diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Comiéndose a Dudamel
A raíz de la “carta pública” de una música venezolana residenciada en EEUU llamada Gabriela Montero, donde recrimina a Gustavo Dudamel de dar un fastuoso concierto en La Victoria el 12 de febrero una cantidad de personas se han dedicado a la gratuita tarea de atacar a Gustavo, al maestro Abreu y al Sistema.
Por cierto, que Gustavo no estaba en ese concierto ni en La Victoria ese día sino en la sede del Sistema de Orquestas en Quebrada Honda, en Caracas, con el arquitecto Frank Gehry dirigiendo una pequeña orquesta de Barquisimeto conmemorando el 39 aniversario del Sistema. En su carta, la mencionada música Gabriela Montero resalta que ella ni creció ni se formó en el Sistema. Imagino que quiso aclarar que ella tuvo una educación musical privada  pagada por su familia y, en consecuencia, nada le debe al Sistema. Creo que está en todo su derecho de hacer esa aclaratoria. Mi mamá me pagó a mí la Universidad Católica y el gobierno estadounidense me pagó, con una beca Fullbright, la Universidad de Harvard, así que más agradecido que yo a la democracia y a las libertades económicas no debe haber mucha gente. Lo que también creo es  que hay que ser estúpido, mezquino u oportunista (o las tres “virtudes” juntas) para atacar el Sistema de Orquestas Venezolano que es para mí, sin duda, la obra más resaltante que se ha hecho en Venezuela desde la Independencia y le ha permitido a personas como  Gustavo Dudamel, Christian Vásquez, Diego Matheus, Rafael Payaré, Daniel “Pirulo” Vielma y cientos de miles de muchachos, cuyas familias quizás no tenían la posibilidad económica de la mencionada música Gabriela Montero, volverse reconocidos músicos o, al menos, extraordinarios seres humanos. Y no quiero defender a Gustavo con el simple y tonto argumento de que no estaba en La Victoria ese día, porque de haber estado es absolutamente válido -y positivo- que así hubiera sido y estaría en todo su derecho. En una segunda carta escrita por la mencionada música aclaró su “error”. No obstante, el día de ayer la comentarista Marianella Salazar se hizo eco de la misma mentira, estupidez y mezquindad agregando esta guinda: “muchísimo menos olvidaremos su actitud del pasado 12 de febrero dirigiendo el Mambo de West Side Story, durante la mamarrachada militar de La Victoria”  (donde Gustavo ni siquiera estaba). Sin duda que si la mencionada señora Salazar  publicara en The New York Times o en algún periódico serio ya habría tenido que renunciar por esa gravísima “confusión” entre los conciertos de La Victoria y Quebrada Honda. En todo caso, termino poniendo el ejemplo de Corea del Norte, país que tiene el cuarto ejército más grande del mundo, lo que en mi opinión lo hace también el país más estúpido del mundo. Pues, si en nuestro caso, alguna futura reforma de la Constitución propone cambiar el nombre de Venezuela a “República Musical de Venezuela” y se consagra el “Servicio Musical Obligatorio” para toda la población y tan solo 10% de nuestra gente tuviera la entereza, dedicación, bondad, inteligencia y talento que han demostrado el Maestro José Antonio Abreu y Gustavo Dudamel, Venezuela pasaría a ser el país más inteligente del mundo. Yendo a mi materia y  para que mi amigo  y jefe Carlos Acosta no me cambie mí trabajo de comentarista de restaurantes, areperas y panaderías en este periódico, cierro con tres lugares donde también se pueden comer a Dudamel... pero a besos y con música.

El Pescado

Este restaurante pizzería, centro de arte, deporte y cultura, es un ícono en la Av. Victoria, desde 1995. Cuadros cinéticos, fotos de boxeadores y, sobre todo, músicos  y futbolistas adornan las paredes. Mucha música, buenas pizzas y gran alegría se unen en este fantástico local. Llamado “El Maní es Así” del oeste caraqueño.

Av. Victoria.  

East Side

Comida italo-portuguesa de gigantescas y saboreadas proporciones con una agradable vista del “East Side” de Caracas y mucha música y  fiesta, casi todas las noches -toda la noche-. Un lugar para combinar la alegría con la música.

Ccct, Torre D, Nivel Lobby Hotel, Chuao

La Cantata Café & Concert

Antipasti, ensaladas y wraps con nombres y referencias musicales como “sonata para un pulpo” o “clarinete de camarones”. Un lugar abierto y luminoso decorado con afiches y referencias a Alberto Arvelo Torrealba, Antonio Estévez, Dudamel, el Maestro Abreu y sobre todo al Sistema. Un lugar concebido por músicos y artistas. 

Aeropuerto de Maiquetía. Terminal Internacional

Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur