diccionario de economía
 

Sociales

Compartir en Facebook

Lecturas lectura(s)


Desayunar poco o nada duplica el riesgo en problemas cardiovasculares
Un estudio del Cnic con más de 4.000 personas demuestra que la primera comida del día regula la ingesta de consumida el resto del día

Hacer un desayuno energético previene la aparición de enfermedades cardiovasculares
Hacer un desayuno energético previene la aparición de enfermedades cardiovasculares (Créditos: CNIO)

13-10-2017 01:03:00 p.m. | Emen.- Si quiere perder peso y mantener su corazón y cerebro en forma, no vuelva a saltarse el desayuno. Un estudio español con más de 4.000 personas, liderado por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (Cnic), ha demostrado que hacer un desayuno energético previene la aparición de enfermedades cardiovasculares. 

Por el contrario, no desayunar o hacerlo mal -salir de casa con un café bebido o tomar menos de cien calorías- puede duplicar el riesgo de lesiones ateroscleróticas.

No es la primera vez que un estudio científico muestra la importancia de la primera comida del día. Otras investigaciones habían demostrado previamente que saltársela podía favorecer la obesidad, la diabetes y otros factores de riesgo cardiovascular

Sin embargo, es la primera vez que se observa la relación de esta ingesta con la salud de las arterias, cuando la enfermedad empieza a gestarse de forma silenciosa en el interior de los grandes vasos.

Un estilo de vida más saludable

De las 4.000 personas estudiadas, solo el 20 por ciento tomaba un desayuno apropiado con alto valor energético (menos del 20 por ciento de las calorías diarias); el 70 por ciento un desayuno de bajo valor energético (entre 5 y 20 por ciento de las calorías diarias), y un 3 por ciento desayunaba muy poco o nada y apenas invertía cinco minutos en su desayuno, no tomando nada o bebiendo solo un café o un zumo.

Curiosamente, los que desayunaban menos eran también los que tenían un estilo de vida menos saludable: fumaban, no hacían ejercicio, tenían sobrepeso y picoteaban entre horas. 

Esto no es casual, explica a ABC Valentín Fuster, director del Cnic y autor del estudio. «El que no desayuna termina comiendo más a lo largo del día y de una forma irregular. Tiene más colesterol y más tensión arterial. Creemos que el desayuno pone en marcha un reloj en el hipotálamo que regula el resto de la ingesta diaria. Por eso, el que desayuna bien, se sacia y ya no necesita comer mucho más tarde», cuenta Fuster.


El Economista-Ripe

Informaciones relacionadas con: Desayunar poco o nada duplica el riesgo en problemas cardiovasculares



¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador
Etiquetas Relacionadas




ATENCIÓN. No se permite la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o cualquier contenido que infrinja lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Antes de escribir tus comentarios lee las Normas de Participación en El Mundo.