diccionario de economía
 

Políticas Públicas

Compartir en Facebook

Lecturas 33890 lectura(s)


BCV emitirá billetes de Bs. 500 y Bs. 1.000
Próximamente el Banco Central de Venezuela dará a conocer las características del papel moneda de mayor denominación

Billetes de Bs. 2 y 5 no circularán
Billetes de Bs. 2 y 5 no circularán (Créditos: Emen)

23-02-2016 07:28:00 a.m. | J. Gregorio Yépez.- El Banco Central de Venezuela prepara la puesta en circulación de dos nuevos billetes con más alta denominación en función de adaptar el cono monetario venezolano a las necesidades que impone la coyuntura económica que atraviesa el país.

Fuentes vinculadas con las autoridades monetarias venezolanas señalan que los próximos billetes que entrarán en circulación serán los de Bs. 500 y Bs. 1.000, para permitir una mayor comodidad de las transacciones que se realizan en efectivo.

Por otra parte, el ente emisor evalúa avanzar hacia la supresión paulatina de los billetes de más baja denominación, ya que no tienen un uso práctico dentro de las operaciones que regularmente se realizan y al contrario, terminan complicando las transacciones.

La idea que se plantea el BCV es redireccionar los recursos, esfuerzos de impresión y distribución de los billetes de Bs. 2 y Bs. 5 hacia los de más alta denominación y así darle mayor fluidez a las operaciones que se llevan a cabo entre los agentes económicos del mercado.

Costos y servicios

Esta decisión también apunta a que los servicios prestados por el sistema financiero a sus clientes se haga más eficiente y no implique un incremento sustancial y sostenido de sus costos de logística y funcionamiento.

Desde el sector bancario saludan esta iniciativa debido a que varias de sus actividades se hacen más fluidas, tanto en las agencias como en el suministro a los cajeros automáticos.

Con la puesta en circulación de billetes de más alta denominación la reposición de efectivo en agencias y cajeros automáticos se hará más eficiente porque requerirá de menos frecuencias, con lo que se disminuyen los riesgos inherentes al traslado de dinero en efectivo en los vehículos blindados.

Esta medida también redundará en que exista una mayor disponibilidad en los dispensadores de efectivo, que en estos momentos se quedan frecuentemente sin dinero debido al elevado volumen de billetes que se necesitan para cubrir los montos de las transacciones.

Una queja continua de los usuarios son los largos recorridos que deben hacerse los fines de semana para “conseguir un cajero con plata”. Esta situación cambiaría con la medida que el BCV tomará en los próximos días para acompañar las medidas económicas recientemente adoptadas.

Otro ejemplo que ilustra la necesidad de la emisión de billetes de más alta denominación para adecuarse a las necesidades presenta la economía venezolana, es la operatividad de las estaciones de servicio a partir de la decisión del presidente Nicolás Maduro de elevar el precio de la gasolina de 91 octanos a Bs. 1 y la de 95 octanos a seis bolívares.

Con esta medida el volumen de efectivo y de billetes que se transará en las islas de las “bombas de gasolina” aumentará sustancialmente y con el actual cono monetario se complicará su manejo.

Los billetes de Bs. 2 y Bs. 5 eran los utilizados fundamentalmente para cancelar los montos de combustible, lo que cambiará con la nueva estructura que exhibe el sistema de precios de la gasolina.

Cuestión de inflación

La decisión de emitir billetes de mayor denominación está íntimamente ligada a la evolución del Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc) el cual registró un aumento significativo durante 2015.

Sin embargo, la aceleración de los precios no es un fenómeno que sea exclusivo del año pasado ya que la economía venezolana viene sufriendo de una fuerte presión de la inflación desde hace tiempo, colocándose siempre muy por encima de los promedios que registra este indicador en la región.

Al mirar las cifras oficiales del Banco Central de Venezuela en los últimos cuatro años vemos una tendencia sostenida al alza con una aceleración importante durante 2015.

El año 2013 cerró con una inflación de 56,2% que fue más del doble que la registrada en 2012 cuando se ubicó en 20,1%.

Para el año 2014 este indicador se ubicó en 68,5%. Las más recientes cifras publicadas por el instituto emisor indican que los precios durante el año pasado crecieron 180,9%, siendo este el nivel histórico más alto de este indicador, superando de lejos al 103% registrado en 1996.

¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador
Etiquetas Relacionadas




ATENCIÓN. No se permite la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o cualquier contenido que infrinja lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Antes de escribir tus comentarios lee las Normas de Participación en El Mundo.