• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

EMPRESAS

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
La meta de Kawasaki es producir 30.000 motos en Venezuela
Tras invertir $2 millones, Luis Amantini y Luis Lavado -nombres desde siempre ligados a la motovelocidad- lograron consolidar en Venezuela el ensamblaje de motocicletas Kawasaki

La meta de Kawasaki es producir 30.000 motos en Venezuela
La meta de Kawasaki es producir 30.000 motos (Creditos: Web)

01/11/2012 07:19:58 p.m.|Jesús Hurtado.-
"El proyecto ya había sido presentado y hace año y medio fue aprobado. Iniciamos entonces el montaje de la planta ubicada en la población de Miranda, estado Carabobo", señala Lavado, gerente general de KMV-Kawasaki, empresa que desde enero de este año comenzó a ensamblar motocicletas de la marca bajo un esquema de asociación con el Gobierno, el cual detenta 51% de las acciones de la compañía.

El capital inicial sirvió para la adecuación del terreno de 3.300 metros cuadrados sobre los que descansan los galpones que albergan la ensambladora, así como para la adquisición del herramental y material de ensamblaje que proviene directamente de Japón, donde está la sede de Kawasaki.
 
Con una capacidad total para producir unas 10.000 unidades anuales, para el cierre de este primer ejercicio se espera que la manufactura oscile alrededor de las 4.000 motocicletas, tomando en cuenta que los equipos debieron pasar por un proceso de adecuación para poner a punto la línea de ensamblaje.
 
Sin embargo, la meta para el 2013 es triplicar la capacidad de ensamblaje, lo que incluye introducir nuevas versiones de motos que permitirán, a más tardar en julio próximo, iniciar la comercialización al público en general.
 
Este incremento permitirá además duplicar la cantidad de empleos directos ofrecidos por la factoría, que contará entonces con unos 100 trabajadores.
 
Ampliar la gama

De momento, la planta solo ensambla el modelo KLR 650, una moto de doble propósito (ciudad y carretera) equipada con motor de 650 cc capaz de desarrollar velocidades de hasta 160 kilómetros/hora.
 
El acuerdo de producción firmado con el Gobierno establece que por ahora toda la manufactura sea entregada a los cuerpos de seguridad del Estado, tomando en cuenta las necesidades de ampliación de la flota destinada a resguardar la integridad física de los venezolanos.
 
Sin embargo, la ampliación de las líneas de producción permitirá a MKV disponer de 20% de la manufactura para destinarla al público consumidor. "Es un compromiso que 80% de la producción de esta moto sea para el Gobierno", señala Lavado.
 
Salvando estas distancias, la empresa ya está adelantando el proyecto para el inicio de la producción de un modelo más modesto. Equipada con motor de 250 cc, esta versión de la KLR estará dirigida a las policías municipales y entes de seguridad del Estado que requieran vehículos con estas características.
 
Pero los planes no terminan allí. Por una parte, está prevista la producción de motos aún más sencillas (quizás provistas con motores de entre 135 y 200 cc) enfocadas en el mercado de trabajo, el de mayor demanda en el país, tomando en cuenta que el convenio contempla la producción de motos de baja cilindrada y precios accesibles.
 
Por otro lado, luego de haber concretado la importación de 200 unidades de vehículos de trabajo tipo mule (4 ruedas) que fueron distribuidos a productores del campo a través del Fondas (Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista), el socio estatal propuso a KMV estudiar la posibilidad de ensamblar en el país este tipo de vehículos; una actividad que podría comenzar en los próximos dos años.
  
"Aunque de momento nuestra participación es muy pequeña, para el 2014 aspiramos estar bien posicionados, lo que junto al prestigio de la marca nos dará una ventaja competitiva con respecto a nuestros competidores", señaló el ex campeón latinoamericano de motociclismo. 
¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador