• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Caracas Curry Club
Una pareja inglesa, especializada en elaborar platos con esta mezcla de especias, ofrece ahora sus suculentas preparaciones en un local de Altamira
Entré como pasante del departamento legal del Banco Venezolano de Crédito en 1984. Todos los jefes, el personal y hasta los clientes de ese banco exudaban una característica común: honestidad. En ese lugar conocí a Andrés Duarte Vivas, hoy en día mi más antiguo cliente legal y excelente amigo. 

Para aquel momento Andy Duarte, ingeniero geólogo de profesión, había montado una pequeña oficina de trading de productos fabricados en Venezuela. Para desarrollar esas actividades, Andy tuvo que lidiar, convencer y hasta luchar con empresas productoras, transportistas, navieras y de terminales; y con todas lograba llegar a acuerdos en beneficio del país. Andy es una máquina de trabajo con energía nuclear; como si lo anterior no fuera suficiente, es presidente de cuanta sociedad de padres, club, condominio, asociación, consejo vecinal, beneficencia o cruzada de vacunación que le pase por delante.

Lo resumo así: Andy es la persona más ocupada que yo he conocido en mi vida y, no obstante esta condición, nunca he visto a alguien que preste más atención a su interlocutor que él. Cuando está reunido no quita ni un segundo su mirada de la persona con que conversa y su celular es absolutamente inexistente. Andy es, además, el embajador "extraoficial" del mundo empresarial británico, canadiense, gringo y, últimamente, de más y más asiáticos en Venezuela. 

Es rara la empresa anglosajona (las serias) que no acuda en primera instancia a Andy para saber su opinión sobre potenciales negocios en Venezuela (ahí le tiro ese dato gratuito a la gente del Gobierno que esté tratando de reactivar nuestra imagen y comercio exterior). Aunque Andy no cesa de impresionarme, su invitación al muy anglosajón Caracas Curry Club fue una de las más cosmopolitas sorpresas que me ha dado esta ciudad.

El Caracas Curry Club es una institución creada por una simpática pareja inglesa, Andrew y Stella. Andrew es un ciudadano británico de padre escocés y madre irlandesa que ha vivido por todas partes del mundo, incluyendo muchos países del Asia donde adquirió pasión por la comida hindú y, específicamente, por el uso del curry. Andrew y Stella han vivido en Venezuela por más de 12 años y la falta casi absoluta de este tipo de comida en Venezuela los hizo desarrollar una especialidad casera de platos al curry, los cuales hace unos años comenzaron a servir al público en eventos benéficos como el British Spring Fair, que es una especie de verbena que anualmente celebra el Colegio Británico de Caracas (del cual Andy Duarte también fue presidente, obviamente). 

El éxito del quiosco de comida curry de Andrew y Stella fue tal (incluso derrotando al normalmente imbatible quiosco de los "choripanes") que hace dos años empezaron a ofrecer sus platos al público por pedidos y hace unos meses dieron el fantástico salto de crear cuasi formalmente el Caracas Curry Club (que, conociendo la perseverancia inglesa, estimo que dentro de 100 años será una venerable institución caraqueña y la gente buscará esta crónica en los archivos de El Mundo Economía y Negocios).

Les explico cómo funciona: Cada miércoles a las 6 pm empieza a llegar lo más variado de la comunidad anglosajona (una joven canadiense, un par de músicos de reggae jamaiquinos, la mitad de los profesores del British School, embajadores, ciudadanos hindúes, tailandeses y uno que otro curioso venezolano, seguramente avisados por Andy Duarte) a La Tasca de Manolito, ubicada en Altamira, para celebrar un Curry Night. A esa hora se comienzan a servir los Pimm's, que es una bebida inglesa de Wimbledon y las fiestas de verano, y ciertamente nada ahorrativa en el uso de alcohol.

Posteriormente, a las 7 pm, puntualidad inglesa, se abre el buffet que varía cada semana pero que siempre incluye al menos dos curris vegetarianos y dos no vegetarianos, arroz pulao, una samosa o bajhi, chutney y raita. La variedad ofrecida por el Caracas Curry Club es increíble ya que sirven más de 30 curris de pollo, cerdo, res, cordero y, sobretodo, vegetarianos, con recetas que provienen de India, Pakistán, Tailandia, Camboya, Sri Lanka, Indonesia, Birmania y hasta de África, de donde viene el mafe africano, un curry vegetariano que, por lo visto, llevó el mismísimo Simbad en uno de sus viajes.

El menú de los platos es tan exótico como Pasanda, Tikka Masala, Balti, Dopiaza, Nonya, Aachar, Chettinad, Wethani Kiet, Vindaloo, Palak Paneer (estos dos últimos son los únicos que yo conocía), Devil, Cape Malay, Res Redang, Madras, Palak Gosht, Rogan Josh, Sambar Masala, y Chanas. A las nueve en punto sale The End y cada uno para su casa.

Datos de interés 
  •  Miércoles de 6:00 pm a 9:30 pm (por reservación)
  •  6ta Av. de Altamira (en La Tasca de Manolito)
  •  Teléfonos: (0424)1152456 y (0424) 2710124
  •  caracascurryclub@blogspot.com
  •  caracascurryclub@yahoo.com.ve

Otros artículos

Chacao Bistro

Cafés emblemáticos de Caracas

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Antigua

Nueva York en Caracas

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Harina P.A.N.

Wok & Roll

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

Andrés Carne de Res

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Doña Bárbara

La Avenida Principal de Las Fuentes

Il Romanaccio Vero

Il Grillo

Cocina "Light"

Via Appia Express

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

Costa Vasca

Cordon Bleu

La pastelería francesa de Thierry Bamas

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Lo último en la ciudad

Una de Panaderías

La Sushi Pizza del Koi Sushi

Il Rugantino

Nostalgia

Nostalgia /II

Restaurante L'Escargot

Il Caminetto en La Castellana

José Antonio

Restaurante Leal

Hamburgueserías

Magma Fussion Cuisine

Hajillo's

Pizzerías

BarSi y su Festival de Langosta

La Casa de Mita

En Venezuela se debería celebrar con Ron

Diversas ideas para Janucá y Navidad

La Candelita

Italia en lo profundo de Bolívar

Un año saludable

Un menú que rinde tributo al ron

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Caracas bíblica

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

Bla Bla Bla (en Madrid)

Restaurantes de hotel

Venezuela Gastronómica en Mérida

Pura política...en la mesa

Veranda

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Caracas Curry Club

Ser saludable

Pescados a todo dar

Mercados donde conseguir todo

Café Local en El Yaque

El sabor de la naturaleza

El centro de Caracas

Terror y sabor en El Paraíso

Comer en el pueblo de Baruta

Quesos franceses hechos en Venezuela

Todo sobre pescados

Bocca Restaurant

La Candelaria

Panadería Los Laureles

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

Restaurant Alto entre los mejores

Una de puro pescado de Puerto Maya

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

España en dos cafés

Pasta, pasta, pasta

Il Duomo dei Sapori

La mejor hallaca de Madrid

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Cava y Prosecco

La historia de Venezuela en una bebida

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

Margarita en Navidad… así sea nadando

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

“Una Polar bien fría”

Venezuela en su mejor plato

On The Wok

Con España en el corazón y en el plato

Comiéndose a Dudamel

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Salsipuedes El Chiringuito

El cocuy

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

L’ Citio de Jean Luc

Coca-Cola

Para mimar a las madres

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

Trattoria Al Tata

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

El Naturista

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Más de Sabana Grande

Japón, Japón, Japón

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Un plato de pasta con mucha historia

La comida del Libertador Simón Bolívar

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El Ventura