diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Un plato de pasta con mucha historia
Todavía se debate sobre el origen de un platillo italiano que cuenta con restaurantes en Caracas que la preparan con maestría
La pasta es una comida italiana y nadie pone en duda eso. Cada vez que alguien te invita a “comer italiano” uno empieza a imaginarse deliciosas (y engordantes) imágenes de las tantas variedades de pasta que ese país ofrece como spaghetti, macarrones, rigatoni, tortiglioni, tagliatelle, vermicelli, pappardelle, fettuccine, linguine, capellini, ziti, bucatini, capelli d’angelo, fusilli, penne, gnocchi, cappelletti, agnolotti, raviolis, rotini, farfalle, ditalini, semini, risini, tortellini, tortelloni, panzerotti y lo que imagino yo será un largo etc.

Y es que Italia y la pasta están tan ligadas que cuando los griegos fundaron Nápoles se consiguieron con que los napolitanos ya preparaban un plato que consistía en una pasta de harina de cebada y agua que luego secaban al sol y por extensión lo llamaron “makaria”.

Los griegos, que tontos no han debido ser, adoptaron y expandieron este plato rápidamente. En la antigua Roma también se encuentran referencias de platos de pasta, que datan del siglo III antes de Cristo; es más, el propio Cicerón, político romano (y famoso), habla de su pasión por el “Laganum”, que eran tiras de pasta largas en forma de láminas anchas y chatas, elaboradas con harina de trigo.

En esa época los romanos desarrollaron instrumentos, utensilios, procedimientos y hasta las máquinas para elaborar la lasaña. Fue la expansión y dominio de Roma lo que fomentó el cultivo de los cereales y la ingestión de la pasta en toda la cuenca mediterránea. La triste revelación que les traigo hoy es que por lo visto la pasta no es originalmente italiana y por el contrario son muchas las teorías que se han elaborado en torno al origen asiático de la pasta.

Desde chiquitos hemos oído hablar que la trajo Marco Polo en el año 1271, cuando regresó de uno de sus viajes a Asia, y en su Libros de maravillas del mundo, él mismo hace referencia sobre cómo comían pasta los chinos. Sin embargo, descubro en la web que investigaciones más recientes confirman que las referencias más antiguas a la “pasta” en Italia datan del año 1152, casi un siglo antes que lo señalado por Marco Polo. Así que por lo visto habría que remontarse a las antiguas civilizaciones etruscas, que parece que también la elaboraban mediante la trituración de diversos cereales y granos mezclados con agua, que luego cocían, lo que daba como resultado un alimento parecido a la pasta. La pasta italiana es preparada con masa de harina de trigo candeal (durum), mezclada con agua, y a la cual se puede añadir sal, huevos u otros ingredientes, aunque en China y muchos países del Asia la pasta se prepara también con soya o con arroz. Como imagino que luego de esta histórica introducción los lectores estarán ávidos de probar un plato de pasta, aquí les dejo tres especiales lugares donde deleitarse.



Pastas Morandi

La familia Morandi y sus socios han preparado y servido por 35 años unas delicadas pastas con clara influencia del norte de Italia. Su pasticho (exclusivamente de carne) es tan especial que no es raro que los sábados venga gente desde la mismísima avenida Cedeño de Valencia sólo para aprovisionarse del mismo. Pero lo más increíble está en el servicio y la atención que se desarrolla con orgullo como un juego, un malabarismo de arte y aprecio por el trabajo.

Av. Páez (al lado de la Plaza Washington), El Paraíso.

Teléfonos: (0212)4516191


Pasta Fresca Pierino

Este pequeño local es 100% sabor e historia y es la fábrica artesanal de pastas más antigua de Caracas. Fue fundado en 1958 por los entonces propietarios de la Pensión Ana, los boloñeses Renzo Garuti y Mario Sabbioni. Las gavetas de madera guardan en perfecto orden la pasta del día fabricada todavía al estilo de Bologna, aunque Alfredo Brando, quien conduce el local desde 1972, es originario de Maratea-Bassilicata y le ha dado un toque de esta región a las otras especialidades del lugar como sus spaghetti a la guitarra y los tortellini.

2da. Calle Bello Monte.

Teléfono: (0212)9526803


Real Past

Pastichos, pastas y hasta pizzas en un ambiente súper nostálgico estilo años 1950 que transporta ya a casi tres generaciones de caraqueños a los recuerdos de su infancia. Este maravilloso lugar fue en realidad fundado hace exactamente 45 años y en él se consiguen, además, los más deliciosos tortellini y raviolis de carne y unos extraordinarios tortelloni de ricotta y espinacas.

Av. Rio de Janeiro, Las Mercedes

Teléfono: (0212)9931851

Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur