• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

LABORAL

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
La jornada laboral es el centro de debate entre trabajadores y empresarios
La nueva Ley Orgánica del Trabajo Trabajadoras y Trabajadores (Lottt), que en apenas tres meses cumplirá un año de su promulgación, está vigente en la mayoría de sus artículos.

La jornada laboral es el centro de debate entre trabajadores y empresarios
Las empresas deben ajustarse a las nuevas normas de la Lottt (Creditos: Archivo)

28/01/2013 02:22:08 p.m.|Beatriz Caripa.- Sólo tres normas que están bajo la prórroga legal de vacatios legis, no han entrado en vigencia aún.

Para que empresas públicas y privadas eliminen la tercerización, se les dio plazo de tres años. Para que las organizaciones sindicales se inscriban en el registro que llevará el Ministerio del Trabajo, se otorgó un año, (que empieza el 01 de enero de 2013 y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2013); y para la reducción de la jornada, que pasó de 44 horas semanales a 40 horas, se otorgó un vacatio legis de un año, de manera que en tres meses ya todos los centros de trabajo deben estar adaptados a la normativa.

La víspera para la adecuación definitiva a la norma, pautada para el 1° de Mayo próximo, provocó la reacción de algunos sectores empresariales que aducen dificultades para asumir nuevos turnos, en casos de empresas de producción continua donde el trabajo no se puede detener, como los servicios de transporte, de producción de alimentos, medios de comunicación y restaurantes.

Ley es clara

El presidente de la Comisión de Desarrollo Social Integral de la Asamblea Nacional, y corredactor del nuevo texto laboral, Oswaldo Vera, insistió en que aunque se le dio un vacatio legis de un año, para que las empresas públicas y privadas hicieran sus adaptaciones a la reducción de la jornada, no deben esperar a que culmine el período.

"Se otorgó un año para que hicieran la transición en conjunto con sus trabajadores, pero eso no quiere decir que tenían que esperar que se venza el año para empezar a hacer los ajustes".

Asimismo, Vera recalcó que no es necesario que los empresarios esperen que el reglamento de la Ley -en cuya elaboración trabaja el Consejo Superior del Trabajo-, esté publicado para empezar a aplicar la medida. 

Enfatizó que la nueva Ley Orgánica del Trabajo es bien clara en este aspecto. Sin embargo, dijo que si los grupos empresariales, sindicales o trabajadores consideran que hay algo que aclarar, pueden enviar la solicitud de aclaratoria al Consejo Superior del Trabajo.

"Si hubiera algún aspecto que no les quede claro, lo pudiéramos precisar en el reglamento, como se va a hacer con la jornada del personal de vigilancia privada, que es una de las excepciones de la reducción de jornada, porque son condiciones especiales de trabajo, y, de hecho, este sector envió las observaciones y solicitud de aclaratoria; pero para el resto de las empresas y trabajadores, incluso de producción continua, está muy clara la ley: 40 horas semanales y dos libres consecutivos a aquellos trabajadores que excedan la jornada porque laboraron sábado y domingo, o los tienen régimen de guardias".

El legislador añadió que de acuerdo a las investigaciones y seguimiento que llevan, han comprobado que la mayoría de las empresas grandes, y las estatales, ya "tienen su jornada de 40 horas y muchas ya tienen esta jornada en sus contratos colectivos".

Oswaldo Vera dijo que el sector público en su gran mayoría ya se ha ajustado al horario, incluso en empresas básicas estratégicas y en la industria petrolera. 

Empresarios no aceptan, pero cumplirán 

Aurelio Concheso, presidente de la comisión  laboral y seguimiento legislativo de Fedecámaras, criticó que se descarte hacer precisiones en un reglamento para ajustar el nuevo horario de trabajo. "No se trata de que los diputados digan: envíenme las observaciones, sino que se debe llamar a los empresarios a debatir, y eso lo debieron hacer antes para dictar las normas de una ley tan importante para el país".

Fustigó que la reducción de la jornada  laboral no tomó en cuenta la diversidad de problemas  que, según el vocero de Fedecámaras, se pueden presentar en los centros de trabajo.
Concheso se abstuvo de adelantar si la reducción podrá afectar la productividad de las empresas. "Eso habrá que verlo, pero de que vamos a cumplir con la ley, lo vamos a hacer".

El vocero de Fedecámaras señaló, sin embargo, que la mayoría de las empresas grandes "ya tienen la  jornada diurna de 40 horas en sus contratos colectivos".

El empresario reitera que el problema radica en que no se consultó debidamente al empresariado para hacer cambios y redactar una nueva legislación laboral. "Un debate transparente entre todos los sectores involucrados hubiera puesto sobre la mesa la situación más claramente, los casos o las dificultades que pudieran presentarse con una reducción de horario en empresas que trabajan por turnos".

Insistió en que el punto con los dos días continuos que se incluyó en el texto, podría generar dificultades entre patronos y trabajadores; y que adicionalmente podría limitar la capacidad de maniobra y flexibilización en la negociación. 

"Este tipo de problemas tradicionalmente se resuelven en el reglamento de la ley, pero esto no es posible porque no ha habido conversaciones con los empresarios; insisto que eso no se resuelve con enviar una solicitud de aclaratoria a la Asamblea Nacional; debe ser producto de un diálogo. Ahora, eso es lo que está en la Ley del Trabajo y los empresarios la vamos a cumplir".

Trabajador productivo

El abogado laboralista, profesor de la UCV y corredactor de la Lottt, Carlos Sainz Muñoz, defendió la reducción de la jornada, como "el tiempo que necesita el trabajador para su descanso, su recreación, para su familia, eso es calidad de vida y recuperación efectiva para seguir el trabajo".

Sainz Muñoz señaló que con el horario semanal de 40 horas, los trabajadores recuperan medio día más para el descanso

"Ahora las empresas no tendrán que obligar a sus empleados a trabajar medio día del sábado para cumplir con las 44 horas que les ordenaba la Ley del Trabajo  en su jornada anterior".

Sainz Muñoz resaltó que en caso de que los trabajadores tengan que laborar sábado y domingo, por la naturaleza de su trabajo, "ahora tendrán dos días libres consecutivos para que se recuperen, esto trae un gran beneficio porque le permitirá ser más productivo...  esto se traduce en algo muy bueno para las empresas, porque a trabajador más descansado más productivo será...".

El especialista insiste en que otro valor agregado de los dos días libres consecutivos, cuando el trabajador excede la jornada semanal de 40 horas, permitirá acabar con el ausentismo laboral. "Los reposeros van a desaparecer, se combatirá el ausentismo y aumentará la productividad".

Carlos Sainz Muñoz deploró opiniones que "satanizan la ley y la reducción de la jornada. No entiendo esta posición, porque hemos observado que empresarios que se oponen al nuevo horario,  ya tienen en sus contratos colectivos la jornada diurna de 40 horas a la semana. Se dedican a satanizar algo que ya tienen en sus contratos y que saben que no les afecta la productividad, porque ellos (los empresarios) ya han puesto en práctica esta reducción y no les ha afectado, eso no se atreven a decirlo.... La ley es justa para ambas partes y eso lo saben".


¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador