diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Salsipuedes El Chiringuito
El restaurante trae a Caracas la romántica experiencia de estar en medio de una selva húmeda tropical llena de bambúes, disfrutando de buenas bebidas y buena comida
Hay muchos lugares que sorprenden por su belleza, otros por la calidad de sus bebidas o por lo amable de su servicio  y unos pocos nos sorprenden por su original ubicación. Pero muy pocos maravillan  por la armonía en que se encuentran en la naturaleza, y diría que casi ninguno nos puede impresionar por conjugar todos los elementos anteriores.  

Normalmente, si la ubicación es bellísima y se encuentra en medio de una selva, lo más probable es que el servicio esté cansado o se les acabe el hielo para las bebidas.

A decir verdad, hasta hace un par de días que visite Salsipuedes El Chiringuito, el único restaurante urbano de Venezuela que yo conocía, y que reúne en un ambiente tropical selvático una extraordinaria comida con un excelente servicio, era el Café Jardín en la Avenida Universidad de Naguanagua, donde tuve el desayuno más romántico que he tenido en mi vida (también ayudaba que estaba con la mujer más romántica que he tenido en mi vida). 

En todo caso para gran alegría de los caraqueños, Salsipuedes El Chiringuito trae a nuestra ciudad esa romántica experiencia de estar en un lugar maravilloso, en medio de una selva húmeda tropical llena de bambúes disfrutando de buenas bebidas y buena comida (el lado romántico es responsabilidad del lector y a gusto de su pareja). Y cuando digo buenas bebidas no estoy exagerando, en Salsipuedes El Chiringuito tienen una selección de más de 120 bebidas distintas en la carta preparadas con ron, cachaza, cocuy, ginebra y vodka. El mojito cubano con ron blanco es realmente popular, aunque el cubalibre con Pepsi-Cola no se queda atrás. El local lo manejan siete panas y uno de ellos pasó una larga temporada en Cuba como estudiante, así que su experticia en estas bebidas es realmente resaltante. En realidad, la calidad de las bebidas me hace suponer que estudiaba poco y rumbeaba mucho. En todo caso hoy la ciudad se lo agradece. 

Como el lugar se encuentra dentro del llamado Eje del Buen Vivir y se puede acceder desde el mismo estacionamiento del Teatro Teresa Carreño (TTC), la  sensación de seguridad es completa, con decirles que yo fui con cinco amigas y cuando me fui ellas se quedaron de lo más alegres continuando la fiesta sin mí (más fiesta y menos romanticismo). 

Ese día nos atendió una de las socias, una bellísima caraqueña de origen alemán llamada Andrea Hunck. 

Su especialidad son las bebidas elaboradas a base de Cocuy, tanto así que nos sirvió un trago de cocuy llamado “culebra ciega” cuya descripción (la de la culebra ahogada) prefiero ahorrarme, pero cuyo sabor era contundente. Todas las tapas y platos del lugar son preparados a base de pescados de río del estado Bolívar. 

Ese día comimos una degustación de carpaccio de laulau, chicharrón de pescado y camarones ahumados.  Este bien nombrado Eje del Buen Vivir fue inaugurado hace más de un  año por la Dirección de Edificios Culturales del Ministerio del Poder Popular para la Cultura y se encuentra inmerso entre los árboles y bambúes que rodean la obra de Carlos Raúl Villanueva, conectando la Universidad Experimental de las Artes  (Uneartes) con el Teatro Teresa Carreño. Es un lugar lleno de vida, música, teatro, cultura, juventud, sabor y tolerancia.

 Además, mañana se estrena en esta zona la Feria Internacional del Libro de Venezuela por lo que la oportunidad es perfecta para conocer este lugar. 

Aparte de Salsipuedes el Chiringuito, hay otros cinco kioskos de comida, bebidas, postres y helados, y un pequeño anfiteatro al aire libre donde literalmente puedes sentarte a disfrutar del “buen vivir”. La popularidad  del eje ha sido tal que este año el mencionado Ministerio de la Cultura piensa acrecentarlo con cuatro nuevos kioskos, los cuales se situaran hacia el área anexa al Teatro Teresa Carreño, respetando el plano, el concepto y la “magia”  original de este insólito y simpático lugar. 

Como mencione en un artículo anterior lo increíble del Eje del Buen Vivir  es que atrae un público diverso y diferente, desde el que solo toma cuba libre y detesta a Fidel, hasta el que muere por un mojito y no se quita la franela del Che… ¡Y como nos está haciendo falta esa convivencia en este país de pasiones e historias guerreristas!

Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur