diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Il Duomo dei Sapori
En un rincón escondido de El Hatillo, el chef Tony Maldonado ofrece una cocina tradicional con pinceladas de modernidad
Hace unas semanas recibí una invitación muy especial para almorzar de mi amiga Angela Oráa, quien entre otras cosas tiene el enorme mérito de haber conducido esta columna de gastronomía en el para entonces vespertino El Mundo antes de su transformación en biblia de la información económica y financiera de Venezuela. 

El almuerzo prometía ser interesante. El lugar: un rincón escondido en pleno casco del pueblo de El Hatillo; el cocinero: Tony Maldonado, y el sugestivo nombre de la invitación: Il Duomo dei Sapori (el Templo de los Sabores).

A la hora fijada me encontraba en un íntimo y agradable salón comedor/ cocina integrada donde una gran representación de la “flor y nata” de los periodistas y críticos gastronómicos de la ciudad como Miro y Yolanda Popic, Mayte Navarro, Alberto Veloz, Fabian Lugo, Rosana Di Turi , Daniela Scharendorf, Roxana Pessagno, Yamileth Niño, Alfonso Molina y varios otros expertos en gastronomía, se encontraban presentes. 

Miro Popic por cierto fue el único venezolano en el jurado de los premios The Restaurant a los 50 mejores restaurantes de América Latina, algo que comenté hace unas semanas (ahora entienden los lectores porque hice especial acotación al hecho que Angela Oráa es mi amiga, ya que esa debe ser la única razón por la cual fui incluido en tan honroso elenco).

Para llegar al grano, la cocina de Tony Maldonado que probamos ese día fue unánimemente alabada por todos los presentes, lo que me hace concluir que este pequeño lugar es una nueva gran alternativa para comer en Caracas. Nacido en San Cristóbal hace apenas 35 años, Tony Maldonado se educó en la escuela de cocina Ciboulette del estado Anzoátegui, que se especializa en la cocina francesa, pero como la comida italiana era su foco primordial de interés, la fortuna lo llevó a Italia.

Pocos en Venezuela pueden mostrar en su currículo haber estado en los fogones de Carlo Cracco y en el restaurante de Aimo e Nadia, ambos con estrellas Michelin en Milán Ha hecho pasantías en Villa Barberino (Toscana), Hotel Mássimo (Bologna), 5 Ragazzi (Campofilone) Casale (Ancona), Walter Ferreto (Piemonte), Scuola de Cucina Roberto Carvagiu (Módena), Il Sole (Ascoli Picceno) Da Giancarlo (Cerdeña) y los que le faltan, puesto que cada año pasa al menos un mes en algún restaurante de prestigio. Hace un par de años se vino a Caracas donde ha trabajado como chef en Il Piccolo del Tolón, Campofilone en Prados del Este y Toscano en El Hatillo.

Esas tres experiencias capitalinas lo dieron a conocer rápidamente en la ciudad.

Actualmente decidió tomarse un descanso de la cocina “corporativa” y cocinar sólo para sus amigos y los amigos de sus amigos, y eso es lo que está logrando en este nuevo local. La razón del cambio de timón es de forma más no de fondo, puesto que alimentar a otros es la realización de su vida. Aclara que no desdeña abrir un restaurante formal cuando la oportunidad se le presente. Tony no ha parado de poner en práctica la cocina italiana con acentos regionales diferentes, sin las limitaciones que impone cumplir con una carta predeterminada y las obligaciones logísticas y administrativas de mantener un local.

En palabras de Angela Oraá, Tony presenta una cocina tradicional con pinceladas de modernidad. Algo así como la “cocina de la nonna moderna”.

Él aclara con humildad que no está inventando nada sino que busca sencillez sin mezclar más de tres sabores en un plato. Eso sí, tiene que ser bueno, o como él dice, para que la persona pueda mangiare bene.

Tony se desplaza personalmente al mercado para escoger los ingredientes frescos del día y si los encuentra, ofrece algún “toque” importado. Como él mismo lo expresa: “Jamás faltan en la alacena la aromática albahaca, el tomate maduro en su punto justo, el penetrante ajo, el tomillo para el aderezo, la crujiente rúcola. Las carnes, pescados, frutos de mar deben ser excelsos”.

Se vanagloria de la pasta hecha en casa, dice haber desentrañado los secretos de la elaboración de la misma con maestros italianos. De hecho, fue alumno aventajado de la Universidad de la Pizza en Le Marque, Italia.

Il Duomo... es un lugar donde se cocina para el número de personas que han reservado cada día y que se sientan informalmente en dos mesones comunales donde se comparte con alegría y emoción la comida que Tony ha decidido preparar ese día, pero que siempre incluye diversas alternativas para satisfacer gustos distintos. Lo único que exige al comensal es llamarlo para reservar el puesto y saber con exactitud cuánta agua verter en la olla para cocinar sus deliciosas pastas caseras.

Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur