diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
La universidad posmoderna y el rezago regional /II
En nuestro artículo anterior sobre este mismo tema hicimos una referencia puntual sobre el impacto en la educación superior de las nuevas realidades globales que están configurando la sociedad del conocimiento y el surgimiento de lo que se está considerando como la universidad posmoderna.
Señalamos igualmente el retraso que, frente a ese proceso de cambio, se observa en las universidades de América Latina. Son temas que, por su trascendencia, merecen un análisis más detallado y es lo que nos proponemos en esta entrega.

Para Hans Wissema, experto en temas de gerencia universitaria y autor de la interesante obra Towards the Third Generation University (2009), la posmodernidad en construcción está determinando a su vez cambios fundamentales en la institución universitaria que implican la transición de la universidad tradicional  fundamentada en la expansión del conocimiento mediante la investigación basada en el método científico surgido en el Renacimiento y en la Ilustración, hacia la Universidad de Tercera Generación que debe competir en un mercado global para lograr los mejores contratos industriales, los mejores académicos y los mejores estudiantes, y en la que la investigación fundamental va a ser la actividad más importante, pero conducida de manera transdisciplinaria o interdisciplinaria. 

Estas transformaciones se han acelerado desde los años ochenta con la incorporación masiva de Internet, lo que ha permitido la globalización de las comunicaciones y de los mercados, en la que las nuevas ventajas competitivas y el poder no descansan en el acopio y explotación de materias primas y otros recursos naturales, sino en el saber, el capital humano y el intelectual como soportes para asegurar la competitividad. 

Esta nueva sociedad  impone a la universidad otras transformaciones fundamentales, respetando los principios  básicos que sustentan a la educación como un bien público y un derecho humano, entendiendo la necesidad de impulsar la educación como responsabilidad compartida del Estado y la sociedad y de proveer una educación de calidad, incorporando la pedagogía de los valores en su modelo para sensibilizar a los futuros profesionales frente a los graves problemas y asimetrías creados por el sesgo excluyente de la globalización. 

Los programas de estudio deben responder a las demandas de la nueva economía; la formación debe ser amplia y transdisciplinaria para impulsar un desarrollo integral y continuo, con la educación sobre el cómo, el por qué y el para qué de los nuevos conocimientos y el desarrollo en los educandos de las capacidades para aprender a aprender, a emprender, a hacer y a ser y convivir como seres humanos en las complejidades de la postmodernidad.

La universidad latinoamericana se encuentra rezagada en los cambios requeridos para insertarse eficientemente en la posmodernidad y  el sistema educativo regional, a todos sus niveles, adolece de graves deficiencias que se reflejan además en la inmensa brecha científica y tecnológica que nos distancia de los países más avanzados, como se señala en un reciente estudio del BID. Factores determinantes de ese atraso y que son también rémoras al desarrollo regional están vinculados fundamentalmente a los complejos tercermundistas, al populismo, la inestabilidad institucional y los erráticos modelos económicos que se han ensayado en la mayoría de los países de la región y que no han sabido responder a las demandas de la globalización contemporánea y mantienen a los pueblos estancados en su progreso. 

Bajo estas restricciones no ha sido posible formular en la región planes y políticas públicas adecuadas para modernizar los sistemas educativos con visión de largo plazo y entendiendo la necesidad de impulsar las reformas hacia el logro de una educación de excelencia alineada con las exigencias de la economía global. 

Las cifras del referido estudio del BID reflejan un panorama sombrío para América Latina. Solo cuatro países de la región (Brasil, Chile, Argentina y México) tienen universidades clasificadas entre las 500 mejores del mundo y a niveles muy modestos. 

La inversión en investigación y desarrollo es muy pobre. Mientras que países como Israel invierten 4,7% de su PIB en esta actividad básica para el crecimiento económico a largo plazo; Suecia, 3,6%; Finlandia y Corea del Sur,  3,5%; América Latina, en su conjunto, apenas llega a 0,67%; siendo Brasil el país que más ha invertido con 1,11%, seguido de Chile  (0,6%), Argentina (0,5%) y México (0,45%). En EEUU el número de doctorados en ciencia e ingeniería es de alrededor de 19 por 100.000 habitantes; en la región, Brasil tiene cinco; México, tres; y Venezuela, apenas 1,2.

No hay dudas de que para superar el rezago universitario latinoamericano se requiere de un gran esfuerzo a fin de repotenciar nuestro sistema educativo y, en especial, la educación superior, con una visión inclusiva y de largo plazo, pero además con criterios de excelencia y eficiencia en la gestión. Se requiere, asimismo, incrementar sensiblemente la inversión  pública en educación y en ciencia, tecnología e innovación, propiciando una importante participación del sector productivo. 

En este esfuerzo, el Estado debe tener una participación protagónica, pero no entrabadora y mucho menos ideologizante y amenazante contra la autonomía, que es condición existencial de la universidad, especialmente en la sociedad del conocimiento, en la que estas instituciones están comprometidas con la formación de mentes abiertas y sin prejuicios ni complejos ideológicos.

Director general del Celaup 
moreno@unimet.edu.ve
tuitter:@morleo

Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica