente repercutirán en nuestro país y en la industria petrolera nacional.

Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica