diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Venezuela y el ejemplo saudita
Ineficacia y corrupción, notables lacras del modelo rentista petrolero
Hace aproximadamente cuatro décadas, el entonces ministro de petróleo de Arabia Saudita, el Jeque Ahmed Zaki Yamani -quién detentara ese cargo de 1962 hasta 1986- en una de sus frecuentes declaraciones mediáticas, expresó al referirse al futuro del petróleo que así como la edad de piedra pasó a la historia sin que se acabaran las piedras, la era del petróleo pasaría a la historia sin que se agotara el petróleo.

Frente a ese señalamiento profético de quien fuese, por más de dos décadas, el más poderoso ministro petrolero a nivel global, parece que la monarquía saudita, presionada además por los cambios que se vislumbran en las realidades energéticas mundiales ha anunciado, a finales del pasado mes de abril un trascendental programa de reformas orientadas a deslastrar al reino de su histórica dependencia del rentismo petrolero, mediante la diversificación de su economía y el impulso de nuevas estrategias de desarrollo que permitan insertar a ese país en la economía global.

El ambicioso plan denominado Visión Saudí 2030, está siendo impulsado por el hijo del monarca Árabe, el joven príncipe heredero Mohammed Bin Salman Al Saud. Dicho plan se sustenta financieramente en la venta de hasta 5% de las acciones de Aramco, la empresa nacional petrolera de ese país y la mayor compañía de petróleo, a nivel mundial, con una producción cercana a 10,5 millones de barriles diarios y dueña de 260 millones de reservas. Se estima que la venta de ese porcentaje de participación -que representa la mayor oferta pública mundial de acciones- le generara a ese país cerca de 2 billones de dólares que pasarán a alimentar el Fondo Soberano o Fondo de Inversión Saudí, cuyos recursos se elevarían a cerca de 3 billones de dólares como la gigantesca palanca financiera que permitirá -según el Plan- reemplazar la dependencia petrolera para el 2020, e iniciar un ambicioso programa de diversificación y modernización de la economía para lograr reducir sensiblemente la dependencia petrolera actual que representa el 80% de los ingresos del país.

La Visión Saudí 2030 supone, entre otras metas fundamentales, incrementar la participación del país en la economía global llevándola del puesto 19 al lugar 15; elevar el índice de competitividad de la actual posición 25 al puesto 10; mejorar sustancialmente la participación del capital privado en el desarrollo nacional del 40 por ciento actual al 65 por ciento de GDP; impulsar programas para incrementar las exportaciones no petroleras del 16 por ciento actual al 56 por ciento. En el ámbito social y de calidad de vida, el plan incluye la meta de colocar 3 de las más importantes ciudades del país entre las 100 más importantes a nivel mundial, manteniendo los altos índices de seguridad personal que destacan a Arabia Saudita entre los países más seguros del planeta con un indicador de criminalidad de apenas 0,8x 100.000 habitantes, lo que contrasta muy por debajo de la tasa internacional de 7,6. En el ranking global de capital social -que incluye conocimientos, habilidades y destrezas de la población- la meta propuesta supone pasar del 25 por ciento al tope del 10 por ciento, lo cual se combina con el marcado empeño de mejorar sustancialmente el sector educativo promoviendo la activa participación de los padres como acompañantes de sus hijos en el proceso de aprendizaje, y mejorar sustancialmente la calidad de las universidades para ubicar, al menos 5 de ellas entre las 200 mejores a nivel mundial. Se incluye, igualmente, en el Plan propuestas para impulsar cambios sustanciales para acoplar la oferta y la gestión educativa a las demandas de la nueva economía y las nuevas realidades globales, por lo cual los cambios se orientan a promover en la educación los principios de competitividad, el emprendimiento y la cultura de la planificación para formar profesionales bien calificados y capaces de impulsar el desarrollo de pequeñas, medianas y grandes empresas. Se prevén adicionalmente relevantes reformas a nivel gubernamental y de la burocracia del Estado, con cero tolerancia a la corrupción y proyectos especiales para incrementar la eficacia y transparencia en las dependencias del Gobierno y en los funcionarios públicos.

Muy ambiciosas y oportunas lucen las reformas de la Visión Saudí 2030, para diversificar y modernizar la economía y reducir la dependencia petrolera, con miras a colocar en menos de dos décadas a Arabia Saudita entre los países más desarrollados del planeta. Sin embargo, a pesar de los importantes retos planteados y el liderazgo para lograrlos que pareciera estar asumiendo el joven vicepríncipe heredero, no hay dudas que para lograr esos ambiciosos objetivos se requiere conquistar el apoyo decidido de la gerontocracia monárquica que rodea la cúpula gobernante, al igual que se hace necesario luchar contra la ineficacia y la corrupción, que son notables lacras del histórico modelo rentista petrolero que ha imperado en ese país.

En todo caso, las transformaciones que se están impulsando en Arabia Saudita deben de servir de valiosa referencia para la construcción del gran acuerdo nacional que se requiere en Venezuela, a fin de impulsar la impostergable transición hacia un nuevo modelo de desarrollo que rompa con el rentismo petrolero para sembrar los fundamentos de una economía competitiva, diversificada y deslastrada del capitalismo de Estado, promoviendo igualmente el cambio cultural y estructural para asegurar la gobernabilidad de esas transformaciones fundamentales. Frente al ejemplo Saudita, ese luce, a nuestro juicio, el reto histórico que debe asumir un genuino liderazgo político del país.

José Ignacio Moreno León 
jmoreno@unimet.edu.ve
Director General del CELAUP
Universidad Metropolitana
http://www.unimet.edu.ve/celaup
Twitter: @caratula2000
Facebook.com/celaup

Otros artículos

100 años de la Venezuela petrolera /I

100 años de la Venezuela petrolera /III

2012, año de cambios

23 años de la Alemania unida y el triunfo de la Merkel

25 años de libertad: caída del Muro de Berlín

80 años del mensaje: el proyecto necesario

A 22 años del colapso de la dictadura socialista alemana

Acuerdo para la gobernabilidad y el desarrollo incluyente

América Latina y el incumplimiento de las metas del milenio

Amuay, meritocracia y miserias del populismo

Benedicto XVI: una lección universal de humildad y compromiso

Brasil: el milagro del vecino

Brasilia: cinco décadas de la obra maestra de Niemeyer

Cambio climático 2014: impacto en Estados Unidos

Cambio climático 2014: razones para alarmarse

Casos emblemáticos del populismo latinoamericano /I

Casos emblemáticos del populismo latinoamericanos

China: ¿Imperialismo del siglo XXI?

China: primavera árabe con paciencia asiática

China: socialismo asiático o dragón capitalista

China: un dragón sediento de energía

China: voces de una generación silenciosa /I

Colapso del rentismo: la respuesta necesaria

Comunas, democracia participativa y capital social: un debate necesario /II

Comunas, democracia y capital social: debate necesario/I

Conflictos políticos y diálogos de paz: lecciones históricas

Corea: las dos caras y el valor de la democracia

Correa y el socialismo dolarizado

Corrupción y crisis ética global: la visión de Francisco

Corrupción y reglas de juego institucionales

Crisis cambiaria y dolarización: el caso de Ecuador

Crisis financiera, ESM y nuevo milagro económico alemán

Crisis financiera mundial y síndrome del avestruz

Crisis universitaria y crisis de entendimiento

Cultura de paz y democracia

Davos: ¿crisis del capitalismo o crisis ética?

Davos, Francisco y la desigualdad

De Curitiba a San Cristóbal: el proyecto ciudad Polonia

De líderes y caudillos

Democracia y gobernanza en América Latina

Desarrollo a escala humana

Dos acuerdos para volver a unirnos /I

Dos acuerdos para volver a unirnos / II

Educación de excelencia y desarrollo sustentable

El 2013: ¿quo vadis Venezuela? Los peligros del rentismo

El Celac y los indignados

El dilema chino

El fantasma de pertamina

El humanismo cristiano y el capitalismo sin frenos

En China ser rico no es malo

Esem: ¿opción latinoamericana?

Fernández Morán: el Nobel que pudo ser

Fe y Alegría: 60 años de solidaridad

Francisco, la paz y sus circunstancias

Francisco y su compromiso con los pobres

Gandhi, apóstol de la resistencia pacífica y de la paz

Gobiernos locales y participación ciudadana: el capital social

Haiyan: la advertencia de la tierra

Japón: educación para la sociedad del conocimiento

JGH: 150 años del nacimiento de un científico santo

José Gregorio: La causa de Venezuela

La agonía de nuestras universidades

La caridad en la verdad y la razón de los indignados

La crisis nacional y los acuerdos necesarios

La crisis y la cuarta revolución industrial

La diáspora inducida

La economía solidaria, respuesta a los indignados

La ética otra vez: el caso Volkswagen

La historia como testigo: el fascismo / I

La historia como testigo: el velasquismo peruano /II

La internalización de la universidad

La justicia social y el desarrollo

La respuesta de Guatemala

Las instituciones: razón de la prosperidad y de la pobreza

Las manipulaciones del fascismo

La trampa del rentismo petrolero y sus secuelas

La universidad de avanzada y el reto de la postmodernidad

La universidad posmoderna y el rezago regional /II

La universidad postmoderna y el rezago latinoamericano /I

Los indignados de Harvard

Mayo francés: estudiantes contra el autoritarismo

México: "El Quinazo" a "La Maestra" y la reforma

México y el petróleo: rompiendo mitos

Nueva geopolítica energética: impacto en Venezuela

Paz y el ogro filantrópico

Peronismo, guerra sucia y miserias del militarismo

Petróleo: la siembra impostergable

Petróleo: la trampa del rentismo (primera parte)

Petróleo: la trampa del rentismo /II

Petróleo y desarrollo: lecciones de Noruega

Podemos y la crisis política española

Pol Pot: 90 años del nacimiento de un monstruo

Robert Klitgaard y la corrupción: “freír el pez gordo”

Se agotó el rentismo.... ¿Ahora qué?

Sin acuerdos no hay democracia ni progreso

Singapur: enseñar a pescar y no regalar el pescado

Sí podemos…

Sucre, un militar honesto y civilista

Thurow: Humanizar la economía global

Universidades de excelencia y el rezago latinoamericano

Universidades frente a la crisis

Universidades pobres y subdesarrollo

USA: hacia la independencia energética

Uslar y la siembra del petróleo

Venezuela 2016: diálogo o caos

Venezuela y el ejemplo saudita

Vietnam: del fracaso comunista a la economía de mercado

Yissum: La innovación y la transferencia tecnológica