diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo
El 30 de octubre se cumplieron tres décadas de la recuperación de la democracia en Argentina, luego de las elecciones que llevaron al poder a Raúl Alfonsín.
Habían pasado más de 60 años de turbulencia política y autoritarismo militar que se acentuó durante los dos primeros gobiernos del general Juan Domingo Perón, presidente electo en sucesivos períodos en 1946 y 1952.  Perón, quien había estado involucrado en la dictadura militar establecida  en 1943, inició su primer período con políticas de estatización de empresas y servicios públicos, asumiendo el Estado el monopolio de la comercialización internacional de la producción agroindustrial del país, fuente fundamental de los ingresos de la Argentina, lo  que le permitió la masiva expansión del gasto público en apoyo a políticas populistas, acompañadas con fuertes aumentos salariales, estrictos controles de precios y de alquileres de viviendas, con masivas construcciones habitacionales de interés social e importantes  inversiones en servicios de salud y educación gratuita. Todo ello acompañado de una promoción clientelar y populista de la imagen presidencial y de su esposa Evita Perón. Se causó la profunda división de la sociedad argentina, por el manejo autoritario y confrontacional del Jefe del Estado y de Evita, la que,  sin ejercer formalmente un cargo público conducía la política social del Gobierno y promovía la persecución de los opositores al régimen, obligando a los empleados públicos a afiliarse al partido oficial y ejerciendo   fuerte censura a los medios de comunicación social, con la clausura de algunos de ellos.

El programa nacional-populista de Perón con sus sesgos corporativistas y fascistas, generó una profunda caída de la economía argentina, pese a lo cual gracias al apoyo de su popular esposa, éste logró ser reelecto para un segundo período presidencial en el que le tocó enfrentar una difícil situación económica y política, con caída de las reservas, creciente inflación producto del gasto social incontrolado, controles de precios, frecuentes devaluaciones y control cambiario y enfrentamientos con los factores internos no afectos al régimen. Ante la  crisis, Perón intentó un cambio radical, con un programa de ajustes y estabilización económica, congelación de salarios, apoyo a la inversión privada y a empresas extranjeras, nuevas devaluaciones, lucha anti-inflacionaria y políticas para balancear el presupuesto y mejorar la balanza comercial. Sin embargo, el Gobierno no pudo doblegar la creciente oposición, tanto de los sectores del Ejército como de la Iglesia, e inclusive de sectores populares que se resistían a los cambios. Todo lo cual  se complicó con el fallecimiento de Evita, en 1952, por lo que el Presidente perdió un importante soporte y enlace con el sector laboral.

La conflictiva situación provocó que el 16 de septiembre de 1954, se produjera otro golpe militar con el apoyo de la mayoría de los partidos no peronistas, lo que forzó la renuncia y exilio de Perón. Luego vendrían nuevas tensiones entre los castrenses, incapaces de solventar la crisis económica y social del país y enfrascados en luchas internas por el control del poder, lo que forzó la convocatoria de nuevas elecciones presidenciales en febrero de 1958, en las que  resultó electo Arturo Frondizi con el apoyo del peronismo, movimiento que posteriormente le retiró el soporte por múltiples controversias por el programa de ajustes que tuvo que emprender en su gobierno, lo que  provocó su destitución en marzo de 1962, para luego de dos cortos gobiernos civiles, volver a asumir el poder los militares en 1966 mediante una junta  golpista que con sucesivos generalatos, se mantuvo gobernando  de facto hasta 1973, cuando forzados por la presión popular, convocaron  elecciones impidiendo la participación de Perón, y en las que resultó electo Héctor Cámpora, con el apoyo del peronismo, quien asumió la presidencia el 25 de mayo de 1973 y renunció convocando nuevas elecciones en las que participó Perón ganando por abrumadora mayoría y asumió una tercera presidencia, en octubre de 1973, en un país enguerrillado y con grave crisis económica. Perón falleció ocho meses después, siendo reemplazado por su viuda -vicepresidente María Estela Martínez, quien fue depuesta por un nuevo golpe militar, en marzo de 1976, alternándose en el poder cuatro juntas militares hasta 1983, en un largo período de siete años en los que la Argentina sufrió los nefastos embates de la denominada “Guerra Sucia”, terrorismo de Estado que llevó al país al borde de la guerra civil, en un ambiente de debacle económica, con inflación superior al 240% anual,  deuda externa que entre 1978 y 1983 se incrementó de 7.800 millones de dólares a 48.000 millones, y una crisis de divisas y masiva fuga de capitales. Durante ese período las fuerzas represivas del Gobierno practicaron la tortura sistemática, violaciones, robos de niños y encarcelamiento y desaparición de cerca de 30.000 opositores, lo que provocó el desprestigio a nivel mundial de las Fuerzas Armadas argentinas,  destacándose  José Rafael Videla, el siniestro  impulsor del terrorismo de Estado, y el  beodo general Leopoldo Galtieri, quien en un fallido intento por lavar la imagen dictatorial del régimen, promovió la aventura bélica de la Isla de Las Malvinas, con la humillante derrota del ejército argentino. Fue así como en las décadas referidas la Argentina sufrió los embates dictatoriales del militarismo y los efectos perversos del populismo y autoritarismo peronista, con sus secuelas de corrupción, nepotismo, y violación de derechos humanos de los cuales el país, a pesar de la nueva era democrática no ha podido liberarse por completo, tal y como lo evidencian los resultados de la reciente contienda electoral.

jmoreno@unimet.edu.ve

Director General del Celaup

www.unimet.edu.ve > celaup

twitter: caratula2009

Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica