• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

MERCADOS

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
Gobierno lanza más deuda para financiar casas y afianzar un mayor crecimiento
5.857 millones de bolívares será la primera parte de la siguiente emisión de papeles hipotecarios que saldrá la tercera semana de junio.

Gobierno lanza más deuda para financiar casas y afianzar un mayor crecimiento
La vivienda es la punta de lanza del Gobierno en materia económica (Creditos: Reuters)

04/06/2012 07:28:04 a.m.|Carjuan Cruz.- La tercera semana de este mes saldrá una nueva emisión de bonos hipotecarios del gobierno, con lo que el Ejecutivo continuará financiando a la Misión Vivienda. 

Son 5.857 millones de bolívares más en títulos. Se trata del primer lote de una nueva oferta que saldrá en tres partes.

La segunda porción de estos papeles se lanzará durante la primera semana de agosto, por 4.392 millones de bolívares; y luego una tercera para la primera semana de noviembre, con igual monto. Todo esto aparte de los 10.000 millones de bolívares que el Ejecutivo ofertó el pasado jueves.

Este año la vivienda es definitivamente la punta de lanza del Gobierno, tanto en el marco del crecimiento económico, como en el de la campaña electoral.

La construcción mostró en el primer trimestre del año, según los números del Banco Central de Venezuela (BCV), un crecimiento de 29,5%, sobre todo por la actividad del sector público. Esta área económica representó 6,5% del PIB, es decir, 1,2 puntos por encima de lo que significó en los primeros tres meses del 2011. 

Aunque la construcción todavía no es de los primeros cinco sectores que mueven el Producto Interno del país, el acelerado crecimiento que se impulsa a través de la Misión Vivienda, indica la apuesta que le da el Ejecutivo a este programa social para que el incremento de la economía se mantenga en buena parte por razones electorales. 

De hecho, los indicadores anticipados del PIB, según señalan fuentes vinculadas al gabinete económico, ya marcan un aumento de más de 5% para el segundo trimestre. Una baja en los precios petroleros, no tendría un efecto negativo, al menos en el primer semestre. Aunque sí se activan las alarmas para el futuro inmediato, de continuar esta tendencia.

El costo
Este empuje que le ha dado el Gobierno a la Misión Vivienda ha sido financiado en gran parte por la banca nacional. Con cuatro emisiones de deuda, el Ejecutivo recogerá fondos de las entidades por Bs. 39.541 millones sólo para la construcción de casas. 

En dos de las cuatro ofertas, el BCV decidió liberar parte del encaje legal -porcentaje de los depósitos que tienen las entidades en el ente emisor como respaldo de los ahorros- para que los bancos compraran los títulos.
 
En efecto, para la adquisición de los bonos de 10.000 millones de bolívares que salieron el pasado jueves, el ente emisor hizo un ajuste en el encaje. En promedio, según señalaron fuentes del gabinete económico, se liberó la cantidad correspondiente a por lo menos 1,5 puntos de esos depósitos. 

Ahora, con la oferta que viene en camino, no será igual, pues no se les ha advertido a las instituciones bancarias sobre una nueva liberación del encaje, que ya se encuentra alrededor de 12,5% de esas captaciones.

Pero a las entidades lo que les inquieta más, ante este crecimiento obligatorio del empapelamiento público, es el descalce que puede producir en los balances el hecho de comprar estos bonos de vencimiento largo, con captaciones de corto plazo. 

Los títulos que se emitirán en 15 días tienen un tiempo de vida que termina en el 2020, pero los depósitos en Venezuela son en su mayoría cuentas corrientes. Y es con estas captaciones que la banca está comprando estos títulos emitidos por el Gobierno.
 
Esta inquietud no merma con el hecho de cobrar por estos papeles intereses más atractivos que los últimos emitidos la semana pasada. En este caso el cupón será de 4,66%, y el emisor será el mismo, el Fondo Simón Bolívar para la Reconstrucción. 

La tasa está cercana a la que pagan los clientes por los créditos habitacionales de más bajo monto, cuya tasa es preferencial, por ser un sector prioritario. 

Sin embargo, los bancos pierden injerencia en el análisis de riesgo que se utilizará previo al otorgamiento de los créditos que se darán con esos fondos. 
 
Nada tienen que ver en la entrega de los préstamos. El rol del banco se limita a esperar el vencimiento de los bonos y cobrar el interés semestralmente. 

Mientras, los préstamos liquidados por el Gobierno con estos fondos recogidos, se aprobarán bajo parámetros propios del Ejecutivo, en los que la banca no tiene ni voz, ni voto. .

Sin contar para la cartera obligatoria
Cuando comenzó la estrategia financiera del Ejecutivo para impulsar desde la banca la Misión Vivienda, se estableció que parte de los títulos comprados (las cédulas hipotecarias) contabilizarían para el cumplimiento de la gaveta con la que aparte ya cumplen las entidades. Sin embargo, eso solo fue por un año. 

En el porcentaje de 15% de la cartera dirigida exigida a las instituciones bancarias para este 2012, ya no se tomará en cuenta la inversión hecha por la banca en títulos hipotecarios durante el 2011. Sólo el año pasado, las entidades compraron 14.900 millones de bolívares en papeles hipotecarios. El sector espera que lo que adquieran ahora cuente para el cumplimiento de 2012.


¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador