diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Il Rugantino
Este restaurante italiano de la avenida Francisco Solano reivindica haber sido el local en el que se inventó el popular platillo llamado "cartoccio".
El pasado jueves 28 de junio, una amiga psiquiatra y productora de interesantes eventos que mezclan el arte y la psiquiatría, me invitó a ver en primera persona una demostración de la "pazzia" (locura colectiva) que contagiaba el partido Alemania-Italia en un restaurante italiano de la Avenida Solano, al cual no había ido desde mi infancia y ni siquiera tenía reseñado en la página mesaservida.com.

Tremenda falta de mi parte y, al mismo tiempo, una de las más agradables sorpresas de este año, ya que descubrir o redescubrir lugares como Il Rugantino me alegran la vida y mantienen mi convicción de que Caracas es una cosmopolita e interesante ciudad que tiene mucho por explorar.

La primera sorpresa me la dio el parquero que con pesado acento italiano me indicó dónde aparcar mi moto. ¡Un parquero italiano es algo poco visto hoy en día en nuestra ciudad! Nacido en Milano, criado en Sicilia y entrenado en Nápoles, me explicó luego el maitre cuando indagué por tan peculiar portero. 

Este maitre, Giuseppe (Pino) Veschi también fue una agradabilísima sorpresa en esta agitada ciudad. Un elegante, calmado y perfecto caballero romano en todo el sentido de la palabra, nacido en la colina de Toba Monteverde, una de las tres situadas en la margen derecho del Tiber. 

Pino llegó a Venezuela hace más de 50 años y su interesante carrera incluye varios años atendiendo en el Gran Café de Sabana Grande en la época de Papillón y de Fornari, sus dos más celebres propietarios, y otros tantos en el también reconocido "Anatole" de San Bernardino.

Casi todos los mesoneros son de la bota; dos de ellos, Carlos Carniel y Rafael González, han atendido en el lugar por los más de 40 años que lleva funcionando. Pero es que aparte de la algarabía del partido, todo en Il Rugantino me llevaba a Italia. 

Su fundador, el signore Bruno Dalla Piccola, se esmeró en crear una verdadera y auténtica trattoria en todos los sentidos, así que encargó los murales semicirculares de las paredes al mismísimo Carlo Lolli, artista italiano de los años 70 que decoró los más bellos restaurantes de Caracas, incluyendo las muy tropicales pinturas del vecino Da Guido. 

Bruno está hoy retirado en la "isola" (de Margarita) pero su sucesor Julio Marcolli, "constructore ed avocatto" también propietario del Hotel Tampa, se ha esmerado en preservar el mágico ambiente del lugar y la extraordinaria calidad de la comida. ¡Y es que preservar la calidad de esta comida es casi una responsabilidad histórica!

Todas las pesquisas "googlelianas" que he realizado luego de mi visita confirman un hecho curioso y extraordinario: en Il Rugantino se inventó el (caraqueño) plato que conocemos como "Cartoccio". 

Usando el conocido método italiano de cocinar en saco de aluminio, al signore Dalla Piccola se le ocurrió juntar un steak de lomito (el más suave que he probado en mi vida), con jamón prosciutto, formaggio edam, salsa de hongos y contorno de spaghetti de espinaca hecho en casa con salsa cuatro quesos. 

¡Y listo! Para felicidad de todas las generaciones posteriores había nacido este delicioso y ahora popular plato de la cocina ítalo venezolana.

Hoy en día preparan una versión exacta con pollo, en vez de lomito, y el "cartoccio marino" con filete de curvina y pasta a la marinera. Aparte de este delicioso plato el cocinero calabrese de Il Rugantino prepara un ossobuco gordo, jugoso y con mucho tuétano acompañado con gnoquis cuatro quesos (o con polenta según el humor con que amaneció ese día) y unos rigatoni alla siciliana con tomate fileto, calabacín, hongos, albahaca, berenjenas y aceitunas negras, verdaderamente perfectos.

La lista de celebridades y deidades que ha visitado el lugar es muy amplia pero me impresionó que sólo me mencionaran artistas, escritores y hasta boxeadores en vez de políticos, banqueros y militares. Ringo Bonavena el argentino que puso a temblar a Cassius Clay, venía con frecuencia por el cartoccio de lomito y Stefania Fernández recibió un "curso rápido" de cocina aquí para una de sus presentaciones post Miss Universo.

Luego de vivir la victoria de Italia sobre Alemania en Il Rugantino entendí claramente el significado de Pazzia: "termine usato sovente per indicare malattie mentali come gravi psicosi o psicopatie, sinonimo di follia". 

Cuando terminé esta experiencia sociológica gastronómica y volví a la caraqueña realidad de la Avenida Solano, Gustavo Galati "il parcheggiatore" milanese, había pulido mi moto como si se tratara de una Piaggio de colección.

Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur