• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
El reglamento parcial número 1 de la Ley Orgánica de Deporte
El Reglamento establece los mecanismos de funcionamiento y dirección del Fondo Nacional para el Desarrollo del Deporte, la Actividad Física y la Educación.
La existencia del Reglamento se justifica por la imposibilidad de que la Asamblea Nacional pueda asumir absolutamente la actividad normativa de la República, abriéndose la posibilidad de que la Administración pueda definir o establecer exigencias específicas, requerimientos y demás formalidades necesarias para adelantar su actividad administrativa.

Sin embargo, el valor y validez del Reglamento en materia tributaria se encuentra circunscrito al establecimiento de "los deberes formales relativos a las tareas de fiscalización e investigación que realice la Administración tributaria" conforme a lo establecido en el artículo 145 del Código Orgánico Tributario.

Ello así, el ejercicio de la potestad reglamentaria no puede extenderse a la definición o indicación de los elementos existenciales del tributo, como son los elementos constitutivos del hecho imponible (sujetos, aspecto material o materia sobre la cual recae, aspecto territorial o eficacia del territorio, aspectos cuantitativos como son la base de cálculo o imponible y la alícuota, porcentaje que se aplica sobre aquélla para determinar la cuota impositiva, y aspecto temporal o aplicación del tributo en el tiempo), de cuya verificación el legislador hace nacer la obligación tributaria.

El pasado 28 de febrero apareció publicado en la Gaceta Oficial el Reglamento Parcial Número 1 de la Ley Orgánica de Deporte, Actividad física y Educación Física, el cual comporta la naturaleza de «reglamento delegado», operando lo que la doctrina denomina «deslegalización», definida por el maestro español García Enterría como "la operación que efectúa una ley que sin entrar en la regulación material de un tema, hasta entonces regulado por Ley anterior, abre dicho tema a la disponibilidad de la potestad reglamentaria de la Administración".

Una vez más el Ejecutivo Nacional, podríamos decir siguiendo a Peña Solís, "afecta el principio de jerarquía normativa y, sobre todo el de preferencia de la Ley frente al reglamento, porque sustantivamente, aun cuando se sostenga que en el mismo previamente se configura una degradación del rango de ley, lo que a primera vista parece es que mediante un reglamento resulta posible modificar o derogar una ley".

En el Reglamento de la Ley Orgánica de Deporte se establece, entre otros, aspectos relacionados con el aporte del uno por ciento (1%) sobre la utilidad neta o ganancia contable anual que las empresas que realizan actividades en el país se encuentran obligadas a efectuar.

El referido acto establece la estructura administrativa encargada de la gestión tributaria o de recaudación del aporte, la cual estará a cargo de Instituto Nacional del Deporte (IND), como responsable del funcionamiento, recaudación y administración del Fondo Nacional para el Desarrollo del Deporte, la Actividad Física y la Educación.
El Reglamento establece los mecanismos de funcionamiento y dirección de este fondo para el cumplimiento de la "contribución especial", que no es más que un impuesto a los ingresos netos de las empresas.

Las funciones del IND establecidas reglamentariamente, como figura subjetiva organizativa de Administración tributaria son las siguientes:

Ejercer las facultades de fiscalización y control del cumplimiento de los aportes de conformidad con lo establecido en el COT.

Sustanciar los procedimientos y recursos de conformidad con el COT.

Determinar las responsabilidades por incumplimiento de los aportes también de conformidad con el COT e imponer las multas previstas en el artículo 80 de la Ley.

Fijar anualmente los lineamientos para la ejecución de los recursos que conforman el Fondo Nacional para el Desarrollo del Deporte, la Actividad Física y la Educación, en los cuales se fijarán los criterios relativos al cumplimiento de los aportes a través de la inversión en proyectos.

La creación de Unidades Administrativas para el cumplimiento de sus fines de conformidad con el Reglamento Interno.

Creación de una plataforma tecnológica para el desarrollo y cumplimiento de los aportes, ya que todos los trámites de inscripción, declaración y emisión de certificados, en teoría, serán efectuados a través de la página web.

La coordinación interinstitucional con cualquier ente u organismo público, pero expresamente se nombra al Seniat para estos fines, tal como ha ocurrido en otras contribuciones parafiscales (Fona, Locti, por ejemplo).

Un aspecto importante que debemos destacar es que de acuerdo a las normas reglamentarias analizadas, se reconoce el carácter tributario de este aporte, a diferencia de la jurisprudencia comentada en este espacio en semanas anteriores, con respeto a los aportes al Banavih y de las instituciones financieras a los "proyectos comunales", que desconoce la naturaleza tributaria de las mismas, convirtiéndolas en una irracional exacción, con terribles implicaciones para el control fiscal posterior por parte de los órganos de control externo de la Administración, la capacidad contributiva de ls empresas y la racionalización del sistema tributario.


Otros artículos

Perdón Presidente, los impuestos sí forman parte del costo de producción

El aporte de la banca al Estado Comunal si es un tributo

El reglamento parcial número 1 de la Ley Orgánica de Deporte

Reglamento parcial de la Ley Orgánica del Deporte /y II

Los colombianos nos llevan una morena

Educación para transformar el país

La tecnocracia hace falta para recuperar el sistema democrático

Prestaciones a fondo perdido

Cantata de Aponte, Poder Judicial y Econoinvest

Propuestas para una Ley de Misiones

La LOT otro paso más

"Contra el Olvido"

¡Chito!

Viejos políticos, viejos empresarios

Demagogia misional o cómo jugar con la Constitución

Unidad: ¡bendita seas!

El gobernador Isea sabotea al Gobierno y al presidente Chávez

¡Solvencia y contra la pared!

El Estado de Derecho que quiere Chávez

Fedecámaras y 2013

Tributación y castigo

Catia es una aspiración y Capriles Radonski lo ha entendido

¡La Cultura va con todo!

Una candidatura pétrea y no de la patria

¿Y la presunción de inocencia?

El día después

La tributación en Hispanoamérica

Se busca con urgencia un gobierno

"El precio de la libertad es una eterna vigilancia"

Capriles Radonski y Chávez, dos proyectos de sociedad opuestos

La otra mitad del país

Hay que asumir la realidad

La regulación en el Estado comunal

La actividad empresarial, una carrera de obstáculos y registros

La tributación venezolana ahuyenta las inversiones

La instauración del Estado comunal: ¿sorpresa o indiferencia?

El destino de la tributación en una anunciada reforma impositiva

Derechos Humanos, tributación y Estado Comunal

Comuna nuestra de cada día y los emprendedores

La comuna nuestra de cada día y los emprendedores /y II

El 16 D: un resultado, varias lecturas

Libertad

Revolución desnuda y desguarnecida

La Asamblea es de todo, menos nacional o democrática

¿Cuál reforma tributaria?

“Los sembradores de cenizas”

¿Baja presión fiscal ministro? /I

¿Baja presión fiscal ministro? /II

El deber de pagar impuestos

Empresarios, país y libertad

¡Mientras tanto!

Caminando sobre el filo de la deslegitimación

Políticas públicas y violencia de Estado

Gabinete en la sombra y el derecho al buen gobierno

La crisis del papel toilette

Se acabó la política de microondas y de telegenia

Colombia, política y petróleo

¿Colombia en la Ocde?

Los paraísos fiscales

La Ocde y los paraísos fiscales

Venezuela y los paraísos fiscales

El ITF sí es deducible

El gobierno en salud ni lava ni presta la batea

Reforma tributaria y evasión

¿La lista Sanguino?

¡Ahí viene la Fatca!

Adiós a la iniciativa y promoción cultural

Ley Orgánica de Cultura un salto atrás

La cultura como materia de tributación: incentivos vs aportes

20 años con IVA

IVA, el malquerido

Cultura y libertad

Emergencia humanitaria en la salud

El vacío de Consalvi

Hacia un nuevo contrato social

La guerra contra la economía

El tema municipal

“¿El Estado contra los municipios?”

70 años del Impuesto sobre la Renta

Habilitante; Ley de Costos, Precios y Ganancias y reformas

¿La habilitante es una reforma constitucional oculta?

El tuit de Fausto Maso y el 8 de diciembre

Ciudadanos vs votantes

La Constituyente: un remedio que puede ser peor que la enfermedad

“Los no tan pálidos recuerdos” de Américo Martín

El diálogo como valor constitucional

Ideologización y manipulación de la percepción pública

“El control de la producción de la riqueza es el control de la vida”

La Ley Orgánica de Precios Justos es abiertamente inconstitucional

La Ley Orgánica de Precios Justos es abiertamente inconstitucional

Las flautas de Hamelin

¿Habra paz económica?

El racionamiento digital del siglo XXI

Estupidez es querer ocultar el racionamiento

Venezuela vive un permanente riesgo regulatorio

La libertad económica se fue de viaje

Libertad económica y regimen legal

Que se vaya abril y venga mayo

Cedice: 30 años en la brega por la libertad

Del intervencionismo a la planificación centralizada

La reforma tributaria no será televisada

La reforma tributaria según El Troudi

La Ley Orgánica de Precios Justos y la reforma del Islr

Ley Orgánica de Precios Justos y la reforma del IVA

El “infierno” de Dante

Goodbye, Mr. Giordani

Ramón J. Velásquez fue el padre del IVA

45 años de la Asociación Venezolana de Derecho Tributario

La tasa de ozono

¿Revolución o gatopardismo fiscal?

La modernización de la administración tributaria

Las reformas tributarias entre 1989-1994

"Una candelita: Por allá fumea"

20 puntos para una reforma tributaria efectiva /I

Veinte puntos para una reforma tributarioa efectiva /II

Veinte puntos para una reforma tributaria efectiva / y III

Las ventajas de la globalización

Las desventajas de la globalización

El BCV y el Islr

El Estado debe incentivar la inversión y la productividad

Apuntes sobre el Rupdae

El Banco Central enmienda, pero...