diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Correa y el socialismo dolarizado
El ambiente mediático de febrero, cubierto fundamentalmente por la enfermedad y el regreso del presidente Chávez, la devaluación y la renuncia del Papa, provocó que la reelección de Rafael Correa para un segundo período al frente del Gobierno del Ecuador se esfumara como una noticia de relativa importancia.
 Sin embargo, este acontecimiento que se concretó en las recientes elecciones del 17 del mes pasado, en las que Correa obtuvo una determinante mayoría de 56,7% de los votos, derrotando al ex banquero Guillermo Lasso, quien apenas logró 23,3%, merece algunas reflexiones.

Ecuador en las últimas tres décadas ha experimentado una accidentada evolución política, luego de las dictaduras militares que prevalecieron hasta 1979, cuando se inicia un primer lapso de 17 años de cinco gobiernos constitucionales; seguido de un período de notable inestabilidad política, con siete presidentes, los tres últimos electos pero que  vieron interrumpidos sus períodos por violentas protestas populares (Bucaram 1996/97, Jaime Mahuad 1998/2000 y Lucio Gutiérrez 2003/2005). 

Durante ese período se aplicaron en el país las políticas neoliberales que igualmente se estaban imponiendo en otras naciones de la región, con las consecuencias sociales reconocidas. Esa  inestabilidad política que sufría el país  se reflejaba en un marcado deterioro de las instituciones democráticas y fue entonces cuando  se incorpora a la vida política y a la gestión pública ecuatoriana Rafael Correa, un joven economista de 42 años, quien el 20 de abril de 2005 es designado ministro de Economía durante la corta presidencia de Alfredo Palacio, luego del derrocamiento del general Lucio Gutiérrez. 

Correa  renunció en agosto de ese mismo año para emprender su propio proyecto fundando el movimiento Patria Altiva y Soberana (Pais), con orientación del Socialismo del Siglo XXI, pero en una versión que tiene notables diferencias con el modelo que se intenta implantar en Venezuela y en otros países de la región.

Correa, con una formación lasallista en el bachillerato, se graduó de economista en la Universidad Católica de Santiago, en Guayaquil (1987), luego hizo una  maestría en la Universidad Católica de Lovaina (1991), el doctorado en economía en la Universidad de Illinois-EEUU (2001) y emprendió su carrera política en la campaña presidencial de 2006 que lo llevó a la primera magistratura, el 26 de noviembre de 2006  y luego de  nuevo en 2009, con 51,9% de los votos. 

Durante esa gestión presidencial y, con una popularidad de 70%, el presidente Correa disuelve el Parlamento de su país e impulsa un referendo constitucional que le permite, entre 2007 y 2009, tomar el control de todos los poderes del país y afirmar textualmente, como lo hizo públicamente, a finales del año pasado: "…el Presidente (…) no es solo el jefe del poder Ejecutivo, es jefe de todo el Estado ecuatoriano y esto es el poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral, Transparencia y Control Social, superintendencias, Procuraduría, Contraloría…". 

Curiosamente al reconocer su reelección, el presidente Correa anunció públicamente la disposición de retirarse de la política, al concluir ese segundo período de cuatro años, lo cual, de ser sincero su planteamiento, establecería una gran diferencia con los otros presidentes que comulgan con sus tesis políticas y exagerado estilo presidencialista. Pero no solo por ese gesto Correa estaría estableciendo una importante diferencia, ya que,  a juzgar por lo que ha sido su gestión desde que asumió el poder en 2007 y, a pesar de su lenguaje populista y autoritario, son notables los logros económicos de su gobierno con importantes inversiones en desarrollo de obras físicas y programas sociales,  un crecimiento económico por encima de la media latinoamericana, alcanzando tasas cercanas a 8% y uno de los índices inflacionarios más bajos de la región,  4,16% en 2012. 
Sin embargo, en cuanto a mejoras en los indicadores  de pobreza y desigualdad, los logros han sido muy limitados y Ecuador continúa siendo el tercer país  más pobre de la región, con una tasa de crecimiento de su PIB menor a la media de América Latina y el Caribe.

Conviene recordar que desde que en el corto gobierno de Jamil Mahuad (1998-2000) se tomó la polémica medida de asumir el dólar como moneda nacional y como apoyo a la estabilización de la economía, esta decisión se ha mantenido, a pesar del discurso  socialista  de Correa y ahora se dice que en Ecuador el dólar es lo único que supera en popularidad al presidente Correa, cuya  propuesta para su nuevo y, posiblemente último mandato, se afinca en la promoción de una economía productiva, una revolución social,  la lucha contra la corrupción, el fortalecimiento de los sistemas de integración latinoamericanos, la revolución ambiental y de la justicia, el impulso a la ciencia y tecnología, desarrollo urbano y la llamada revolución cultural contra la dominación imperialista.

Los críticos de la gestión de Correa lo acusan de ser un presidente arbitrario, neopopulista y radical que ha promovido la confrontación en contra de la partidocracia, acusando a los partidos de mafias corruptas y a la prensa opositora de mediocre y también corrupta, y que usa con frecuencia citas del Che y Sandino,  y la frase guevarista: "Hasta la victoria siempre". Ante esta postura caudillesca y  personalista  que confronta la democracia tradicional, el estamento político del Ecuador ha sido incapaz de articular una firme y creativa unidad opositora, por ello la aplastante derrota que sufrió en las recientes elecciones, en las que se enfrentaron a Correa siete candidatos, uno de ellos postulado por 10 minipartidos.

jmoreno@unimet.edu.ve
Director General del Celaup
www.unimet.edu.ve > celaup
Twitter: caratula2009

Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica