• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

MERCADOS

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
Reservas de oro de Venezuela han caído 10,93 toneladas durante 2012
La posición en oro de Venezuela ha caído en 10,93 toneladas durante 2012. El FMI dice que al cierre de agosto llegaron a 362,05 toneladas, después de haber iniciado el año con 372,93 toneladas en el stock.

Reservas de oro de Venezuela han caído 10,93 toneladas durante 2012
Chávez "repatrió" reservas de oro en 2011 (Creditos: Reuters)

27/09/2012 12:00:35 p.m.|Mariana Martínez Rodríguez.-
Según el ente, en el octavo mes del año fueron vendidas 3,2 toneladas de oro, unos 300 millones de dólares. 

En el mes de julio el World Gold Council (Consejo Mundial del Oro) ya había registrado una caída de 7,13 toneladas, ubicando las reservas de oro en 365,8 toneladas respecto a las 372,93 toneladas que habían al cierre del 2011. 
 
Este organismo trabaja con los datos que reporta el propio Banco Central de Venezuela, que en enero, cuando anunció que repatriarían el oro, indicó que tenían 372,53 toneladas en reservas. 

El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN), Ricardo Sanguino, admitió la venta de oro hecha por el BCV, y dijo que es parte de sus competencias legales, por ser Venezuela un productor de este mineral. 

El asambleísta señaló a prensa del Parlamento, que el ente emisor dentro de su estrategia de observador sobre los precios de la onza de oro en el mercado "consideró en esta oportunidad que es bueno y atractivo, razón por la que vendió unas onzas de oro".

Sanguino descartó que la operación fuese para reponer reservas, o por insuficiencia de divisas, aseguró que se trató de una operación normal ejecutada por el BCV dentro de sus facultades.

Recordó que en 2007 se efectuó una operación similar por parte del ente emisor, por lo que esta no es una actividad extraordinaria. Considera que no hay motivo de alarma y que esto mejorará la posición de reservas económicas del país, pues se está convirtiendo la reserva de oro en divisas. 

Tener el oro en el país impide una operación de crédito
"Repatriar el oro no fue un buen negocio". Con los lingotes fuera del país, no habría sido necesario vender parte de la posición en oro de la República. 

Efraín Velázquez, presidente del Consejo Nacional de Economía, dice que de mantenerse el oro en el Banco en Inglaterra, el BCV solo habría tenido que hacer una operación de crédito con alguna institución financiera internacional, con una porción del stock de oro como aval. 

Al tomar la decisión de traerse las reservas de oro al país y tenerlas bajo su custodia, el ente emisor local ya no puede hacer operaciones de crédito con esta garantía, y la única forma de convertirlas en divisas es vender este mineral. 

"Esto demuestra que la medida de trasladar estos recursos a Venezuela no fue conveniente, pues tiene que vender activos que podría usar como soporte", afirma Velázquez. 

Se vende por falta de liquidez y no por precio alto 

Tanto Efraín Velázquez como el economista Ángel García Banchs creen que la venta obedece a falta de liquidez para responder a las necesidades del país.
 
Velázquez dice que esto es producto de una "inconsistencia de la política económica y un mal manejo en la administración de las reservas internacionales". 

Señala que esta reducción mínima de la posición de oro de Venezuela implica que la liquidez no es suficiente para cumplir con las obligaciones de pago de la República. Agrega que eso está acorde con el crecimiento en 27% de las importaciones respecto al primer semestre de 2011. 
 
"No se toma esa decisión por un precio alto, lo vendes cuando no tienes", asegura Velázquez. 

García Banchs coincide con el presidente del Consejo Nacional de Economía, y dice que "el oro no se vende, eso es como vender las joyas de la corona", además cree que se trata de una muy mala señal que Venezuela está enviando a quienes le prestan. 

"Se trata en esta oportunidad de una venta muy puntual y es producto de la escasez de divisas, ante la sobrevaluación del bolívar, importaciones masivas, expropiaciones y la necesidad de refugiarse en el dólar para protegerse del riesgo de invertir en Venezuela y de una inflación creciente, y un flujo de petrodólares insuficiente", dice García Banchs. 

La venta de 3,2 toneladas de oro reporta, según el economista, aproximadamente $300 millones. El economista asegura que el nivel de reservas líquidas actualmente no llega a los 2.000 millones de dólares, lo que representa dos semanas de reservas para importar. 

Entre 2008 y 2012 la posición en reservas líquidas ha caído en 25.000 millones de dólares, pero señala que es el efecto precio del oro lo que ha detenido que el efecto de esta caída se sienta. Pues la onza de oro pasó de 800 dólares a 1.700 dólares. Mientras que en el año las reservas totales han disminuido en 5.217 millones de dólares. 

Además agrega que se trata de políticas desacertadas, como la creación por el Gobierno de fondos en divisas, que son para gasto y no para el ahorro; así como la reforma legal le permite a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no reportar el total de divisas que le ingresa al BCV, sólo una parte. 

Al Fonden se han enviado 3.503 millones de dólares, según reporte del BCV. 

García Banchs asegura que las reservas en divisas no aumentan porque la gente está preocupada por comprar dólares, no hay deseo por un mercado de valores en bolívares, porque lo que buscan es protegerse del riesgo de operar en Venezuela y de la inflación. 

El Banco Central de Venezuela es libre en su decisión de vender reservas de oro, es parte de sus funciones administrar las reservas internacionales, y no requiere autorización por parte de la AN. 

Sin embargo, García Banchs considera que en un país con instituciones, el Parlamento debe solicitar información sobre el por qué se hace esta venta.
¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador