• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

POLÍTICAS PÚBLICAS

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
Fogade en recta final de pagos tras mini crisis financiera de 2009-2010
A partir de octubre se pasará a una nueva etapa de la liquidación de los 11 bancos afectados en la mini crisis financiera de 2009-2010.

Fogade en recta final de pagos tras mini crisis financiera de 2009-2010
(Creditos: Archivo)

20/08/2012 06:37:02 a.m.|Zayda Pereira.-
Para ello hay que cerrar contablemente cada una de estas entidades, y así terminar de establecer a quién y cuánto se le debe.

En el primer trimestre del próximo año, se espera tener adelantada la liquidación con el fin de poder pagar a los entes públicos, y que Fogade recupere los Bs. 9.000 millones que ha invertido en este proceso, divididos en Bs. 3.300 millones en pagos de garantías (cobertura de depósitos de hasta Bs. 30.000 por cuenta) y Bs. 5.700 millones en acreencias (diferencia entre el dinero en cuenta y la garantía de Bs. 30.000).

Con el proceso de liquidación se obtendrán fondos adicionales de los bancos para culminar con la venta y desmontaje de activos -incluso de las carteras relacionadas-, recuperar carteras de crédito y solventar problemas legales.

El presidente del Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (Fogade), David Alastre, refirió que el 30 de septiembre de este año finaliza la prórroga de entrega de documentos para el cobro de acreencias, pago que deberá hacerse efectivo en los 45 días siguientes. El remanente se produjo por problemas técnicos con la data de los bancos, firmas conjuntas o porque los afectados no acudieron.

Por este concepto se han cancelado Bs. 5.300 millones y solo faltarían alrededor de Bs. 300 millones correspondientes a esta prórroga, de los que Bs. 25 millones son del Banco Federal.

En el proceso, que involucró a los bancos Canarias, Banpro, Real, Baninvest, Del Sol, Inverunión, Helm Bank, Bancoro, Casa Propia, Banvalor y Federal, se cancelaron por garantía Bs. 3.300 millones, lo que equivale a 81,43% de quienes tenían hasta Bs. 30.000 en las cuentas. Destacó el presidente del Fondo que los recursos estaban disponibles para cancelar el total de la garantía, pero por tratarse en ciertos casos de montos muy pequeños los interesados no la reclamaron.

En la relación de pagos de garantía de la banca aparecen como afectados en este proceso 1,8 millones de personas, sin embargo, solo acudieron a retirar sus fondos 484.807 depositantes.

"Esto se explica por una estrategia de la banca dirigida a mostrar que tenían muchos clientes al dejar abiertas las cuentas que eran cerradas, cuentas con entre 1 y 100 bolívares, lo cual no representaba ningún beneficio para los ahorristas, inclusive algunos ni sabían que esas cuentas existían. Banpro tenía más de 400.000 clientes de ese tipo y Bancoro, 160.000. Esto era una práctica generalizada".

A favor de los ahorristas

Alastre afirmó que las decisiones que se tomaron fueron en beneficio de los depositantes, "lo que evitó angustia en la población".

En primera instancia, se incrementó la garantía de 10.000 a 30.000 bolívares, con lo cual se pasó de cubrir 60% a 98% de los depositantes. Una segunda acción permitió que se pagara la garantía en la fase de intervención de la banca. De no haber sido así los ahorristas tendrían que haber esperado mínimo 90 días mientras se decidía la recuperación o liquidación de la entidad. Y como tercera medida se revirtieron las prioridades de pago cancelando en primer lugar a los sectores vulnerables como niños, adolescentes y mayores de 55 años, dejando en el último eslabón a la banca.

En ese proceso se ejecutaron cuatro o cinco modificaciones para facilitar los mecanismos de cobro, con más de 3.000 agencias de bancos públicos y privados cancelando los recursos en todo el país. También en el período se han logrado recuperar Bs. 1.377 millones en la cartera de crédito no cedida, esto se ha hecho mediante acuerdos con los acreedores de los bancos quienes a su vez tienen cuentas pendientes. En muchos casos se ha realizado un proceso similar al que tenían las entidades financieras para el cobro, actualmente se negocian los pagos y, si hay cuentas pendientes, se hace una compensación.

En este tema, se estudia vender esta cartera a la banca pública, tal como se hizo con el Federal (pasó al Banco de Venezuela) y con Casa Propia (al Banco del Tesoro).

Recordando la crisis financiera de 1994, Alastre aseveró que de los siete millones de afectados, la mitad se quedó sin cobrar, inclusive aún hay reclamos por ese concepto. "En aquel entonces el gobierno le dio prioridad de pago a la banca, que obtuvo los auxilios financieros y nunca los entregó a los ahorristas. Esa crisis costó al país 9.000 millones de dólares".

Recuerda que en el año 1994 Fogade tuvo que ser auxiliado vía fiscal con títulos que emitió y que fueron comprados por el Banco Central de Venezuela, deuda de más de un millón de bolívares (de la época), y que terminó de ser cancelada hace poco. 

"Hoy Fogade está solvente, soportó un aumento de garantías, pudo pagar las acreencias e inclusive les canceló en algunos casos a empresas públicas y otros bancos. Solo en dos instituciones que no tenían liquidez, Banco Federal y Bancoro, se tuvo que solicitar autorización al Gobierno para vender activos y con ello cubrir el pago a los ahorristas".

Los activos de Fogade

Muchos de los activos de la banca intervenida en 1994 pasaron a Fogade en dación de pago, contablemente se mantenía la acreencia y deuda a la vez, en ese caso hubo compensaciones y el fondo quedó con el control de algunos bienes. Con la actual ley de bancos, se establece que con autorización presidencial los activos de Fogade pueden transferirse a la República, sin que ello afecte el patrimonio del fondo, destacó Alastre.

"La nueva norma ha permitido la transferencia a la Misión Vivienda Venezuela de 1.500 apartamentos y 1,7 millones de metros cuadrados de terreno para la construcción de soluciones habitacionales. También fueron transferidas más de 400 obras para el Museo de Arte Contemporáneo, varias construcciones para la cadena de hoteles de Venetur, y lo que amerite ser utilizado en políticas públicas".

La banca actual

Para el presidente del Fondo de Protección Social para los Depósitos Bancarios, el sistema financiero no tenía control alguno en el pasado, mientras que ahora -señala- el sector está regulado por el gobierno, "lo que impedirá una nueva crisis financiera". 

Hoy en día "los indicadores son más satisfactorios, hay obligaciones con todos los sectores de la economía y hay estabilidad en las cifras, las cuales tienen un estricto seguimiento por parte de la Superintendencia de Bancos", afirmó Alastre.
¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador