diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Educación de excelencia y desarrollo sustentable
“En la sociedad de la información la educación es el factor fundamental de desarrollo”
Recientemente se han hecho públicos resultados de instituciones que, a nivel global, realizan evaluaciones sobre la calidad y pertinencia de los sistemas educativos. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Oecd) formula cada tres años resultados de las mediciones de la calidad de los diversos sistemas educativos para jóvenes de 15 años. 

El informe, conocido como Pisa-2013, corresponde a las pruebas aplicadas el año pasado a medio millón de adolescentes en 65 países y mide los conocimientos, aptitudes y competencias en matemáticas, lengua y ciencias naturales como áreas claves para proseguir estudios superiores exitosamente. Dicho informe señala que nuevamente los países asiáticos ocupan los primeros lugares por la calidad de sus sistemas de educación básica. Encabeza la lista China (Shanghái), le sigue Singapur, luego Corea del Sur y Japón. En Europa, Suiza y Holanda. 

El informe revela que América Latina ha sufrido un retroceso en ese nivel educativo. Los países participantes de la región en las evaluaciones ocupan los últimos puestos. Chile se ubica en el puesto 51 y le siguen México (53), Uruguay (55), Costa Rica (56), Brasil (58), Argentina (59), Colombia (62) y, en el último lugar, Perú (65).

No es por pura casualidad que son los países asiáticos (donde la educación se gestiona como una valiosa herramienta de movilidad social y como un compromiso solidario de la familia, del Estado y de toda la sociedad) los que revelan los mayores indicadores de calidad educativa. 

Y es que en países que han tenido en las últimas décadas exitosos procesos de desarrollo, como Singapur, Corea del Sur y Japón, la educación básica y media se impulsa con elevados criterios de exigencia y excelencia, notable reconocimiento social y económico a los docentes e importantes inversiones en infraestructura, equipamiento y herramientas de apoyo educativo. Todo ello contrasta con la realidad latinoamericana, en la cual es común la ineficiencia y la improvisación en las políticas educativas, la pobre infraestructura y equipamiento, con el agravante de sueldos miserables y poco reconocimiento para los maestros. 

En algunos casos, como el de Venezuela, país que inexplicablemente no participa en estas pruebas (no ha evaluado su sistema en más de una década), es notorio el déficit de docentes en matemáticas y ciencias, y no existe una carrera estable para los educadores: Frente a esta realidad el Estado venezolano pretende imponer un currículo ideologizante y excluyente y con poca preocupación por la calidad de la educación.

En cuanto al sistema universitario, el más reciente informe evaluativo del Times Higher Education World Reputation Rankings 2014 clasifica a las universidades en base a su excelencia académica, reputación y prestigio. En dicho informe Harvard reafirma su posición en el tope de la lista, la cual incluye -entre las 10 universidades más reconocidas globalmente- sólo instituciones de Estados Unidos y de Inglaterra. 

Acompañan a Harvard en el grupo de las primeras seis, y en orden descendente: MIT, Stanford, Cambridge, Oxford, la Universidad de California y Berkeley. Les siguen Princeton, Yale, Caltech y Ucla. La Universidad de Tokio se posiciona en el puesto 11. El referido ranking señala entre las 100 mejores universidades del mundo: 46 de Estados Unidos, 10 de Inglaterra, 6 de Alemania, 5 de Japón, 2 de China, 5 de Australia, 3 de Canadá y 3 de Corea del Sur. Según otros conocidos índices universitarios, como el Ranking QS y el de Universidad de Jiao Tong de Shanghai, tampoco aparecen -entre las 100 mejores- universidades latinoamericanas en ninguna de sus clasificaciones anuales. 

Sólo la universidad de Sao Paulo, la Unam de México y la Católica de Chile se ubican en posiciones cercanas al grupo de las 100 mejores.

En América Latina el sistema educativo está rezagado en todos los niveles. Por ello, se requiere entender -cómo se está haciendo en los países exitosos- que en la Sociedad de la Información y del Conocimiento que caracteriza los tiempos actuales, la educación es el factor fundamental de desarrollo, lo cual exige del esfuerzo concertado de los gobiernos -sin manipulaciones políticas o ideológicas-, así como el de la sociedad, para emprender, frente a las nuevas realidades globales, ambiciosos procesos de cambio para cada nivel educativo, con la finalidad de lograr sistemas de excelencia educativa. 

Es esencial el énfasis en la racionalización de la inversión pública, y en mejoras sustanciales que permita a los docentes mantenerse libres del clientelismo político y, en el caso de las universidades, la promoción -con criterios de inclusión y pertinencia y respetando la autonomía y la libertad académica- de instituciones que incorporen a las tradicionales funciones de educación, investigación y extensión, una nueva misión como universidades emprendedoras para lograr la comercialización de los resultados de la investigación académica y participar activamente en los procesos de desarrollo económico, auspiciando con actividades de innovación y creatividad, la cultura de la productividad, de la calidad y del riesgo.

Las universidades deben también desarrollar una pedagogía en educación en valores para fortalecer en sus egresados los principios éticos, la solidaridad, la asociatividad y la cultura ciudadana, como pilares de la institucionalidad democrática y del desarrollo humano sustentable.

Es obvio que si se pudiera lograr un proceso serio de concertación entre el Gobierno y la oposición venezolana, este tema debería ocupar un lugar prioritario en la agenda de negociaciones.

Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica