diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
La internalización de la universidad
La estrategia está alineada con las tendencias globales de los sistemas educativos
El acelerado proceso de cambios que se viene desarrollando en las últimas décadas, está impactando a los sistemas educativos en todos sus niveles. Como es sabido, en el ámbito específico de la educación superior, la Unesco, en atención a esas cambiantes realidades, reunió en su sede de París, en octubre de 1998 una Primera Conferencia Mundial sobre Educación Superior, cuyas conclusiones fueron recogidas en la “Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción”, en la que se proponen importantes orientaciones y lineamientos a nivel global, los cuales fueron producto de diversas reuniones regionales que sobre el tema se habían realizado desde comienzos de los años 90, reafirmando los principios de la educación como uno de los pilares fundamentales de los derechos humanos, de la democracia y del desarrollo sostenible y la paz.

La internacionalización académica planteada desde esa primera conferencia ha sido igualmente objeto de consideración en otros encuentros internacionales de expertos educadores; en ambos casos esta estrategia está alineada con las tendencias globalizantes de los sistemas educativos que se está facilitando al impulso de la revolución de la informática y de las telecomunicaciones y como producto de la sociedad de la información y del conocimiento. Igualmente en el reconocido Informe Delors, “La Educación Encierra un Tesoro”, presentado a la Unesco en 1996, se resalta la importancia de la visión global, a través de la cooperación internacional para facilitar a las universidades, como “interlocutores privilegiados”, el intercambio de docentes y estudiantes con fines de mejorar la enseñanza creando “Cátedras Internacionales”.

La Unesco, desde su fundación, en noviembre de 1945, ha incentivado ese proceso de internacionalización al permitir, mediante sus mecanismos operativos, que líderes del sector, tanto de países ricos como pobres, puedan en condiciones de igualdad, intercambiar ideas y experiencias para mejorar sus sistemas educativos y las instituciones rectoras de los mismos, incluyendo asesoría con expertos de la organización y con recursos para proyectos específicos. Pero igualmente el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde) y, en algún tiempo, la llamada Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (Usaid), han participado en proyectos importantes de apoyo al desarrollo y expansión de la educación superior en América Latina y el Caribe. El Banco Mundial, por ejemplo, ha financiado el desarrollo parcial del grupo de Universidades del Complejo de Anahuac en México y programas de créditos educativos en Perú. Y en Venezuela, la Universidad Simón Bolívar tuvo un soporte fundamental de financiamiento del BID para el desarrollo de su planta física de Sartenejas.

La dinámica de cambios impulsados en el proceso de la globalización ha conformado la cibereconomía con acelerados movimientos de capital, tecnología y demandas, cada vez mas novedosas, de trabajos calificados y ajustados a los nuevos conocimientos que se generan a velocidades exponenciales. Esto último impactando sensiblemente a la sociedad en su conjunto y a la educación en todos sus niveles, lo que explica las razones del aprendizaje contínuo por toda la vida que ha sido otra de las consignas de la Unesco para la educación superior del siglo XXI. En ese contexto globalizante, la internacionalización de la educación superior debe impulsarse como respuesta de los países e instituciones, a nivel global y a nivel de nuestra región latinoamericana y caribeña, a los fines de interactuar, respetando diferencias e identidades culturales, para intercambiar experiencias académicas, realizar proyectos educativos conjuntos y explorar nuevas opciones y alternativas de la educación superior. Todo lo cual supone desarrollar, a nivel de los países y de las instituciones de educación superior, políticas, programas y proyectos, con visión de integración internacional y regional, en los ámbitos fundamentales del subsistema de educación superior, tales como acuerdos interinstitucionales para la docencia, la investigación, la extensión, el compromiso cívico; y, dentro de estas actividades y como complemento, fomentar el intercambio de docentes y estudiantes, los programas de doble titulación o titulaciones conjuntas y redes institucionales para objetivos específicos. Este es un gran reto que tienen planteadas las universidades venezolanas para no quedar rezagadas en los significativos cambios que está experimentando la educación, para lo cual es fundamental superar la actual crisis de nuestras instituciones de educación superior, producto de una errada política educativa oficial que pretende desconocer las nuevas realidades globales que apuntanlan el surgimiento de la Sociedad de la Información y el Conocimiento en donde se demanda una educación inclusiva pero de excelencia y con visión global.

José Ignacio Moreno León 

Director general del Celaup, Universidad Metropolitana
http://www.unimet.edu.ve/celaup
jmoreno@unimet.edu.ve
@caratula2000
Facebook.com/celaup


Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica