diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
II Giardino Trattoria
Los creadores de este maravilloso lugar son dos amigos amantes de la comida y de la cocina: Tito Valero y Vito Mazzone
Muy pocas veces en la vida entras a un restaurante y el primer mordisco que pruebas te dispara a un limbo paradisíaco donde no sabes si es puro placer gustativo o si acabas de probar uno de los mejores platos de tu vida. Más raro aun es que esa sensación te la causen varios de los platos que degustas (una palabra que yo no suelo usar pero aquí cabe en el sentido gramático literal).

Acrecentaría la extrañeza que ese restaurante esté en Caracas y que solo tenga unos cinco años de creado. Pero lo que ya es absolutamente insólito, es que se encuentre dentro del estacionamiento de un centro comercial.

Pero todo lo anterior es cierto, hace una semana, tres primos míos, famosos golfistas y comelones: Pedro Antonio Arcaya, Raúl y Juan Bernardo Sanz Arcaya, que suelen echarme broma por la cantidad de tonterías que hablo sobre los “grandes descubrimientos de lugares de comida en Caracas”, me invitaron a probar este lugar con la muy tentativa promesa de que “esto sí que es un descubrimiento”.

Llegamos al Ccct y para mi (segunda) sorpresa, en vez de entrar al área comercial nos deslizamos entre los carros para llegar a un aislado local en el fondo del estacionamiento de la planta baja. Ahí, como en una especie de pequeño oasis, hay una plazita (estilo neo colonial portuguesa Graveuca) y un local con el nombre Il Giardino. Adentro, en un ambiente de vieja y noble trattoria de pueblo italiano, se encuentran unas 10 mesas y una de las mejores comidas que he probado en mi vida.

Y en eso no exagero. Varios de los platos que probé hicieron una explosión de sabores en mi boca y por lo visto, mi reacción era tan común que los propietarios más bien se sorprendían …de mi sorpresa. Para ellos ya como que es natural que las personas que los visiten reaccionen como lo hice yo ante cada plato. Mis primos eran unos “pro” del lugar, así que con facilidad fueron pidiendo tantos y tantos platos que al final me sentí en una de las escenas de La gran comilona, pero ¡cómo valió la pena!

No puedo describir todas las maravillas que probé, pero el pulpo al giardino era tan suave que se derretía en la boca. Mi paladar que nunca había probado algo así; y la pasta corta al ragu de salsiccia siciliana artesanal al finocchio es sencillamente indescriptible. Si la berenjena a la parmigiana “da tito” hubiera sido mi único plato, habría quedado satisfecho; la crepe de cuatro quesos con champiñones y el polpette di carne al sugo, pero preparado con carne de res y cordero, literalmente provocaba pasarle la lengua al plato. Y así varios otros platos como asparagi e gamberi, la carbonara con pasta corta o los escargots con queso gorgonzola.

Cuando llegó el plato principal, la cotoletta di manzo prime rib (un gigantesco chuletón especialmente traído de la finca de otro paisano italiano de Santa Bárbara del Zulia), yo tiré la toalla y no pude sino olerla y admirarla (mis tres primos Arcaya le entraron a fondo).

Los creadores de este maravilloso lugar son dos amigos amantes de la comida y de la cocina: Tito Valero y Vito Mazzone, ambos obviamente de ascendencia europea, pero nacidos en La Pastora y Maracaibo, respectivamente.

El padre de Vito fue un renombrado cocinero en el antiguo Hotel Intercontinental del Lago y es obvio que Vito se crió entre cacerolas. Su aprendizaje fue empírico. En el año 63 se fue a estudiar Administracion de Empresas a Santiago de Chile y conoció a Emilio Piccini, un famoso cocinero italiano de esa ciudad, y cada noche se instalaba en la cocina de su Trattoria San Marco, donde aprendió cómo se preparaban los mejores platos solo observando y preguntando. Al volver a Venezuela, Tito pasó más de 30 años en Margarita, donde hizo varias incursiones en el mundo de la moda, pero nunca abandonó su pasión por comer, observar y preparar los mejores platos. El resultado no puede haber sido mejor.

Il Giardino es realmente uno de esos grandes descubrimientos que pocas veces tenemos la suerte de conseguirnos en esta vida.

Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur