• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

Noticias

Compartir en Facebook

Lecturas 889 lectura(s)


Helados Coppelia dependerá menos de insumos importados
La fábrica de la marca cubana no deja de recibir recursos. El pasado 18 de marzo, la Asamblea Nacional aprobó un crédito adicional de 12,1 millones de bolívares

En Caracas existen 72 puntos de distribución
En Caracas existen 72 puntos de distribución (Créditos: )

27/04/2014 09:24:00 a.m. | Liseth Boon.- Un año y medio después de la apertura de la planta de Helados Coppelia en Venezuela, existe una heladería en Caracas y 72 puestos de distribución (neveras) que venden estos productos elaborados en el país, como parte del convenio Cuba-Venezuela.

La heladería abrió sus puertas en febrero de 2013 en el centro de Caracas, de Gradillas a San Jacinto, muy cerca de la Plaza Bolívar. Personas atraídas por sus 17 presentaciones en barquillas y copas y sus bajos precios, forman una cola casi permanente que emula a la que caracteriza a la heladería matriz de La Habana. Una foto de Hugo Chávez y Fidel Castro, además de afiches de la capital cubana, decoran el lugar.

También se comercializan “para llevar” en dos presentaciones (tinita de 150 ml y familiar de 900 ml) entre 89 puestos de las cadenas estatales de consumo Areperas, Panaderías y Café Venezuela y las redes Mercal, Pdval y Abastos Bicentenario, pero solo en Caracas, Lara y Falcón.

Sueño presidencial. Cuando el ex presidente Hugo Chávez inauguró la fábrica de helados Coppelia el 20 de octubre de 2012 en cadena nacional, presentó estos productos como “los mejores del mundo”, que trascendieron las fronteras de Cuba para llegar a Venezuela, “no sólo como golosina sino también como alimento”. Aseguró emocionado que se prepararían “con ingredientes y materia prima de producción nacional”.

Durante el primer gabinete de ministros luego de su reelección el 7 de octubre, el ex Presidente detalló que para elaborar los helados se utilizaría la crema de leche de las plantas de Machiques y Cabudare de Lácteos Los Andes (empresa del Ministerio para la Alimentación, Minpal, a la que está adscrita la fábrica).

Agregó que el azúcar sería aportado por la Corporación Venezolana del Azúcar (CVA), mientras que los envases corresponderían a la Corporación de Industrias Intermedias (Corpivensa). El cacao vendría de los productores de Barlovento; el concentrado de naranja de la planta Roberto Bastardo (Monagas); la pulpa de guayaba y mango de la Planta Centinela (Barinas); la de durazno de Maturín y la leche de coco de Falcón. Incluso, asomó que la grasa vegetal sería aportada por la estatizada Industrias Diana.

También, el mismo día de la presentación, el presidente de Venalcasa (adscrita al Minpal), Johan Hernández, declaró que los helados se distribuirían en todos los estados del país mediante la red estatal.

Tres semanas después de ser inaugurada, la planta se paralizó por falta de insumos y de repuestos para maquinaria (del convenio Argentina-Venezuela) estropeada por un apagón. Chávez, visiblemente molesto, en un consejo de ministros el 5 de noviembre de ese año, deploró que el proyecto estatal no estuviese operativo y pidió “mano de hierro” contra los responsables exigiendo “eficiencia o nada”. El 17 de noviembre, la ministra del despacho de Seguimiento de entonces, Carmen Meléndez, anunció que la crisis de la fábrica fue superada al facturar 11 mil 460 helados en un día.

Un día después, Nicolás Maduro, como canciller y vicepresidente, dijo en una entrevista al Correo del Orinoco (18-11-12) que habría sanciones por la ineficiencia de la conducción de las empresas estatales como Coppelia. Aparte de la renuncia del gerente de la fábrica, Aníbal Espejo, no se registraron en la prensa nacional otras amonestaciones o destituciones.

A 18 meses de su apertura, la empresa socialista que incorporaría la cadena de producción y distribución en manos del Estado, no cumple las metas originales. Su distribución es irregular y de alcance limitado (Caracas, Lara y Falcón). La materia prima es importada, si se toma en cuenta que su proveedor es Casa (ver recuadro). Sólo ofrecen cuatro sabores de base láctea (rizado fresa, rizado chocolate, fresa bombón y vainilla), y aún no aparecen los frutales anunciados originalmente. La CVA Azúcar fue liquidada en octubre de 2013 por fallas de producción y conflictos laborales.

Sin embargo, el gerente de planta de Helados Coppelia, Walkris Rojas, quien el martes de esta semana realizó una inspección a la heladería del centro de Caracas, afirmó a Últimas Noticias que la marca está 100% operativa y utiliza materia prima arrimada por productores nacionales a Lácteos Los Andes.

Agregó que como parte del plan de expansión, se prevé la apertura de nuevos puntos de distribución, adquisición de transporte para mejorar la distribución y el desarrollo de 5 nuevos sabores (entre ellos los frutales).

ÚN envió una correspondencia al ministro de Alimentación, Félix Osorio, y al viceministro, Carlos Franklin, con preguntas sobre producción, distribución y origen de la materia prima. Al cierre de esta edición no habían dado respuesta a la comunicación.

Más plata. La fábrica de la marca cubana no deja de recibir recursos. El pasado 18 de marzo, la Asamblea Nacional (AN) aprobó un crédito adicional de 12,1 millones de bolívares para cubrir “los gastos de instalación de una miniplanta de Helados Coppelia en Falcón”. También, según nota de la web del Parlamento, “permitirá cumplir compromisos pendientes por el apoyo operativo y financiero por parte de Lácteos Los Andes y Casa”, esta última principal importadora estatal de alimentos y proveedora de Coppelia.

No es la primera vez que se otorgan recursos para “la instalación y puesta en marcha de una miniplanta de Helados Coppelia”, según consta en la Memoria y Cuenta 2012 del Minpal, que indica una inversión de Bs 8.423.085 en la planta “Alfredo Maneiro”, ubicada en San Juan de los Cayos, Falcón, con una capacidad de producción de 4 mil litros diarios.

También en el estado Portuguesa se ventiló la asignación de presupuesto para Coppelia. El 21 de marzo, el secretario de Desarrollo Económico de la gobernación, Roger Limonche, informó sobre la “propuesta del Minpal de instalar una fábrica de helados en la entidad con una inversión de 22 millones de dólares aproximadamente. Incluiría la construcción, equipamiento y gestión de la planta con capacidad para generar 40 mil litros de helado al día, mediante el convenio Cuba-Venezuela” (AVN). Este proyecto ya había sido anunciado por el propio Chávez en octubre de 2012.

El 27 de marzo, nueve días después de sesión de AN, representantes de la Misión Alimentación de Venezuela y la Empresa de Productos Lácteos (EPL) de Cuba se reunieron en la sede del Minpal en Caracas para acordar la ampliación y aumento de 50% en la producción de Helados Coppelia con una inversión de Bs 2,3 millones.

No sólo en Venezuela se anuncian desembolsos para Helados Coppelia. El 24 de septiembre de 2013, José Luis Leal, director de la EPL de Cuba, dijo a la Agencia Cubana de Noticias (AIN) que “la fábrica en la isla incrementaría su capacidad de producción a partir del primer trimestre de 2014 gracias a una inversión de 4 millones de dólares en su sistema tecnológico, contemplado en el proyecto de colaboración con Venezuela”.

Frío, frío. Según el gerente de planta de Helados Coppelia, Walkris Rojas, existen 72 puntos de distribución en Caracas, 7 en Lara y 10 en Falcón. La planta de Coro, con 35 empleados, fabrica entre 20 y 30 mil litros mensuales, cifra que coincide con la producción inicial dada a conocer por voceros oficiales.

Se prepara la apertura de una segunda heladería en el Abasto Bicentenario de Plaza Venezuela, confirmó Rojas, quien agregó que los problemas en sus comienzos (falta de materia prima y repuestos) fue solventado. “Estamos 100% operativos”.

La fábrica de Helados Coppelia no cuenta con un estudio sobre el consumo de sus productos, aunque sí se constata informalmente “la reacción positiva de la clientela”, describió el gerente.

Un recorrido por varios puntos de distribución en Caracas permitió comprobar que Coppelia tiene una distribución ineficiente. En el Café Venezuela de la Plaza Bolívar, la nevera rotulada con el nombre de la marca cubana sólo fueron entregadas presentaciones de 9 litros. Los envases individuales no llegaron.

En la Arepera Venezuela de la sede del Ministerio de Interior y Justicia (avenida Urdaneta), ya no está la nevera que guardaba los helados en venta hace varios meses. En el establecimiento de esta misma red de Quinta Crespo no los despachan desde la semana pasada. Mientras que en la de Parque Central sí estaba llena de envases, aunque sin la tapa de plástico que mostró Chávez por televisión en 2012. “Vendemos muchos Coppelia, la nevera se vacía y se llena frecuentemente”, afirmó uno de los empleados que prefirió no identificarse. “Siempre los compro, mi preferido es el fresa bombón y tienen buen precio”, comentó José G., cliente del lugar.

Fondo de la tinita. No se conoce el balance de gestión de la fábrica en documentos oficiales. El nombre de Helados Coppelia aparece solo una vez en la Memoria y Cuenta de Minpal 2013 al indicar que estos productos se incluirán “pronto” en una ruta comunal de distribución para la Mesa Agroalimentaria Rogelio Castillo Gamarra de Petare. En el presupuesto 2014 de la cartera; tampoco se contemplan recursos para la planta de Falcón.

En la Memoria 2013 de Minpal se indica entre los logros, la “adquisición e instalación de línea de helado en la planta menor Ana Soto (Bobare, estado Lara), con una capacidad de 220 litros por día”.

El 9 de mayo de 2013, el viceministro Carlos Franklin dijo en una inspección a la planta frutícola de Araira que “en pocos días” estaría en capacidad de producir helados Coppelia. Casi un año después, aún los sabores frutales no salen a la venta.

Aunque no presentó cifras, Javier García, presidente del Sindicato de Lácteos Los Andes, aseguró que los inventarios y la producción se han estabilizado con tendencia a aumentar, luego que la gestión obrera tomara el control en octubre de 2013. “Dentro del plan de expansión se incorporarán helados cítricos con materia prima nacional y así dependeremos menos de las importaciones”.

Materia prima importada y nacional

Durante la crisis de Lácteos Los Andes a mediados de 2013 por la caída de la producción y falta de materia prima, los trabajadores alertaron sobre el posible impacto de estas irregularidades en la elaboración de Helados Coppelia, fábrica a la que la empresa estatal surte su principal insumo: la leche. Denunciaron que ese producto era importado de Nicaragua.

En la Memoria y Cuenta del Minpal 2013, se indica que la Corporación Casa (encargada de las compras de alimentos del Estado), en 2013 importó 187.891 toneladas de leche en polvo (en sacos de 25 kilos) y 58.625 de leche entera UHT. No indica adquisiciones a productores nacionales. En el balance 2013 no se detalla el porcentaje que se dedica a la fabricación de helados Coppelia.

La gerencia de Helados Coppelia asegura que la materia prima aportada por Lácteos Los Andes es de producción nacional.

¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador
Etiquetas Relacionadas




ATENCIÓN. No se permite la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o cualquier contenido que infrinja lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Antes de escribir tus comentarios lee las Normas de Participación en El Mundo.