diccionario de economía
 

Personalidades

Compartir en Facebook

Lecturas 952 lectura(s)


PERFIL | Laura Wasser: La abogada que pone fin a los cuentos de hadas
Divorció a Mel Gibson, Britney Spears, Christina Aguilera y Johnny Deep. Ahora la contrataron para terminar el matrimonio de seis hijos y altos dividendos de Angelina Jolie y Brad Pitt

 En 2013 publicó su libro titulado “No tiene por qué ser así: cómo divorciarte sin destruir a tu familia ni arruinarte”
En 2013 publicó su libro titulado “No tiene por qué ser así: cómo divorciarte sin destruir a tu familia ni arruinarte” (Créditos: Emen)

21-09-2016 09:31:00 p.m. | Mireglis Martínez.- En la oficina de la prestigiosa abogada Laura Allison Wasser llama la atención un gran letrero con la palabra “Fin”. Por el alto perfil de sus clientes y el alcance de sus demandas, ella es una de las profesionales más destacadas, y solicitadas, para emprender los divorcios de los famosos.

Wasser le ha dado final judicial a los matrimonios de Melanie Griffith y Antonio Banderas y Mel Gibson y Robyn Moore. También condujo el divorcio de Britney Spears, Kiefer Sutherland y Christina Aguilera, entre otros. Ahora es la encargada de llevar la demanda de divorcio, tras 12 años de amor y seis hijos, de la pareja más icónica del séptimo arte: Angelina Jolie y Brad Pitt.

Su tenacidad y habilidad para manejar las separaciones matrimoniales como una “transacción de negocios”, sumada a su larga lista de clientes de la gran pantalla, la han hecho merecedora del título de “La reina del divorcio”. 

La abogada de 48 años cobra por sus servicios profesionales US$ 850 por hora y pide un anticipo de US$25.000. Por lo que muy pocas veces representa a alguien con un patrimonio menor a los US$10 millones.

Negocio familiar

Nacida el 23 de mayo de 1968 en Los Ángeles, Estados Unidos, es hija de dos abogados. El más conocido de ambos es su padre, Dennis Wasser, quien fue el encargado de llevar las separaciones de Tom Cruise y Steven Spielberg, entre otros famosos.

Wasser cursó sus estudios secundarios en Beverly Hills High School. Además, hizo un año en la Escuela Americana en Suiza. Posteriormente, ingresó en la Facultad de Derecho de Loyola de la Universidad de California, en Berkeley, donde obtuvo el título de abogado en 1994.

Recién graduada, a los 26 años, se unió al negoció de la familia: la firma Cooperman & Carter, una de los más prestigiosas de Los Ángeles. El despacho se ha labrado su nombre sobre todo por su éxito en temas y demandas de derecho familiar.

El mismo año que ingresó a trabajar dio sus primeros pasos en el derecho civil: se encargó de su propio divorcio para separarse de su esposo español a quien conoció durante sus estudios universitarios.

Madre de dos hijos (de distintos padres) confesó en una entrevista que es “la persona menos indicada para dar consejos matrimoniales”. Esta declaración dio la vuelta al mundo y ocupó gran centimetraje en la prensa rosa. 

La rompebodas reconoció la importancia del amor para la construcción de relaciones de pareja perdurables. “Tengo una muy buena idea del amor”, dijo.

Sin embargo, afirma que “no está ahí para ofrecer apoyo emocional, sino para abordar cada caso como una transacción de negocios. Un terapeuta les cuesta a las parejas mucho menos que mis servicios ”, confesó.

Discreción ante el show

Los colegas de Wasser coinciden en que gran parte de su éxito en los polémicos casos con personalidades archiconocidas y multimillonarias, se debe principalmente a la calma que demuestra frente a las tempestuosas negociaciones económicas. También alaban su táctica para lograr que las parejas en pugna resuelvan amigablemente los detalles del acuerdo de divorcio en privado antes de registrar los documentos en los tribunales. 

Otros atribuyen su reputación a la gran discreción para representar a sus clientes. Al tratarse de divorcios de celebridades se debe minimizar sobremanera la atención de los medios de comunicación en cada caso. Huir de la prensa y no revelar detalles es fundamental.

Antes de encargarse del caso “Brangelina” representó al actor Johnny Depp en su amargo divorcio de la actriz Amber Heard. La separación, el pasado mes, se acordó en US$7 millones.

Informaciones relacionadas con: PERFIL | Laura Wasser: La abogada que pone fin a los cuentos de hadas

  • Aún no hay contenido relacionado a esta noticia.


¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador
Etiquetas Relacionadas




ATENCIÓN. No se permite la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o cualquier contenido que infrinja lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Antes de escribir tus comentarios lee las Normas de Participación en El Mundo.