diccionario de economía
 

POLÍTICAS PÚBLICAS

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
Solo 27,8% de los formales ganan más de tres salarios mínimos
La política salarial del Gobierno se convirtió en la norma mínima a cubrir y no como una referencia de base. Faltan empleos de calidad.

Solo 27,8% de los formales ganan más de tres salarios mínimos
La mayor cantidad de población empleada está en el sector comercio y servicios. (Creditos: Archivo)

06-06-2013 04:55:00 p.m.|Mariana Martínez Rodríguez.- Las políticas de aumento de salario mínimo han sido buenas en términos de porcentaje, pero en términos reales han quedado diluidas ante la falta de medidas que impulsen el desarrollo productivo sostenible de la economía del país. Lo que hace que el efecto de esos aumento apenas sirva para paliar los índices de inflación y las devaluaciones de la moneda. 

Hoy más de cinco millones de personas están en la informalidad y otros cinco millones del sector formal que representan el 72,14% ganan hasta dos salarios mínimos, y solo el 27,8% de la población formal ocupada hasta el segundo semestre de 2012 gana más de tres salarios mínimos. 

Los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) expresan que desde 1999 a 2012 son menos la cantidad de empleados formales que ganan hasta un salario mínimo.

Al mover la base en forma anual se ha impulsado que más personas ganen un poco más de un salario mínimo, a lo que se suma que por Ley estos trabajadores reciben ticket de alimentación, y algunos están incluidos en misiones sociales o programas de transferencia de recursos. 

Esta política aunque ha engrosado la base de los trabajadores que perciben remuneración mínima ha contribuido a disminuir los indices de pobreza, según el INE. 

Además el Gobierno homologó las pensiones del Seguro Social al salario mínimo, y llevó la cantidad de 300 mil pensionados a 2 millones 586 mil 549 pensionados a la fecha. 

Salario mínimo se convirtió en una política y no en una referencia

La socióloga Genny Zúñiga del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Ucab (Iies), señala que la razón por la cual la mayoría de los empleados del sector formal ganan entre uno y dos salarios mínimos, es producto de que el sector empresarial no está en capacidad de otorgar aumentos en función de las competencias del trabajador y su capacidad productiva, que es la forma como deben darse los incrementos en la remuneración y no por decretos gubernamentales

Zúñiga dice que si bien los incrementos en porcentajes han sido buenos, en términos reales no son aumentos que cubran las necesidades de los trabajadores. 

"El Gobierno ha implementado una política de salario que es mínima y básica para ser cumplida por el empleador, y no una política de referencia como lo es en otros países, de manera que los trabajadores no van a ganar mucho más de ese tope", dice. 

El INE, sin embargo, ha expuesto que según sus estudios la mayoría de los hogares tienen al menos dos personas que son sostén de hogar y ganan más del salario mínimo. 

Pero la experta además señala que cuando se revisan los niveles de salario mínimo y se dolarizan, entonces se nota aun más la perdida de la capacidad de compra del salario en los últimos años en el país. 

El economista Richard Obuchi agrega que las políticas de aumento de salario mínimo son medidas de compensación pero no crean en si mismas las posibilidades de tener un mejor empleo. "El Gobierno ha realizado 21 planes de empleo y no han logrado mejorar las condiciones del empleo, ni del trabajador, estas medidas son de beneficios corto plazo y no en función del crecimiento de la economía a futuro". 

Falta calidad en el empleo

El sector formal ha generado empleo y el Estado ha apuntado a esto, pero la calidad y estabilidad de los mismo no es buena

Zúñiga dice que si bien el sector formal ha generado puestos de trabajo, la remuneración es baja, dado que la clase de actividad económica donde se han abiertos estas ramas de comercio y servicios, en donde se ubica la mayoría de la gente sólo transando bienes. Eso está asociado al modelo económico de importaciones que ha potenciado el Gobierno.

Además de la política de auto generación de empleo con las cooperativas y asociaciones que se dispararon a partir de 2005. Pero Richard Obuchi agrega que este tipo de empleo logró no aumentar la base del trabajador público, pero igualmente dependen directamente de el. 

Estas se estancaron tras su arranque, hoy sólo son 199 mil personas las que están empleadas en cooperativas

"El gran crecimiento de las cooperativas se debió a que las compañías publicas tenían la obligación de contratarlas para los servicios, de manera que sustituyeron la contratación de más empleados públicos, pero estos igual dependen del Gobierno", dice Obuchi. 

Por lo que considera que la reducción de la pobreza que se muestra en las cifras oficiales va en relación directa con el crecimiento de la economía en los últimos años, en los programas de transferencia de ingresos y el tema laboral que incluye la remuneración. 

Pero asegura que para disminuir en forma efectiva y definitiva la pobreza, es necesario cambiar las condiciones que llevan a esa pobreza y entre eso está mejorar las condiciones laborales del país que está en niveles de subsistencia
 
Obuchi señala que el primer factor para mejorar el salario y disminuir la pobreza es que haya empleos de buena calidad, para eso se necesita una economía que genere empleos en manufactura en construcción. Pero el problema de la economía venezolana es que se sustenta en importaciones, y esto desplaza la creación de buenas fuentes de trabajo, lo que elimina o limita las posibilidad de que el trabajador crezca por experiencia o capacidades.

"Lo vemos en los resultados del PIB como la manufactura y la construcción cayeron, y crecen sectores que no son estables depende de que haya productos que son importados y que para traerlos hace falta tener divisas", señala el especialista. 
 
Por lo que considera que ese empleo generado en el sector comercio muy probablemente caiga al no haber productos que vender. "Hay una política de restringir las importaciones de $59.000 millones a unos $35.000 a $40.000 millones este año. Hacer esto sin que haya crecimiento económico de la economía significa reducir importaciones y reducir empleos".

Además indica que esto no le permite al trabajador terminar de contar con las herramientas que le permitan conseguir un mejor empleo.

Reducción de la informalidad 

Entre el mes de abril se registró una reducción de la población en la economía informal . Según cifras del INE entre abril 2012 y abril 2013 la informalidad se redujo en 1,5 puntos porcentuales, pasando de 5.073.958 (41,3) a 5.025.215 (39,8%) personas. 

El informe del INE expone que la mayoría se dio en el sector de patrones y empleadores, que migraron al sector formal. 

Zúñiga indicó que sólo una proporción muy pequeña de la población informal está por encima del salario mínimo, pero que en un estudio realizado en 2008 se evidenció que el 70% eran trabajadores precarios, sin beneficios. 

Aumentos nominales

TABLA

___________________

Quiénes son informales 

Los trabajadores del sector informal son aquellas personas que laboran en empresas con menos de cinco personas empleadas (incluido el patrono), servicio domestico, trabajadores por cuenta propia no profesionales: vendedores, artesanos, conductores, pintores, carpinteros, mecánicos, buhoneros y ayudantes o auxiliares que no son remunerados y trabajan 15 horas o más semanalmente (OIT). Un alto porcentaje de las personas que laboran en sector informal reciben los beneficios que ordenan las leyes y están registrados en la seguridad social por lo que se podría hablar de cierta calidad de trabajo decente y formalización del empleo.
¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador