diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Paz y el ogro filantrópico
El próximo 31 de marzo se cumple el primer centenario del nacimiento del poeta y escritor Octavio Paz, considerado como uno de los grandes pensadores mexicanos.
Connotado y controversial ensayista, autor de tratados de gran relevancia sobre temas históricos, culturales y políticos, por su extensa obra de creación intelectual, Paz fue merecedor de destacados reconocimientos. Entre ellos: el doctorado Honoris Causa que le otorgó en 1980 la Universidad de Harvard y el premio Cervantes que recibió en 1981 (el cual representa el más importante galardón literario de la comunidad intelectual hispana). En 1990 Paz se convirtió en el primer escritor mexicano reconocido con el premio Nobel de literatura y el cuarto de América Latina, luego de Miguel Ángel Asturias (1967), Pablo Neruda (1971), y Gabriel García Márquez (1982)).

En agosto de  1978 Octavio Paz público en la revista Vuelta que había fundado dos años antes -junto con otros intelectuales latinoamericanos- un interesante ensayo sobre los males del estatismo y populismo, bajo el título de “ El ogro filantrópico”. Un año más tarde, y con el mismo título, la editorial mexicana Joaquín Mortiz presenta un libro en el cual Paz profundiza sus críticas sobre el totalitarismo (tanto de derecha, como los populistas de izquierda) con agudas referencias a la -para entonces- Unión Soviética y al régimen cubano.

En su obra Octavio Paz hace un análisis del proceso histórico de institucionalización de México y señala que, debido a la ausencia de un poder central moderador y a la falta de tradiciones democráticas, surgió en ese país lo que el autor denomina “la plaga del militarismo” para dirimir, por la fuerza, las diferencias entre las distintas facciones. “La espada fue así la respuesta a la debilidad del Estado y al poder de las facciones” dice Paz. Por ello se impusieron las dictaduras militaristas como la de Porfirio Díaz (1877-1911) y la de Plutarco Elías Calles, ejercida a través del partido político fundado por él en 1929 para ejercer el poder detrás del trono, durante sucesivos gobiernos autoritarios que se turnaron, de manera fraudulenta, entre 1928 y 1934. Los señalamientos de Paz sobre las razones y perversidades del militarismo las podemos encontrar igualmente en otros países de América Latina. Tales son los casos de las dictaduras populistas de: Velasco Alvarado en Perú, auto definida como gobierno revolucionario de las fuerzas armadas (1968-1975); Hugo Banzer en Bolivia (1971-1978); Alfredo Stroessner en Paraguay (1954-1989); Omar Torrijos (1969-1981) y Manuel Noriega (1983-1989) en Panamá; y los gobiernos de Juan Domingo Perón en Argentina (1946-52,1952-55 y 1973-76) , los cuales se destacaron por sus políticas nacional-populistas causantes de graves crisis en la economía de ese país y de una debacle política que constituyó el germen de sucesivas dictaduras militares con nefastas consecuencias, las cuales ese país no ha logrado superar aún totalmente.

Paz señala también en su obra cómo el centralismo y el patrimonialismo estatal -herencia del régimen patrimonial español- han estado asociados al populismo, propiciando igualmente los vicios del amiguísimo, el tráfico de influencias y la corrupción. Todos son componentes característicos de gobiernos autoritarios y del capitalismo de Estado en los que el Poder Ejecutivo controla, en forma determinante, los demás poderes públicos, por lo que el Gobierno asume un estilo dictatorial que se sobrepone al interés social y político para determinar, con su  único criterio, lo que es bueno para la sociedad. Son estas, por cierto, las características de las corrientes autoritarias que han venido surgiendo en las últimas décadas en América Latina, con el empeño de revivir modelos fracasados del pasado. 

Por sus polémicas posturas frente a los regímenes de su época, Paz tuvo frecuentes enfrentamientos en el ambiente político mexicano y fueron recurrentes sus señalamientos a los sesgos autoritarios y poca transparencia de los gobiernos y sistema político de su país. México para entonces estaba sometido a la hegemonía gubernamental del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con una burocracia salpicada por escándalos de corrupción, nepotismo, y las perversidades del populismo. No olvidemos que el PRI se entronizó en el poder desde 1929 y durante más de 80 años, hasta la elección del presidente Fox - en el año 2000 con el triunfo del PAN-  gobernó a México bajo un régimen sui generis que algunos han calificado como “democracia autoritaria” (Meyer) o “dictadura perfecta” (Vargas Llosa).

“El ogro filantrópico” sintetiza la tesis política de Octavio Paz. En esa obra el autor señala de manera acertada como el estatismo, el autoritarismo y el populismo han predominado en países de América Latina cual pesado lastre que ha impedido la modernización de sus sistemas políticos y el desarrollo de esos pueblos. No hay duda de que estos vicios están latentes a nivel global y, en especial, en Latinoamérica. Es el fantasma de un “ogro filantrópico” siempre a la caza de las debilidades de los sistemas democráticos y de sus instituciones para clavar sus garras, como perverso sistema político y de gobierno.  

Con mucha frecuencia ese “ogro” ha entorpecido los procesos de desarrollo de los países que lo han sufrido. Por ello, frente a esa latente amenaza, se impone renovar el liderazgo político y los partidos como agentes fundamentales del juego democrático y fortalecer los valores y principios de una genuina democracia participativa en la que el Estado asuma el papel estratégico de preservar la gobernabilidad democrática con la garantía de la división y autonomía de los poderes públicos, transparencia en su funcionamiento y la eficiente descentralización del poder. Todo ello asegurando la promoción de la cultura cívica y del capital social como antídotos frente al clientelismo político y para promover un sistema de desarrollo libre de las maldades del rentismo y del populismo, apalancado en un modelo de economía productiva y solidaria. 

Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica