diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Democracia y gobernanza en América Latina
Los peligros que asechan están vinculados al profundo deterioro de los partidos y del liderazgo
Las instituciones políticas  y el sistema de gobernanza en América Latina han experimentado en las últimas décadas un marcado deterioro producto de la crisis de liderazgo, de ideología y de representatividad que afecta a las viejas organizaciones políticas, muchas de ellas desmembradas en grupúsculos anárquicos que responden más a intereses personalistas y a luchas intestinas que a objetivos de interés nacional. Por eso la tradicional democracia representativa ya no luce como un sistema adecuado de intermediación entre el ciudadano y las instituciones de gobierno y ahora se observa el surgimiento de distintas expresiones organizadas de la sociedad civil que representan una renovación tanto en el estilo, como en el funcionamiento de la actividad política, al margen del liderazgo caudillesco y de las viejas macroestructuras clientelares y excluyentes de los partidos históricos.

Para un breve análisis de estos déficits  políticos es prudente hacer referencia a los principios originarios del sistema democrático y a los criterios de gobernanza, tal y como fueron formulados por notables teóricos de estos temas  de gobierno. Para John Locke -autor ingles padre de la democracia moderna y constitucional (1689)- la democracia supone la vigencia de los derechos humanos, la división de poderes, la libertad de expresión y la tolerancia; reconociendo además el derecho de los ciudadanos a defenderse y revelarse contra el gobierno que no cumpla con el mandato popular. Para Alexis de Tocqueville -teórico francés de la democracia de masas y autor del reconocido tratado sobre “La democracia en América” (1835 y 1840)- la educación de una sociedad es fundamental para que la democracia tenga éxito; al igual que la igualdad de oportunidades, la libertad de expresión y la protección de la propiedad privada. Tocqueville advierte sobre el peligro de que los ciudadanos descuiden su responsabilidad  política, confiando esta solo a los líderes partidistas, lo que puede generar lo que él llama el “despotismo democrático”, cuando el gobierno tutela al pueblo como resultado de la apatía política. Señala igualmente -algo que merece especial atención por la experiencia regional- que el poder ilimitado de la mayoría es especialmente peligroso cuando se asocia a la mediocridad y cuando hombres ambiciosos, aunque no especialmente inteligentes, tienen la oportunidad de conectar con las masas, mediante lemas electorales simplistas. Así -entre otras- surgieron las dictaduras plebiscitarias de Hitler y Mussolini. No olvidar que la apatía política de la República de Weimar permitió el surgimiento del nefasto régimen Nazi.

En cuanto a la gobernanza, el Banco Mundial inició el debate sobre el concepto identificándolo como la forma como se ejerce el poder para garantizar los recursos económicos y sociales de un país, a fin de impulsar su desarrollo, lo cual está asociado a la naturaleza del régimen político, a la forma como se ejerce la autoridad y a la capacidad de los gobiernos para diseñar políticas y asignar funciones. Luciano Tamassini (1993) señala que “la gobernanza en definitiva depende, de la existencia de relaciones entre el Estado y la sociedad civil que hagan posible la legitimidad, la eficiencia y la estabilidad del gobierno en un sentido amplio”. En cuanto a la gobernanza democrática se entiende que la misma debe sustentarse en sistemas e instituciones políticas, en la descentralización y fortalecimiento de los poderes locales, en la transparencia y rendición de cuentas en la gestión pública, la promoción de la autogestión y el desarrollo y fortalecimiento de redes y organizaciones de desarrollo social, la capacidad de una sociedad para definir y establecer políticas y resolver sus conflictos de manera pacífica, dentro de un orden jurídico que garantice el Estado de Derecho, con independencia de los poderes públicos y el goce de las libertades y derechos civiles, sociales, políticos y culturales.

Al considerar los anteriores criterios de democracia y gobernanza no es difícil concluir en que los peligros que asechan a la democracia latinoamericana, incluyendo a Venezuela, están íntimamente vinculados al profundo deterioro de los partidos y del liderazgo político al que nos hemos referido anteriormente, y a la falta de una cultura ciudadana que evite la apatía política y el despotismo democrático y actúe como antídoto contra caudillos carismáticos populistas que mucho daño le han hecho a la democracia en la región. Por ello para lograr una democracia genuinamente participativa y garante de gobiernos que actúen con trasparencia y con el supremo objetivo de promover el bien común, es imprescindible acrecentar el activo de capital social del colectivo nacional; es decir el fortalecimiento de la sociedad civil expresado en una solida cultura cívica,  principios éticos y la responsabilidad ciudadana para que opere eficientemente la democracia, entendida como control social que asegure el respeto a la autonomía y división de los poderes públicos, la libertad de expresión e información, procesos eleccionarios transparentes y, sobre todo, que evite el pretorianismo como sustento de camarillas autoritarias y combata activamente la ineficiencia y la corrupción en la función pública, como nefasto cáncer que atenta contra la gobernanza democrática. 

José Ignacio Moreno León 
Director General del Celaup - Unimet
jmoreno@unimet.edu.ve
www.unimet.edu.ve / @celaup



Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica