diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Para celebrar con Lorenzo Vigas
Su León de Oro en el Festival de Venecia es el premio más importante que ha logrado el cine venezolano
Lorenzo Vigas acaba de ganar el León de Oro en la 72ª edición del Festival de Venecia con Desde allá. Eso se dice fácil, pero resulta no solo que este es el primer filme venezolano en entrar a la selección oficial de ese prestigioso (el más antiguo) festival de cine, sino que es la primera cinta latinoamericana que se lleva el galardón. Con esto se darán cuenta de la magnitud de lo que logró Lorenzo. Es sin duda el premio más importante que ha conseguido Venezuela en su historia cinematográfica.

Dicho de otra manera, esto pone a Lorenzo en el mismo listado que otros directores tan reconocidos como Lawrence Olivier, que lo ganó con Hamlet en 1948; Akira Kurosawa con Rashomon, Roberto Rossellini, Alain Resnais, Michelangelo Antonioni, Luis Buñuel, Robert Altman, Win Wenders, Jean-Luc Godard, Ang Lee y Luchino Visconti por mencionar otros ilustres ganadores.

¿Pero quién es Lorenzo Vigas? Lorenzo es un ser humano excepcional. Un tipo de una simpatía natural y una gentileza intrínseca que aunado a su (obvia) inteligencia y a los estrictos modales que su elegante madre francesa, Janine Castes, le impuso hacen de él un “perfecto caballero”. Lorenzo nació en Mérida, donde su padre, el pintor Oswaldo Vigas, estudiaba medicina. Se graduó de biología molecular en los Estados Unidos, y fue solo cuando iba a cumplir 30 años que decidió estudiar cine, lo que hizo en la Universidad de Nueva York. Trabajó en Bolívar Films, Cinesa y en México haciendo documentales y cuñas de publicidad hasta que dirigió su primer corto Los elefantes nunca olvidan, que lo llevó a Cannes en 2004. 

Desde allá marcó la historia del cine venezolano para siempre con este extraordinario premio. En estos días Lorenzo continuará su periplo en los festivales de San Sebastián y Toronto, pero ya no llegará como un desconocido venezolano con su primera película, sino como un director laureado en el festival más antiguo del mundo.

Lorenzo le dedicó el premio a Venezuela, específicamente al diálogo y encuentro entre los venezolanos: “Somos una increíble nación y no vamos a parar de hablar unos con otros”; y a su padre, Oswaldo Vigas: “uno de los artistas más importantes de Latinoamérica”. Y en eso no le falta razón: hace apenas unos días la revista Forbes publicó un artículo donde compara a Oswaldo Vigas con sus contemporáneos (y amigos) Picasso, Calder y Lam, y concluye que siendo igual de talentoso es extraño que (todavía) no sea tan conocido y cotizado. 

Para saldar esta deuda artística con su padre Lorenzo está preparando desde hace unos años un emotivo documental sobre la vida del pintor llamado El vendedor de orquídeas, que saldrá a las salas probablemente a principios del año que viene.

La  historia de Lorenzo y Oswaldo me recuerda, sin duda, la del pintor francés Auguste Renoir y de su hijo el también famoso director Jean Renoir (solo que éste nunca ganó en Venecia). Qué suerte que en el caso de los Vigas los protagonistas sean venezolanos. 

Yo estuve con Lorenzo hace un año en el entierro de su papá en el Cementerio Municipal de Valencia. En la tumba de su abuelo Vigas, que también era médico, vi que nació en esa ciudad en 1850, Cómo verán la historia de los Vigas es una larga, pero larga historia carabobeña.

Para terminar, siendo esta una columna gastronómica (y para que mi director no termine de botarme), les dejo aquí dos lugares donde podrán celebrar con Lorenzo comiendo platos de Venecia, Toronto y San Sebastián.

Via Cipro
Un nuevo nombre para un muy tradicional lugar. Enzo Caggiano lo atendió personalmente casi cada día desde su fundación hasta su reciente fallecimiento. Hoy en día su viuda canadiense, Ana Mónaco, continúa la tradición y decidió cambiar el nombre de Da Ricci a Via Cipro, la calle donde nació Enzo. Un lugar persistente de comida de Venecia y Bari que mejora bajo el ojo de Ana, quien siempre trae productos desde Toronto. 
2da. Av. de Los Palos Grandes 
Telf: 283.63.79 

Urrutia
“Lo nuestro es la comida” Ese es el lema de este restaurante, ¡Y cómo lo cumplen! Víctima del bombardeo de Guernica, Adolfo Urrutia, terminó por radicarse aquí en Caracas y comenzar una vida en la cocina. En 1954 fundó La Cita en La Candelaria y en 1962 abrió esta embajada vasca en la ciudad donde los dos mesoneros más famosos de Caracas -Ángel y José Manuel- han servido durante décadas la mejor comida de San Sebastián.
Av. Francisco Solano, Sabana Grande. Telf: 763.04.48

Pedro M. Mezquita Arcaya


Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur