diccionario de economía
 


Compartir en Facebook


|
Via Appia Express
En 1992 abrió sus puertas este local ubicado en La Castellana, desde entonces sus dueños se han empeñado en ser los mejores de la ciudad.
Pippo Fallone nació en el maravilloso pueblo de Limina, Sant'Alessio Siculo en Sicilia (digo maravilloso porque además de Pippo mandó a Venezuela otros personajes como Filippo Saglimbeni, el perrocalentero de la Plaza Altamira).

Siendo joven Pippo se mudo a Torino donde conoció a su esposa Marisa Polito, quien había nacido en el pueblo de Cuneo en el Piedemonte alpino. Juntos regentaron el restaurante de un club social muy popular de Torino llamado "Club dei Piemontesi".

Lo deben haber hecho muy bien porque la comida de ese club era considerada una de las más típicas y agradables de la ciudad (y allá la competencia seguro que era reñida).

Paralelamente, Pippo y Marisa montaron una pequeña fábrica llamada Icaf para producir "confetti", unos dulces de almendras recubiertas muy populares en los matrimonios y celebraciones. En Torino nacieron también sus dos hijas: Mónica y Stefanía.

En el año de 1971 un amigo, a quien había conocido en el Club dei Piemontesi, invitó a Pippo a visitar Venezuela.

Su encantamiento con este país fue instantáneo, por lo que a su regreso a Torino dejó el restaurante, vendió la Icaf, recogió mujer e hijas y unos meses más tarde ya estaban los cuatro instalados en Caracas, luego de una travesía de 11 días en el famoso buque Federico "C". Poco se imaginaría esta familia que su llegada iba a mejorar para siempre la historia gastronómica de nuestra ciudad.

La fábrica de "confetti" y monedas de chocolate (las primeras fabricadas en Venezuela) con que empezaron no tuvo el éxito esperado. Así que se emplearon y después compraron un local en El Marqués llamado "La Suprema", donde vendían comida italiana para llevar. Su primer restaurante propio fue La Capannina que montaron a finales de los 70 en la Avenida Venezuela de El Rosal, con Marisa al frente de la cocina y Pippo en el salón. El concepto era perfecto pero el público no parecía responder, así que unos meses más tarde Pippo simplemente cambió el nombre por "La Campanella" y el éxito fue tan rotundo que 30 años mas tarde sigue siendo una referencia histórica gastronómica.

En 1984 fundan el Via Appia que pronto ascendió al primer lugar de la cocina italiana en Caracas. La comida era tan buena que grandes cocineros de la época venían de todas partes de Iberoamérica a probar sus especialidades.

En una ocasión, recuerdo al experimentado y muy viajado gastrónomo Enrique Tejera París decir que "pocos restaurantes en Roma podían competir con el Via Appia".

Lamentablemente, en el año 1991 Pippo tuvo un "incidente" con un militar armado (peligrosísima combinación) que casi le cuesta la vida y significó el cierre del restaurante.

En 1992, como el Ave Fénix, y junto con el apoyo de sus tres mujeres, Pippo abre el Via Appia Express al frente del cual continúa todavía, día a día, Stefanía con su marido, el simpático venezolano (casi italianizado) Gabriel Vaamonde, bajo la perenne coordinación de Marisa en la cocina.

Todo lo que se vende es hecho a mano aquí y exclusivamente para llevar. Una solución para el ama de casa, el anfitrión o la oficinista.

El Via Appia Express sirve a dos públicos bien diferenciados, aquellos que compran en cantidades (a veces en grandes cantidades) como, por ejemplo, mi pedido de 87 milanesas de pollo para alimentar una tropa de niños en la playa durante el pasado carnaval, y a las personas que simplemente buscan un buen almuerzo o un postre con el cual matar algún específico antojo.

Pastas frescas hechas en casa, salsas de todo tipo, pastichos de carne, pollo, berenjena y unos muy especiales de hongos y el de brócoli con ajoporro, milanesas de lomito y pollo, antipastos de todos los tipos, ensaladas, patés, el mejor carpaccio de Caracas, platos de alta cocina que cambian cada día, sándwiches, paninis y focaccias rellenas de puras delicias y todos los postres imaginables se encuentran en este lugar. Por suerte, atienden rápido y por número porque con todas las celebridades que compran su cena aquí, si aplicaran las normas de la preferencia, siempre nos atenderían de últimos.

Hoy a sus 20 años de existencia la familia Via Appia Express está concluyendo nuevos planes de expansión para seguir siendo los mejores de la ciudad. Como cliente, sólo puedo concluir la crónica de este utilísimo y riquísimo lugar agradeciendo de corazón a la providencia (o al amigo que lo invitó a conocer Venezuela) que il grande signore Giuseppe (Pippo) Fallone haya hecho de Caracas el hogar de su familia.

Otros artículos

¡Una semana de puro cacao y chocolate!

Andrés Carne de Res

Anécdotas de sobremesa con un toque criollo

Anécdotas para la sobremesa

Antigua

Aventura culinaria en Villas Playa de Uva

BarSi y su Festival de Langosta

Bla Bla Bla (en Madrid)

Bocca Restaurant

Bulevar de Sabana Grande

Cacao, Chocolate y Kocholatte

Café Local en El Yaque

Cafés emblemáticos de Caracas

Café Vomero (In Memoriam)

Caffé Piú "Un angolo di mondo qui"

Caracas bíblica

Caracas Curry Club

Caracas, de lo básico a lo “chic”

Caracas en lo más alto / III

#Caraqueando en una ciudad diversa e interesante

Cava y Prosecco

Chacao Bistro

Chocolates Savoy: 75 años de momentos dulces

Chorizos artesanales de Maracaibo “Alfredo’s”

Coca-Cola

Cocina "Light"

Comederos populares para celebrar a bajo precio

Comer en el pueblo de Baruta

"Comer en Venezuela", por Miro Popic

“Come sardina, no seas sifrina”

Comiéndose a Dudamel

Con España en el corazón y en el plato

¡Con mi yuca no te metas!

Cordon Bleu

Costa Vasca

Curso de chocolatería y confitería francesa 2014

Danos en diciembre nuestro Pan de Jamón

De cada rincón de Venezuela /II

De cada rincón de Venezuela /y III

Desconectado | Llegó la Coca-Cola sin calorías

DESCONECTADO | Yom Hashoah

De todo un poco / IV

Diciembre por la capital de Carabobo

Diversas ideas para Janucá y Navidad

Doña Bárbara

Eduardo Moreno en Le Gourmet

Eid Al-Adha para nuestros hermanos musulmanes

El arte del café

El cacao venezolano fue protagonista en París

El centro de Caracas

El cocuy

El éxito de la gastronomía italiana en Venezuela

El legado de Armando Scannone finalmente revelado

“El Malquerido”

El Naturista

El Paraíso de la nostalgia

El paraíso de los helados venezolanos en Cartagena

El paraíso venezolano en Miami

El pastel que somos

El pasticho ¿plato nacional venezolano?

El rescate del Fortín que perdió El Libertador

El sabor de la naturaleza

El Ventura

En Venezuela se debería celebrar con Ron

España en dos cafés

Filippo Saglimbeni es ícono de la ciudad

“Foods from Chile”

Fresas, frutas y salud

Gastronomía de Vietnam en el Eurobuilding

Guía Clímax Caracas Sabores 6ta. edición

Guía de restaurantes españoles de Caracas

Hajillo's

Hamburgueserías

Harina P.A.N.

II Giardino Trattoria

Il Caminetto en La Castellana

Il Duomo dei Sapori

Il Grillo

Il Romanaccio Vero

Il Rugantino

Isabel La Católica y Juana La Loca

Italia en lo profundo de Bolívar

Japón, Japón, Japón

José Antonio

Kwanzaa, Navidad y Hanukkah

La Avenida Principal de Las Fuentes

La Cafunga, el Café Cafunga y el Eje del Buen Vivir

La Candelaria

La Candelita

La Caracas “a la moda” /II

La Casa de Mita

La comida del Libertador Simón Bolívar

La dupla imbatible de Gourmet Market y Aprile

La Guadalupe en Caracas

La historia de Venezuela en una bebida

La Italia menos visitada /I

La Italia menos visitada /II

La Italia menos visitada /y III

La mejor hallaca de Madrid

La Montanara: de Las Mercedes a La Florida

La pastelería francesa de Thierry Bamas

La Sibilla del Hotel Cayena

La Sushi Pizza del Koi Sushi

L’ Citio de Jean Luc

Llegaron de Madeira con amor y mucho sabor

Los árabes de aquí

Los restaurantes favoritos de Adolfo Suárez en Caracas

Lo último en la ciudad

Lugares que hacen historia

Lugares que hacen historia / II

Lugares que hacen historia / III

Magma Fussion Cuisine

Margarita en Navidad… así sea nadando

Más de Sabana Grande

Medregal-Village: una posada francesa en Araya / I

Mercados donde conseguir todo

Mérida, capital gastronómica de Venezuela

Navidad y Hanukkah con una botella de Champagne

Nostalgia

Nostalgia /II

Nueva York en Caracas

On The Wok

Panadería Los Laureles

Panaderías y pastelería que hacen historia /y III

Panaderías y pastelerías que hacen historia

Panaderías y pastelerías que hacen historia/ II

Para celebrar con Lorenzo Vigas

Para celebrar el 5.774 cumpleaños de Adán

Para conseguirse la propia papa

Para discutir de política compartiendo el mismo café

Para mimar a las madres

Pasta, pasta, pasta

Pazzo

Pescados a todo dar

Pizzerías

Primera Competencia Nacional de Bartenders

Pura política...en la mesa

Quesos franceses hechos en Venezuela

¿Quién se ha llevado mis papas fritas?

Reparto a domicilio método VIP

Restaurant Alto entre los mejores

Restaurante Leal

Restaurante L'Escargot

Restaurante Rialto

Restaurantes de hotel

Restaurantes en Valencia

Restaurantes para celebrar el Día de las Madres

Sakehana: comida nikkei en Valencia

Salsipuedes El Chiringuito

Se acabaron las vacaciones

“Secreto de Confesión”… ¡Para comérsela!

Ser saludable

Sitios para esperar los resultados del 6D

Tarabish

Terror y sabor en El Paraíso

Todo sobre pescados

Trattoria Al Tata

Una de Panaderías

Una de puro pescado de Puerto Maya

Un año saludable

Una parte de Caracas que se extingue

“Una Polar bien fría”

Un francés loco por Paria

Un "Gran Cacao" de Venezuela

Un menú que rinde tributo al ron

Un pedacito de la India en El Hatillo

Un plato de pasta con mucha historia

Un poco de todo

Un poco de todo /II

Vanessa Rolfini y sus catas de agua

Venezuela en su mejor plato

Venezuela: estrella del Festival “Sentidos y Chocolate 2016”

Venezuela Gastronómica en Mérida

Veranda

Via Appia Express

Wok & Roll

Yom Kippur