diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Veranda
Este restaurante caraqueño combina un ambiente elegante con una cuidada propuesta gastronómica de sabores italianos.
Muchas cosas en la vida salen perfectas siguiendo al detalle tres reglas muy precisas. 

Los conocedores del tema nos indican que para comprar un inmueble, por ejemplo, las tres reglas esenciales son "ubicación, ubicación y ubicación"; para hacer una buena película las tres reglas a seguir son "guión, guión y guión", y así en varios aspectos de la vida (por cierto, en algún cuartel perdido de Venezuela vi que las reglas de la Guardia Nacional eran "trabajo, trabajo y más trabajo"… pero creo que por razones de tiempo y espacio obviaré el análisis detallado de los tres ejemplos previos).

En todo caso y yendo al grano, el problema surge cuando se trata de montar un restaurante ya que las reglas principales también son tres y resultan sencillas de enumerar, pero difíciles de cumplir: "buena comida, buen ambiente y buen servicio". 

Adicionalmente a esto, en el proceso de creación de la Guía Clímax muchas personas me han señalado diversos aspectos que "deberías considerar esenciales, para así incluir sólo restaurantes perfectos". Entre esos elementos fundamentales incluyen obviamente buenos precios, ubicación, facilidad de acceso, limpieza, etcétera.

La cosa se complica cuando la lista comienza a incluir valet parking, edificios que lo rodean, acústica, resonancia, iluminación, color de las paredes, textura de los pisos, altura de los techos, peso de los cuchillos, grosor de las servilletas, curvatura de los vasos; pinta, nacionalidad, acento y estilo del corte de pelo de los mesoneros y otra retahíla tan infinita de detalles que siempre termina permitiendo a los expertos del negativismo descubrir alguno que falle. 

Esto tiene como consecuencia que el restaurante caiga de inmediato a los más bajos niveles de aprecio "profesional" por parte de los mismos.

¡Bueno, aquí les tengo una buenísima noticia para la ciudad! Veranda es un lugar que cumple a la perfección, no solo las tres reglas primordiales enumeradas, sino que probablemente llena como 99% de todos los demás requisitos que puedan ocurrírsele hasta a los más pesimistas críticos de la gastronomía citadina.

Los hermanos Vladimir y Zdenko Morovic nacieron en Caracas de una familia croata del pueblo de Zadar, en la costa de Dalmacia (parta balcánica del mar Adriático), a la que le gustaba comer mucho y muy bien. No obstante esa genética, los hermanos estaban más atraídos por las patadas que por la cocción perfecta de la pasta, así que a los 13 años se fueron a jugar fútbol a Croacia, donde fueron reclutados como prospectos de un equipo llamado Hajduk Split.

Por suerte para Caracas y para ellos -viendo la posterior guerra que enfrentó en esa región a las distintas "guardias nacionales" locales-, el clima y el ambiente croata no caló en esta segunda generación, por lo que los hermanos estaban de vuelta un año más tarde. Aunque Vladimir y Zdenko se graduaron de odontólogo e ingeniero, respectivamente, su destino estaba sellado por la noche, la comida y la alegría. 

En 1995 fundan Versus en El Rosal, lugar que en pocos meses se volvió un mito de la noche caraqueña; luego montaron Seven, en Macaracuay, y sus homónimos locales en Valencia (me persigue esta ciudad) y Maracay. VogaBar en Las Mercedes y su actual Sawu no necesitan ninguna descripción.

En 2010 abren este interesante restaurante, obra cumbre del diseño de Patricio Petrica, autor también de VogaBar, Barrock y Favola, entre otros. Un comedor para 120 personas con terraza techada y un lounge sensorial para 90 personas dan una idea de las prioridades de este lugar: ambiente y comida /comida y ambiente. Cocina italiana inmejorable de las manos del chef Gino Spaziani, quien estudio en Torino y lleva toda su joven vida dedicado a la comida mediterránea con toques de modernismo, lo que se refleja en platos como el Duetto di Tartare (salmón marinado en leche de tigra con tartare de atún Nikkei), risotto zucchine e gamberi, tortelloni tricolore, costolette d'agnello alla romana, fileto di pesce alla piastra su caponata e portobello alla griglia y un delicioso plato de fettuccini negros a la marinera.

También preparan sushi (el bahía roll es especialmente solicitado) y de postre no se puede soñar con algo mejor que la marquesa de cambur. Concluyo como comencé esta crónica, los hermanos Morovic aplicaron al detalle las tres reglas básicas y las menos básicas para montar un restaurante y lo lograron. Este lugar si no es perfecto …es casi perfecto.

Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur