diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Desarrollo a escala humana
En el IPS Venezuela con un modelo creciente de capitalismo de Estado se ubica en el lugar 67
La historia del desarrollo está estrechamente vinculada a la evolución y trascendencia de las teorías y sistemas económicos. El hecho económico y la economía como ciencia social responden a las actividades humanas relacionadas con los medios de subsistencia de las personas, cuando estos no son suficientes para satisfacer las necesidades individuales. Por ello cuando hablamos de un sistema económico nos referimos a aquel que opera a través de instituciones y relaciones, normas y principios sociales, políticos y culturales para orientar las diferentes actividades económicas que satisfagan las necesidades básicas de un grupo humano, en términos de que producir, en que cantidades, como hacerlo y para quien.

La evolución histórica de los sistemas económicos y por ende de las ideas sobre el desarrollo socio-económico parte desde las economías primitivas, el sistema esclavista, el sistema feudal prevaleciente del siglo X al XIV, el capitalismo mercantil de los siglos XVI al XVII que generó una creciente actividad manufacturera y el surgimiento de la burguesía, la acumulación de capital y las primeras instituciones financieras como génesis del capitalismo. Con el paso de los años y la Revolución Industrial surgió el sistema de Capitalismo Industrial (siglos XVIII y XIX) y se promueve la tesis del libre mercado de Adam Smith (1723-1790) impulsor del liberalismo económico que hizo crisis en 1929, a raíz de la Primera Guerra Mundial. Luego surgieron dos nuevos sistemas alternativos: el de economía de planificación centralizada, a partir de 1917 con la Revolución Bolchevique, basado en los postulados comunistas de Marx y Engels, e identificado como “sistema de socialismo real” que desconoce la propiedad privada y le asigna al Estado el papel de hegemón del proceso económico. Este primer sistema ha sido el sustento ideológico de muchos regímenes totalitarios con nefastas consecuencias para los países que lo han padecido. El otro sistema aparece a raíz de la Gran Depresión de 1929 y propicia la economía mixta de mercado, basada en las ideas de John Maynard Keynes (1883-1946). Este sistema, muy exitoso en sus primeros tiempos, demostró posteriormente grandes fallas, especialmente durante la reciente crisis económica sufrida por los Estados Unidos y varios países europeos.

En épocas más recientes surgieron el sistema de Economía Social de Mercado responsable del exitoso progreso económico de la Alemania de la post guerra, y las propuestas neoliberales lideradas por Milton Friedman impulsoras de una mínima intervención del Estado para que el control de la economía se realice fundamentalmente por el capital privado. Las propuestas de Friedman, aplicadas en la década de los noventa, bajo el esquema del llamado “Consenso de Washington” generaron graves problemas económicos, sociales y políticos en varios países de América Latina produciendo como repuestas en algunos de ellos nuevos intentos de las fórmulas socialistas fracasadas, ahora con la etiqueta de “Socialismo del Siglo XXI”.

Lo cierto es que, en paralelo a la evolución de los sistemas económicos organismos especializados han propuestos indicadores para medir el desarrollo, tales como el Índice de Desarrollo Humano (IDH) formulado por el Pnud por iniciativa del Premio Nobel Amartya Sen, el cual se viene calculado desde 1990 como evaluación del desarrollo de los países, en términos de esperanza de vida, nivel educativo y PIB. Este indicador no refleja por tanto una visión integral del desarrollo que debe incorporar elementos como la equidad, la democracia y protección de los derechos humanos y del medio ambiente, como requisitos para evaluar el desarrollo humano sustentable. Solo así se logra preservar la dignidad de la persona humana y la calidad de vida individual y de la sociedad como un todo. 

Como una iniciativa de Michael Porter y otros estudiosos de desarrollo y con el soporte institucional de Harvard, MIT y otras instituciones, se propuso en el Foro Económico mundial de 2009 un nuevo ranking para evaluar el desarrollo de los países, con énfasis en el desarrollo humano sustentable. Este indicador identificado como Índice de Progreso Social (IPS) empezó a publicarse en 2013, valorando, según propuesta de Porter, los resultados de los sistemas de salud, del sistema educativo, preservación de los derechos individuales, facilidades de acceso a la educación superior, libertad individual, equidad social e inclusión, y sostenibilidad de los ecosistemas. Es notorio que en el ranking 2014 del IPS, los primeros 12 países, encabezados por Nueva Zelanda, son naciones con sólidas instituciones democráticas y sistemas económicos con principios de economía social y ecológica de mercado (ESEM). En el caso de América Latina, Costa Rica (25), Uruguay (26) y Chile (30), también países con genuinos sistemas democráticos y economías de mercando aparecen entre los primeros de la región, mientras que Venezuela con una cuestionada institucionalidad democrática y un modelo creciente de capitalismo de Estado se ubica en el lugar 67, y Cuba paradigma del socialismo real latinoamericano ocupa el último lugar de la región en el puesto 79 del ranking global.

El IPS como indicador de desarrollo integral y a escala humana, nos revela que el desarrollo para ser sustentable debe tener, como objetivos básicos la felicidad de la persona humana y la sustentabilidad en términos ecológicos. Pero también señala que esas condiciones solo se logran con un sistema que privilegie el funcionamiento del mercado con equidad social y en el que opere una auténtica democracia con absoluto respeto por la libertad y los derechos humanos. 

Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica