diccionario de economía
 

ANÁLISIS

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
Candidato y coalición opositora ahora sí son uno
Cohesionados en función de un objetivo nacional, hoy la plataforma unitaria y su abanderado a la presidencia se reconocen y complementan. Han aprendido que el debate, el consenso y la participación son el rumbo

Candidato y coalición opositora ahora sí son uno


21-03-2013 12:26:29 p.m.|Mariana Martínez.- Los ruidos del pasado parecen atenuados. Un terreno de "iguales" es el escenario que hoy pisa la oposición venezolana. La personalidad del candidato es importante, pero la presencia de la coalición opositora también es necesaria. Un todo que aprendió con el tiempo y los golpes a consolidarse y a reconocerse. 

El politólogo Ricardo Sucre no ve a Henrique Capriles Radonski como una figura que esté por encima de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y los partidos políticos que la integran, pero sí cree que están al mismo nivel.

Detalla que la forma en que se desarrolló esta segunda postulación a la Presidencia de la República "demuestra una relación de igualdad".

sucre .aspx" target="_blank" title="Ir al ABC de la Economía" class="simpleLink">Sucre señala que hay un candidato electo, con un perfil y una preferencia partidista, pero que está dentro de una alianza, que es lo que hace la bisagra entre ellos, la MUD, de allí sale una orientación y dinámica propia en el marco de acuerdos comunes. 

"En esa relación hay unas reglas convenidas. En un marco nacional, algunas de estas son la no reelección y la tarjeta única". 

El ofrecimiento de la tarjeta única a Capriles Radonski no le convierte aún en "el líder" a lo interno de la coalición, mas sí significa un reconocimiento a su labor. 

"Hasta el 10 de marzo, Capriles no era visto como un líder, perdió las elecciones presidenciales del 7-O, luego ganó Miranda y volvió a encerrarse ahí. Pero en la última semana esto cambió hacia afuera porque retomó una bandera y una lucha, y hacia adentro está en el proceso de construir su liderazgo en la coalición opositora. El ruido de las pasadas elecciones no está. Su personalidad es importante y la MUD también, hay un reconocimiento mutuo. Lograrlo o no va a depender de su posición como hombre de Estado si gana o, como dirigente, si pierde". 

Pero, sin duda, el politólogo considera que sus condiciones y las de la oposición como estructura política son "muy distintas a las de octubre de 2012 y a los ojos de los partidos". 

José Albornoz, miembro de la dirección nacional del Movimiento Progresista de Venezuela, considera que hoy la oposición es "más orgánica" y que Capriles Radonski ha logrado trascender más allá de lo que significa la militancia de un partido y asumió una posición que involucra a todos los venezolanos, además de una campaña de "inclusión". 

"La MUD se ha convertido en un escenario para la discusión, no solo para el programa de gobierno, sino para los demás temas de interés nacional, y hay autonomía por parte de las organizaciones políticas", agrega. 

Albornoz considera que en la oposición se vivió "un despertar". ¿Fue esto producto de la aplanadora del chavismo o de una nueva concepción de la política? A su juicio, si en algo contribuyó Hugo Chávez al proceso político venezolano fue a introducir el elemento de "la discusión", aunque esto no lo aplicó a lo interno de sus filas y le hizo daño. Pero sí, dice que la oposición entendió que la política cambió y la lectura del ciudadano y el país es otra. 

"Hay una oposición orgánica y sí hay mucho que perder. Por eso se asume el elemento unitario como la fórmula para intentar resolver los problemas que atraviesa el país". 

Pedro Benítez, dirigente de Acción Democrática (AD), coincide con Albornoz en señalar que a Capriles Radonski se le ha reconocido por ser el dirigente opositor con el mejor perfil para librar estas contiendas. 

Pero señala que la MUD iría a elecciones aceptara o no el candidato la postulación. "Él ha trascendido a los partidos, pero si una lección debemos aprender del pasado, es que aquí y en todas partes, los liderazgos personales pasan y las instituciones quedan". 

Declaración de guerra moderna 
La oposición hoy cuenta, según sucre .aspx" target="_blank" title="Ir al ABC de la Economía" class="simpleLink">Sucre , con una instancia para el debate y el logro de consensos que es la MUD; una propuesta programática; y un candidato unitario. "Esto fluye bien y tiene un propósito posterior al 14A, y es que si se produce una derrota, esta fuerza política debe ser el contrapeso del Gobierno. Se ha trabajado en función de una alternativa y fue una decisión unánime". 

Pero al salir al frente de batalla, la oposición se encuentra con lo que Benítez denomina "la guerra a muerte moderna". Señala que para el Gobierno la política es una gran operación militar, que pasa por acabar, destruir y minimizar al contrario. 
De manera que considera que las condiciones políticas que enfrentan son difíciles en términos de una competencia democrática, sana y leal.  

La lista de obstáculos, según el dirigente de AD, arranca con el motor financiero. Señala que la política en Venezuela no tiene acceso a recursos: no existe el financiamiento público a los partidos y el privado está restringido por el amedrentamiento.
 
A esto se suma que "hay un grave problema de acceso a los medios de comunicación", cosa fundamental en la competencia electoral moderna. "El acceso a la TV de difusión masiva de gran penetración es limitado. En principio dirán que tiene acceso a una (Globovisión), pero en realidad esta tiene impacto entre la gente muy politizada y la mayoría de los ciudadanos no conciben la política de esa manera". 

En tercer lugar, Benítez incluye "la utilización del poder judicial", y es que hay organizaciones políticas que pasan por dificultades porque tienen a líderes importantes sometidos a acciones judiciales y algunos incluso han tenido que irse del país. 

"Hacer política y oposición en Venezuela es muy difícil, pero hay una gran fortaleza que es la mística para seguir, pues sería más fácil cuadrarse con el Gobierno que con la oposición", apunta Benítez.  

Fortalezas y debilidades
En 14 años la oposición política ha logrado puntos a favor, según el análisis de sucre .aspx" target="_blank" title="Ir al ABC de la Economía" class="simpleLink">Sucre , uno de ellos es  un piso electoral que puede estar por los seis millones en una votación presidencial, un aprendizaje de procesos comiciales previos y una instancia como la MUD donde el trabajo está dividido por comisiones y que mantiene una buena evaluación pública.

Benítez agrega que aunque cuenta con un apoyo social importante de gente que permanentemente va a votar y está movilizada, esta es una fortaleza que no se ha explotado como debe ser. "Falta organización y visión estratégica en determinados momentos". 

sucre .aspx" target="_blank" title="Ir al ABC de la Economía" class="simpleLink">Sucre , por su parte, considera que efectivamente falta desarrollar  las estructuras partidistas más abajo del nivel parroquial, deben llegar a zonzas, urbanizaciones, barrios. "El activismo partidista tiene que echar raíz". 

Además, indica que existe la necesidad de "poder explicar y clarificar toda la propuesta programática" para que la gente la reciba y la entienda. 

El politólogo dice que aunque la oposición ha mejorado en su capacidad de  exponer sus ideas, debe seguir esforzándose por construir una retórica y una narrativa de su visión de país, de lo que quiere y por lo que está luchando que quede clara a la población. 

"Más allá de las políticas públicas, deben  dejar clara su visión de país", enfatiza sucre .aspx" target="_blank" title="Ir al ABC de la Economía" class="simpleLink">Sucre . 

Los partidos y su individualidad
Los partidos políticos de oposición pueden ser vistos como estructuras disminuidas o desdibujadas. Sin embargo, expertos aseguran que no, que siguen vivos y mantienen individualidades.
 
Albornoz dice que en este momento el protagonismo de los partidos está a nivel de organización y de formación de la gente. "Hay mayor participación y fluidez del activismo partidista".

Pero, efectivamente, así como la  unidad ha tenido ventajas, también hay desventajas, y Benítez considera que lo bueno a nivel de estructura ha sido que "una serie de partidos y líderes han declinado sus propias y legítimas aspiraciones y visiones en función de un proyecto común colectivo" y, aunque en buena medida esto haya sido forzado por las circunstancias, eso demuestra sentido común, "a veces tan escaso". 

La desventaja que evidencia Benítez es que todos los partidos  -incluido el suyo- tienen deficiencias y han tenido que comprender que deben complementarse unos con otros. "En términos crudos, somos un grupo de mochos que se juntaron para rascarse". 

Pero decididamente esa necesidad de que cada estructura partidista desarrolle su propia política, aun dentro de la coalición, es un tema que se está debatiendo en la MUD. 
"Como país y como sociedad vamos a una situación en la cual,  para que Venezuela sea viable a mediano y largo plazo, serán necesarios grandes acuerdos políticos en temas fundamentales: política económica, institucional y social", señala Benítez. 

sucre .aspx" target="_blank" title="Ir al ABC de la Economía" class="simpleLink">Sucre considera que los partidos y sus ideologías no están desdibujadas, "no piensan igual, pero  coinciden en valores, en un proyecto de país democrático, modernizador, con economía mixta e inclusión social".  

Los tres expertos consultados coinciden en señalar que hay un objetivo, es una alianza política, que permite que las diferencias se den y que existan programas consensuados. 
"En algún momento las fuerzas políticas se pusieron de acuerdo en cosas centrales, retos muy gruesos, todos los que quieren progreso lo entienden. AD lo sabe porque tiene memoria histórica", señala Benítez. 

sucre .aspx" target="_blank" title="Ir al ABC de la Economía" class="simpleLink">Sucre , en su análisis, agrega que existe un juego unitario y uno particular, pero lo unitario sobresale en lo nacional. 
El politólogo considera que en el caso de un gobierno de unidad  nacional, están las bases creadas en septiembre de 2011. "No se han desdibujado, mantienen sus posturas, pero el tema político ha generado un contexto donde la competencia partidista se da dentro de dos bloques, mientras que a lo interno se define por primarias o elección directa". 

sucre .aspx" target="_blank" title="Ir al ABC de la Economía" class="simpleLink">Sucre asegura que los partidos tienen sus doctrinas, pero eso no limita los acuerdos sobre puntos comunes, aun cuando las diferencias surjan. 
¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador