diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
La historia de Venezuela en una bebida
Hace un par de meses leí en la edición del 37 aniversario de Notitarde, “De la Mejor Venezuela”, un interesante artículo de mi amiga la periodista María Inés Ferrero sobre los rones de Venezuela y entre otras informaciones me llamó mucho la atención su mención de que fuera la familia Vollmer la que registrara la primera marca de ron en Venezuela: Ron Santa Teresa.
Desde ese momento me he puesto a pensar la importancia que para el país tiene esta bebida, y en especial esta marca. Así que concluyendo mi serie de bebidas para celebrar en Navidad (y para Thanksgiving que se celebra justamente hoy por todo el “Imperio” y sus colonias, incluyendo, imagino, Friday’s y el Lee Hamilton) les dejo hoy esta crónica sobre este afamada marca de ron. 

Santa Teresa es el ron de mayor tradición en el país y sigue siendo producido por la misma familia y en la misma Hacienda Santa Teresa desde hace más de 200 años. Los productos mas conocidos de esta marca son: El Santa Teresa 1796, elaborado con un método artesanal de Solera usado por los productores de Jerez y Brandy. La crianza se hace en barriles de roble francés usando un ron madre de más de 25 años de envejecimiento, se hace el trasiego en cascada a otros 4 barriles y de ahí pasa a la maduración final en toneles. El Santa Teresa Selecto es un ron extra añejo con hasta 10 años de maduración y un extraordinario color y aroma. El Gran Reserva es una mezcla de rones envejecidos en barricas y toneles de roble hasta por 5 años. El Carta Roja y el Superior que son destilados de caña de azúcar; y por último dos mezclas saborizadas: el Arakú, que es un licor de ron y café, y el Rhum Orange que es una mezcla de ron envejecido con conchas de naranja valencianas.

Santa Teresa es una marca que nos hace sentirnos orgullosos de Venezuela, pero todo esto es la consecuencia de la perseverancia y el esfuerzo por muchos años de la familia Vollmer. La historia agrícola de Venezuela se entremezcla en la Hacienda Santa Teresa con las páginas del libro Venezuela Heroica, de Eduardo Blanco. Martín Tovar recibió del Rey Carlos III la Cédula Real de estas tierras en 1771 y ya para 1796 sus sucesores, la familia Ribas, habían labrado la tierra al punto de fundar la Hacienda Santa Teresa. 
 
Aquí nacieron el prócer José Rafael Revenga y la aguerrida Panchita Ribas, sobrina de Jose Félix y prima del Libertador. Por estas tierras paseó muchas veces el mismísimo Simón a caballo cuando venía de su Ingenio en San Mateo a visitar a sus primos. Por las resueltas convicciones patrióticas de sus propietarios, la Hacienda fue tomada y saqueada en 1814 por las tropas realistas de Boves que solo dejaron desolación y muerte. 

Federico y Gustavo Vollmer Ribas, hijos de Panchita, emprenden nuevamente la ardua tarea de reconstrucción y desarrollo y en unas décadas convierten la Hacienda Santa Teresa en un ejemplo mundial de desarrollo agrícola con vocación social, carácter que ha permanecido hasta la fecha.
Los hermanos Vollmer trajeron a Venezuela el primer tractor, industrializaron el agro y, como bien indica mi amiga María Inés Ferrero, registraron la primera marca de ron. Además, fueron pioneros en eso que hoy se conoce como Responsabilidad Social Empresarial con el desarrollo de institutos educativos, universidades, fundaciones y centros de acción social. No importando los títulos universitarios y honores que los distintos descendientes de esta familia hayan obtenido, todos comenzaban su presentación profesional como “agricultor” (así se identificaba Don Alberto F. Vollmer en el Acta de Donación de las tierras de la UCAB y de la Conferencia Episcopal hace mas de 60 años). 

En esa misma tónica de acción social, en la Hacienda Santa Teresa se desarrolló hace ya más 10 años el hoy mundialmente conocido “Proyecto Alcatraz”, galardonado en 2004 por el Banco Mundial como “Modelo a replicar en la lucha contra la pobreza”. 

Es fácil concluir que si Venezuela tuviera una docena de familias Vollmer luchando en el campo y por el campo, como lo ha hecho esta gente por más de 200 años, este país sería sin dudas una potencia agrícola y alimentaria. En lo personal, recuerdo desde pequeño la para mí entonces incomprensible frase de mi mamá, quien nunca hacía referencia a la situación económica de las personas: “Esa familia es el ejemplo de una fortuna pulcramente construida”.

Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur