diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”
En el debate político de varios países, incluyendo el nuestro, se ha acentuado en los últimos tiempos el tema de la corrupción, el cual en muchos casos se maneja más como una estrategia de lucha política que como un sincero esfuerzo por atacar ese pernicioso y endémico mal social.
Por ello queremos hacer al respecto algunas breves consideraciones para analizar ese asunto en el entorno de la crisis ética global e institucional que aqueja a las sociedades víctimas de la corrupción, y tomando como referencia las ideas de Robert Klitgaard, quien ha sido un notable estudioso del tema.

Tal y como lo hemos comentado en artículos anteriores, la pérdida de valores y la creciente corrupción son endemias que se han venido acentuando en los últimos tiempos y así lo señalan los informes anuales de Transparencia Internacional, en los cuales no sólo se menciona que este mal social está presente en las estructuras gubernamentales, en las instituciones políticas y en la actividad de los negocios privados, sino que representa una barrera nefasta al proceso de desarrollo de los países. Ya hay países como España que, frente a la crisis económica y política, para 2005 ponderaba la corrupción y el fraude entre los tres problemas más graves de esa sociedad, acompañados por la crisis de las instituciones políticas y la crisis económica. Además, hemos referido igualmente estudios especializados que ya hablan de una corrupción globalizada de graves nexos entre la corrupción política y las mafias internacionales como grave amenaza para la democracia. La situación clama por respuestas globales para su erradicación. 

En el caso de Venezuela, los análisis de Transparencia Internacional señalan que la percepción de corrupción en el país se ha acentuado. En 2002 Venezuela ocupaba el nivel 81 entre los países más corruptos a nivel mundial; en 2012 bajó al puesto 165 para integrar el grupo de los 10 países más corruptos del planeta. Ello la sitúa, al lado de Irak, Sudan, Somalia y Corea del Norte y, en Latinoamérica, como el más corrupto de la región, conjuntamente con Haití.

Robert Klitgaard, antiguo académico de las universidades de Harvard y Yale, con notables publicaciones sobre el tema de la corrupción y la forma de combatirla (“Tropical Gangsters” (1990) y “Controlling Corruption” 1998), señala que la corrupción no es sólo un problema de individuos carentes de ética, sino fundamentalmente un problema de sistemas. Para una lucha efectiva contra la corrupción considera necesario que se impulsen reformas sistemáticas de los incentivos, o bases de remuneración de los funcionarios públicos, aumentar las sanciones, promover la competencia en los sectores públicos y privados, reducir trámites burocráticos, limitar la discrecionalidad de los funcionarios públicos y establecer normas de conducta y reglas del juego claras frente a las gestiones ante el Gobierno, con eficientes controles internos y externos de las mismas. Igualmente se debe involucrar en esa lucha al sector privado que es parte del problema, el cual también debe ser parte de la solución al impulsar códigos éticos de conducta y la autovigilancia empresarial para erradicar la corrupción, evitando que la empresa sea influenciada por otras empresas y organizaciones privadas. Además, consideramos oportuno resaltar el señalamiento que hace Klitgaard sobre la necesidad de establecer límites estrictos y controlados externamente sobre las campañas electorales y las finanzas de los partidos, la financiación pública de dichas campañas y el otorgamiento de tiempos equilibrados en los medios de comunicación. Klitgaard considera que el abuso mediático de los gobiernos, el uso indebido de fondos públicos y la activa participación de los funcionarios del Estado en las campañas electorales es una manifestación abierta de corrupción. 

Para Klitgaard las estrategias básicas para combatir la corrupción implican, ante todo, atacar la sensación perniciosa de que hay impunidad, ya que la cultura de la corrupción se alimenta del sentimiento de impunidad (especialmente de la impunidad a alto nivel, lo que por lo general sucede bajo el amparo de instituciones cómplices). Según este académico, para que un gobierno logre credibilidad y eficiencia en la lucha contra la corrupción, es esencial: “freír al pez gordo”; es decir, empezar por castigar a los grandes corruptos. Por lo tanto, afirma Klitgaard: “lo importante es que el primer pez gordo provenga del partido en el poder”.

Lo cierto es que la corrupción es uno de los graves males que afectan a la humanidad pues impide el desarrollo de una sociedad de justicia con elevados valores éticos. El Papa Francisco, Incluso desde sus tiempos como Cardenal en la Argentina Kirsnerista, ha sido duro crítico de este flagelo. En particular, cuando la corrupción invade la política, que para el Papa es la forma más elevada de la caridad social. El Santo Padre jesuita señala que los corruptos son “el anticristo” y que la corrupción es mucho más que un pecado grave porque el pecado se perdona, pero: “es difícil para un corrupto volver atrás”. Por ello, Francisco, citando a Jesús cuando se refiere a la corrupción en los textos bíblicos afirma: “que los tiren al mar con una piedra al cuello”.

En la Venezuela que actualmente se debate en una difícil y compleja crisis, el tema de la corrupción, y las medidas para combatirla, no pueden excluirse de la agenda del diálogo que se esta intentando establecer entre el Gobierno y la oposición. Se trata de un asunto en el que, por encima de todo, debe privar el esfuerzo concertado para erradicar ese cáncer social y elevar el nivel ético de la actividad política y de la gestión de gobierno. 

Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica