• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

PERSONALIDADES

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
VIDEO | Wilmer Ruperti, El empresario que navega entre dos aguas
El magnate apoyó a los militares de la Plaza Altamira y la fiesta de 60 años de AD. Puso a la orden del Ejecutivo buques para romper el paro petrolero y dijo que a este país le faltaban "hasta 100 Chávez".

VIDEO | Wilmer Ruperti, El empresario que navega entre dos aguas
Wilmer Ruperti también es dueño del Canal I (Creditos: Archivo)

17/09/2012 07:51:00 p.m.|Ileana García Mora.-
A Wilmer Ruperti le gusta navegar entre dos aguas. Así confiesan fuentes cercanas a este empresario que reaparece, luego de que el diputado Juan Carlos Caldera revelara que un emisario suyo, llamado Luis Peña, ofreció Bs. 40.000 para su campaña por el Municipio Sucre .

Caldera acusó al dueño de Canal i  de tenderle "una olla" al grabar el momento en el que toma dos fajos de billetes, cada uno con Bs.10.000, como lo muestra un video difundido por el diputado del Psuv, Julio Chávez.

"Él lo graba todo. Graba a todo el que entra a su oficina", comentó una fuente cercana sobre el video tomado a Caldera, el segundo elaborado por Ruperti que sale a la luz pública. En 2007 el periodista de Reporte, José Rafael Ramírez, fue grabado por otro de sus emisarios en una supuesta solicitud de dinero para que dejara de publicar notas sobre sus negocios. Ramírez terminó sentenciado a tres años, aunque también alegó que fue una trampa tendida por Ruperti.

El oficialismo es una de esas aguas en las que se mueve el empresario. El magnate ha expresado su admiración hacia el presidente de la República y en una entrevista en su televisora, Canal I, se le escuchó decir que al Gobierno de Chávez "le hace falta 10 Chávez más, 20 Chávez más, 100  más".

La otra, es la oposición. Mientras que por un lado, Ruperti ponía a la orden del Ejecutivo sus buques y rompía con el paro petrolero de diciembre de 2002, por el otro, prestaba un apartamento en la torre Four Season a los militares disidentes que desde la Plaza Altamira pedían la renuncia de Hugo Chávez, según señaló una fuente cercana a sus negocios.

Mientras que por un lado financió la celebración de los 60 años del partido Acción Democrática en 2001, por el otro, apoyaba a Gustavo Pérez Issa, ex gerente del departamento de Previsión y Control de Pérdidas, de la ya "roja rojita" Petróleos de Venezuela ( Pdvsa ). "Pérez Issa era protector de Wilmer Ruperti", asegura la fuente. 

Ruperti le tendió la mano a Pérez Issa con una de las cuatro parcelas que compró en la urbanización Sococaima, en La Trinidad. Ahí vivió Ruperti. Luego se casó con la actriz Anastasia Mazzone y establecieron residencia familiar en Miami. Otra fuente aseguró "él está allá y aquí, pendiente de sus negocios y sobre todo de la petrolera Global".

El matrimonio (21 de mayo de 2010) celebrado en uno de los salones del hotel Ritz-Carlton Key Biscayne, en Miami, (EEUU) fue una exhibición del lujo que puede darse un empresario  que desarrolló un emporio naviero valorado en 1.400 millones de dólares, según él mismo comentó a la revista Poder y Negocios en septiembre de 2008.

Recorte

Quienes lo conocen aseguran que Wilmer Ruperti está recortando gastos. Este año, Ruperti se dejó ver haciendo algo fuera de lo común: tomar un avión comercial.

El pasado 20 de julio, Wilmer Ruperti y su esposa, Anastasia Mazzone, viajaron por Air France a París en donde viven  su suegra y  cuñada.

Anna María Mazzone Macías, gemela de Anastasia Mazzone Macías, abrió el restaurante B612, que sirve Sushi en la ciudad luz. Ahí, los comensales pueden tomar asiento en las sillas que llevan nombres de estrellas de cine como Mónica Belucci, Meryl Streep, Julia Roberts. También hay una silla -justo al lado de la de Glenn Close- que lleva el nombre de su hermana, Anastasia. Es de las pocas cosas que comparten las Mazzone en redes sociales.

La revelación de Caldera deja ver una faceta menos conocida de Ruperti y desplaza la imagen filantrópica que ha tratado de construir el empresario a punta de inversión en relaciones públicas -manejadas por Morrisey&Company, ubicada en Boston, Estados Unidos- y la donación de $100.000 a un fondo para reconstruir Haití, el aporte de Bs. 50 millones en labores sociales y el programa de becas para desarrollar competencias navieras en jóvenes. 



¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador