• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

BANCA

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
Agropatria en manos de Yván Gil
Conozca algunos aspectos de la vida del presidente de Agropatria, Yván Gil.

Agropatria en manos de Yván Gil
Yván Gil, presidente de Agropatria (Creditos: Jesús Contreras)

28/05/2012 07:33:34 p.m.|Ileana García Mora.- Estudios

Yván Eduardo Gil Pinto es ingeniero agrónomo de la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela, núcleo Maracay. Su padre, Freddy Gil, fue el decano de la facultad y su hermano, Arturo Gil, también es ingeniero. Yván Gil es viceministro de los Circuitos Agroproductivos y Agroalimentarios del Ministerio de Agricultura y Tierras e igual que su padre y hermano fue profesor universitario.

Cargos en dupla 

Su primer cargo de importancia fue la presidencia del Instituto de Investigaciones Agrícolas, el cual presidió en dos ocasiones. Ahí tuvo la potestad para suscribir contratos internacionales e ir a la cabeza de las expropiaciones de los terrenos ubicados en el eje Aragua-Carabobo. En paralelo fue nombrado viceministro de Circuitos Agroproductivos. Más tarde, dejó de presidir el Inia y tomó las riendas de Agropatria, en diciembre; pero formalmente en diciembre de 2012. En marzo fue nombrado directivo del Banco Agrícola de Venezuela.

Su rol en Agropatria

El presidente Hugo Chávez le asignó $300 millones para el rescate de Agropatria. A los trabajadores de la red se les informó que al menos 70% de los recursos iría a la compra de materia prima, para reactivar las plantas, debido a que la mayoría estaba operando por debajo de sus capacidades. Pero la materia prima ha llegado a cuenta gotas, y se han estado importando productos que anteriormente se producían en el país. En esos casos la labor de los obreros es sencilla: envasar el producto terminado.

Negociador

Al igual que la ex presidenta de la red, Ribilia Rodríguez, a Gil le tocó sentarse con los sindicatos de la empresa a discutir una convención colectiva única, que ampara a todos los trabajadores de las filiales, un total de 5.400 empleados. Pero pese a que desaprueban la gestión de Rodríguez, los trabajadores echan de menos la frecuencia de las reuniones. Con Gil no se han aprobado cláusulas, sólo el acuerdo de homologar las cinco aprobadas con Rodríguez.

Tope del conflicto laboral

Para continuar la discusión del salario dentro de la convención colectiva, Gil pidió a los trabajadores una tregua de 60 días. Pasada la tregua, los trabajadores iniciaron una oleada de protestas que tuvo su más alto pico a finales de abril, cuando impidieron la llegada de Gil y otros directivos con cámaras de televisión a la sede de Insecticidas Internacionales para mostrar el avance de los procesos productivos. Semanas después el Juzgado Superior Agrario de Aragua y Carabobo otorgó una “Medida Autónoma Innominada Especial Agraria de Protección a la Seguridad y Soberanía Agroalimentaria” a Agroisleña, en referencia a Agropatria, con la cual se prohíbe toda actividad que desfavorezca la red. Aunque se ha negociado la anulación, la medida aún está vigente. Días más tarde, el Tribunal Supremo de Justicia aprobó una solicitud de nulidad de la Gaceta de expropiación del consorcio, decisión que aún está pendiente y que se enmarca en la negociación que sostienen empresarios y gobierno para fijar el pago de los activos y acordar una asistencia mixta de las plantas.

Lea el perfil de Yván Gil en la edición impresa de El Mundo Economía y Negocios de este martes 29 de mayo de 2012.
¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador